Concesión del TIP de vigilante de seguridad al personal de Tropa y Marinería

3
- Publicidad -
Comparte ese artículo

El presidente de la mayor Asociación Profesional Militar de Tropa y Marinería, la Unión de Militares de Tropa-UMT, responde a la carta de ANVISEPRI, Asociación de Vigilantes de Seguridad privada, donde expresaron en este mismo medio quejas por la concesión de la TIP al personal de Tropa y Marinería

Soy Francisco Bellón, Cabo de Infantería de Marina y, presidente, de la Unión de Militares de Tropa-UMT, en la actualidad la mayor Asociación Profesional Militar de personal de la Escala de Tropa y Marinería, y una vez leída la opinión que vierte en el diario digital h50 sobre el denominado “Intrusismo” de los Militares en el ámbito de la Seguridad privada, quiero que le ponga cara al que en estas líneas le va ha contestar sobre las opiniones ya mencionadas.

El motivo por el que escribo estas líneas no tienen como destino el crear una polémica, o entrar en una dinámica de “dimes y diretes”, sino que por el contrario la intención principal es la de solicitarles que, de la misma forma que públicamente han menospreciado a todo un colectivo, el de la Escala de Tropa y Marinería y a los Reservistas de Especial Disponibilidad RED, públicamente pidan disculpas a estos colectivos mencionados a los que se dirigen mencionándolos como “usurpadores” entre otras lindezas, e invitarles a que, de un modo u otro, dirijan y orienten sus esfuerzos a buscar un convenio colectivo que cubra las necesidades de sus asociados y compañeros, haciendo un ejercicio de reflexión de sus propias palabras y busquen cuál es el motivo por el que las empresas o las administraciones buscan habilitar a personal militar (más que de sobra cualificado), para trabajar en el sector al que usted se dedica, el de la seguridad privada.

Podría empezar hablando de la legislación 8/2006 y lo que se rige en la mencionada Ley, que no Orden o Real Decreto, como son las convalidaciones tanto de la formación como de la experiencia profesional adquirida durante la estancia en las Fuerzas Armadas, las titulaciones contempladas en la mencionada Ley, el derecho a plazas reservadas en organismos públicos, el reconocimiento del tiempo permanecido en las FAS como merito a lo hora de optar a un puesto de trabajo y que con gran esfuerzo y trabajo Asociaciones como la nuestra UMT, hemos logrado que poco a poco se vayan cumpliendo pese a que el Ministerio de Defensa y Organizaciones como la suya se oponen a ello.

Citando sus palabras publicados en el artículo “pensamos que no deberían querer usurpar una profesión como la de vigilante y que sería un intrusismo hiriente para unos profesionales que ejercen unas de las tareas más ingratas y precarias”, me debo en la obligación moral, profesional y, por lo que me han elegido representar, decirle que cuando su colectivo usó el derecho constitucional de Huelga, en museos militares, bases, acuartelamientos o incluso en lugares de “especial relevancia” como la residencia de Moncloa, su asociación no se quejó de “intrusismo” ni de “usurpación” cuando sus puestos fueron ocupados por personal militar y especialmente por personal de la Escala de Tropa y Marinería. En esos momentos por lo que parece no existían ni el intrusismo ni la usurpación, al igual que es parecido, cuando el personal militar ha estado instruyendo a los miembros de seguridad privada para poder embarcar en los atuneros. Cero quejas.

Pero al margen de entrar en un debate, en el que nuestro Ministerio, como vosotros decís, o dais a entender, es el culpable de la situación actual de la Tropa y Marinería, la cual podría suscribirla en gran parte, le diré qué, sin ánimo de parecer repetitivo, hagan autocrítica y valoren porque las empresas buscan personal militar o ex militar, y de igual modo, que respeten, a los miles de compañeros de seguridad privada, que son Reservistas Voluntarios y que, de los que nos sentimos enormemente orgullosos de contar con ellos en nuestras filas trabajando codo con codo juntos y, aprendiendo los unos de los otros.

El Militar de Tropa y Marinería o Reservista de Especial Disponibilidad RED que adquiere la TIP de Vigilante Seguridad, lo hace porque ha sido habilitado en el cumplimiento de su trabajo y obviamente porque tiene la formación adecuada y acreditada para que se le dé la TIP, al margen de sus críticas infundadas y sin justificación. No entendiendo este ataque frontal ante el colectivo militar y por ejemplo no critica o se queja de aquellos ciudadanos que a través de una academia de formación adquieren un certificado profesional que les habilita en las mismas condiciones que el personal que ha superado un examen, pero estos previo pago de la formación adquirida.

El militar, adquiere unos condicionantes como agente de la autoridad en el desempeño de sus funciones, no porque seamos los más guapos, deportistas o profesionales que no lloran sin renunciar a lo que les corresponde, los adquiere al estar altamente capacitados gracias a la formación continua recibida, al constante desarrollo diario de esos cometidos.  Por eso mismo, sin querer entrar en debatir aspectos jurídicos, al igual que he evitado hablar de la Ley 8/2006 para aligerar la comprensión jurídica y lectora que han demostrado en su queja, les remitiré simplemente a lo contemplado en la titulación de Técnico Militar en Seguridad y Defensa o en su lugar, que vean, que hagan por saber, cuántos profesionales de las Fuerzas Armadas, tienen mayor titulación o conocimientos de los que acaban de demostrar o simplemente habilitaciones como Directores de Seguridad o jefes de Seguridad, desarrollando labores habituales como escoltas, traslados de munición o explosivos, de material “delicado” o control de accesos a bases, aeronaves y edificios de alta peligrosidad. Le aseguro, que la Tropa y Marinería estamos altamente capacitados y cualificados para el desarrollo unas funciones que, asociaciones como la suya, no han sabido, o no quieren más bien, defender y profesionalizar una profesión en la que hoy por hoy cada vez más se precisa mayore especialización. Le recuerdo que, nosotros, los militares, pasamos pruebas físicas y medicas todos los años en lugar de adquirir una TIP para toda la vida.

Por eso mismo, les invito a que se retracten de sus palabras y pidan disculpas tanto a sus compañeros que sirven en las Fuerzas Armadas como Reservistas Voluntarios como al colectivo Militar, un colectivo profesional del que no cabe duda su abnegación, profesionalización y espíritu de sacrificio para desempeñar cualquier tarea por “ingratas o precarias” que sean, sin dejar de defender lo que nos corresponde por Ley.

Para finalizar y por eso no más importante, la denominada por usted como “esa paguita de 600€”, no es más que una asignación por disponibilidad permanente para el servicio, así como por haber servicio a nuestro país una vez que el profesional de Tropa y Marinería deja el servicio activo y se hace Reservista de Especial Disponibilidad y que está enmarcada dentro de la Ley, si, digo Ley 8/2006 que regula nuestra profesión.

Francisco Bellón. Presidente de la Asociación UMT y director de seguridad habilitado.

3 COMENTARIOS

  1. Soy Vigilante de seguridad desde hace 25 años, orgulloso cumplí mi servicio militar en el GOE, y en más de una ocasión me arrepentí de no haber continuado en el ejército ya que entré en este sector muy joven. Todos conocemos la problemática de muchos militares de tropa profesional para incorporarse al mercado laboral al regresar a la vida civil, este es un sector abierto a todo el mundo, lo hemos visto en épocas de crisis. Que mejor forma que agradecer su labor a estos militares que recibirles con los brazos abiertos, palabras como las de la asociación ANVISEPRI me avergüenzan y no me representan como profesional. Tenéis todo mi respeto, os lo habéis ganado, por mi parte siempre seréis bienvenidos.

  2. Menos mal que no representan a la mayoría de los vigilantes, Soy vigilante, si señor como la copa de un pino y orgulloso de serlo. Soy responsable de servicio, también si señor, el último compañero que contraté a sido un militar, saben ustedes? Un verdadero profesional que le da mil vueltas a muchos vigilantes que se creen que lo saben todo y no tienen ni pajotera idea.

    Ojalá tenga la oportunidad de tener más.
    Según ustedes es mejor pagar 500 600 € a una academia y te den un certificado de profesionalidad con el que puedan trabajar así nos va, de dickens a luchar porque tengamos verdaderos profesionales en este sector y no a denigrar el trabajo de personas que estamos mucho mejor formadas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí