Comparte ese artículo

Las compras online se han incrementado un 59% respecto al año pasado. Las mejoras en usabilidad web y en aplicaciones para móviles permiten a los clientes realizar sus pedidos de forma más intuitiva y cómoda desde su Smartphone. Este uso cada vez más frecuente de aparatos electrónicos en los procesos de compra obliga al usuario a extremar las precauciones durante el proceso de pago para no acabar siendo víctimas de una estafa.  El impulso desenfrenado al consumismo puede en muchas ocasiones cegarnos ante las trampas tendidas por los cibercriminales por eso conviene tener en cuenta esta serie de consejos básicos.

 

6 consejos para asegurar transacciones online

Compra en webs fiables: presta especial atención al dominio web que debe incorpore el icono de candado cerrado, un símbolo nos confirma que nos encontramos en una dirección URL segura. También debemos tener en cuenta que el site se base en el protocolo “https” sin prescindir de ninguna de estas letra ni repetirse.

Evita enlaces de correos y anuncios: cada vez es más frecuente recibir vía correo electrónico ofertas o descuentos muy atractivos. Debemos ser frívolos y no dejarnos llevar por estas tentaciones eliminando inmediatamente estos emails y señalándolos cómo spam. En caso de duda o querer cerciorarnos sobre su veracidad, podemos comprobar la oferta dirigiéndonos nosotros mismos a la página web del anunciante al objeto de contrastar la información evitando caer en una estafa por phishing“.

Wifi segura: Es muy importante navegar con seguridad y no realizar transacciones en lugares públicos como centros comerciales o grandes superficies. En estos lugares se produce una gran la transmisión de datos que pueden ser captados fácilmente por hackers o ciberdelincuentes.

Mejor con antivirus: En el proceso de compras online transferimos información muy valiosa tanto de carácter personal como de seguridad por lo que conviene tener instalado y actualizado un buen software que garantice el bloqueo de contenido malicioso o nos alerte ante un posible fraude.

Las cosas claras: En el proceso de compra debemos revisar la política de privacidad de la tienda online. Esta información debe estar mostrarse en un lugar visible y estar actualizada. Se trata de datos relativos al proceso de devolución, cambio, garantía, protección de datos…

Revisa tus movimientos: El método de pago a través de estas plataformas se efectúa prácticamente al instante. Una vez efectuado el proceso de compra debemos revisar que dicho importe se corresponda con el cargo efectuado. Un buen control de los movimientos permite bloquear a tiempo un posible fraude. De observar algo sospechoso debemos comunicarlo inmediatamente a nuestra entidad y proceder a la anulación de nuestra tarjeta.

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí