Balística de la Guardia Civil respalda la versión del policía investigado por la muerte de un prófugo colombiano en Cáceres

La familia del fallecido acusa a uno de los policías nacionales de homicidio apoyados por un informe pericial que el grupo de Balística de la Guardia Civil ha determinado, a través de las pruebas existentes, no darle ninguna credibilidad

11
Guardia Civil
Comparte ese artículo

El informe del grupo de Balística de la Guardia Civil no ha podido determinar el arma de la cual salió el proyectil que causó la muerte del prófugo colombiano, Hernando Jean Paul Sierra Quintero, fallecido durante una persecución policial el 2 de marzo de 2018 en Cáceres, al no encontrarse la bala que atravesó su cuerpo. 

Fuente PN/ Archivo

Los hechos tuvieron horas después de que el preso se fugara de la Audiencia de Cáceres, donde iba a ser juzgado por un delito. Hernando andaba con muletas, simulando una lesión en la pierna, para que agentes que lo custodiaban bajaran la guardia y poder escapar con más facilidad.

El delincuente colombiano, que atesoraba un amplio expediente delincuencial, sería localizado en una urbanización a medio construir de la ciudad de Cáceres por agentes de la Policía Nacional y Policía Local que procedieron a darle el alto. En ese momento se iniciaría una persecución a pie, toda vez que el fugado arrojaba piedras a los policías, hiriendo a uno de ellos.

La Guardia Civil no pudo determinar el arma de la cual salió el proyectil que causó la muerte del prófugo colombiano al no encontrarse la bala

Tres de los agentes desenfundaron sus armas, realizando varios disparos intimidatorios al aire,  dada la peligrosidad del prófugo. Desafortunadamente, y por causas que no se han podido determinar, uno de los proyectiles atravesaría mortalmente el cuerpo del fallecido, perforándole un pulmón.

La Guardia Civil, en su informe balístico, no descarta un disparo fortuito ateniendo a la trayectoria de entrada y a que lo agentes se encontraban en movimiento y en un alto estado estrés. La bala que acabó con la vida de Hernando, no pudo ser encontrada por lo que los especialistas de Balística no han podido determinar a qué pistola correspondía el proyectil causante de la muerte.

Insiste la Guardia Civil en que posiblemente fue un disparo que se realizó en movimiento, «y por lo tanto pudiera existir la posibilidad de que este se produjera de manera fortuita»

En cualquier caso, Balística de la Guardia Civil no da credibilidad al informe encargado por la familia del fallecido, que acusaba a uno de los policías nacionales de efectuar el disparo mortal en una posición rígida, con el arma a la altura de la cadera, y asegura que se trató de un tiro intencionado y dirigido, descartando un disparo accidental.

Los especialistas el Instituto Armado recalcan que el proyectil que causó la muerte realizó una trayectoria ascendente, «por lo que la boca de fuego del arma debería estar a una altura inferior a la del orificio de entrada, teniendo en cuenta que la víctima estuviese erguida y el arma apuntando hacia arriba».

La versión del agente investigado, compatible con lo descrito en el informe pericial efectuado por la Guardia Civil,  asegura que disparó al aire, pero que en un momento se cayó y se le escapó un disparo sin poder determinar si ese fue el disparo que hirió mortalmente al perseguido.

Su defensa solicita el archivo de la causa dado que, de haber sido ese disparo el causante de la muerte, «fue un hecho totalmente fortuito».

11 COMENTARIOS

  1. Los Médicos Forenses que llevan el caso del Policía Nacional investigado por la muerte del preso en Cáceres son concluyentes: Manifiestan que el informe pericial de parte de la acusación particular de la familia del preso fallecido es FALSA, basado todo el informe en PREMISAS FALSAS, por lo que dicho informe NO TIEME QUE SER TENIDO EN CUENTA POR LA AUTORIDAD JUDICIAL, secundado todo ello por los expertos balísticos de la Guardia Civil.

  2. Menuda vergüenza!! Injusticia un delincuente huye forcejea con nuestras fuerzas se seguridad y encima imputan al policía, increíble

  3. Claro y rotundo en el informe y más sin tener la bala que causó la muerte.es imposible determinar quién o de qué pistola salió ese disparo sin tener una bala .bravo por la guardia civil en su informe al igual que archivo del caso y reconocimiento para ese policía que arriesgó su vida y tuvo que ser intervenido quirúrgicamente .

  4. Todo mi apoyo a ese policía que lleva 2 años sufriendo sólo por haber hecho bien su trabajo y cumplir con lo que la sociedad espera de él, que persiga a los criminales. A ver cuándo la justicia de este país deja de defender a los delincuentes y se pone del lado de los perjudicados.

  5. Es increíble!! Que injusticia, nuestra policía totalmente indefensos ante los delincuentes, era un preso y se escapó y fircejeo con un policía y encima le imputan a él, parece ficción, espero k se haga justicia

  6. No se puede arruinar la vida de un hombre bueno que libra a la sociedad de un hombre malo. Dos años ya pendiente de un juicio que te puede llevar a la cárcel? Qué creéis que hará el siguiente policía de esa comisaría que se enfrente a un sicario? Mirar para otro lado.
    Libertad y medalla. Quien mata, quien delinque, quien se fuga, debe asumir la responsabilidad de sus actos, y también que puede haber consecuencias.

  7. La asunción del riesgo debe ser una institución jurídica muy complicada de calificar en abstracto y aplicarla al caso concreto. Un ejercicio intelectivo demasiado complicado para los agentes que intervienen como órgano instructor. Hay un muerto debe haber un culpable, todas las demás consideraciones son irrelevantes. ¡¡¡Venga a seguir votando lo mismo!!!

    • La verdad sólo tiene un camino. El informe pericial encargado por la familia es absurdo e interesado. La entrada y salida del proyectil determina claramente que fue un disparo ascendente y por lo tanto accidental. Archivo de la causa y reconocimiento al agente por atrapar a un fugitivo peligroso.

  8. Y aunque doctores tiene la iglesia, tengo la impresión de que algo falla.
    No me parece de recibo, que, por cumplir con las funciones propias del cargo y en defensa del ciudadano, siga en calidad de imputado a pesar de los informes.
    Causa inquietud e inseguridad, aún siendo ajeno al asunto.
    Lleva dos años de condena sin haber sido condenado.
    Estos asuntos pasan factura a todos los niveles físico y psíquico.
    Incluido, lamentablemente, el familiar.
    Mucha fuerza.

  9. La empecinación de la justicia en buscar la vuelta de tuerca para castigar al agente cacereño, a pesar de que hasta la Guardia Civil defiende la inocencia del Policía, sólo demuestra el encono que tienen hacia las FFCCSS y la vengativa caza de brujas hacia quienes realizan su trabajo dentro de la legalidad.
    Lamentable espectáculo están dando, y está costando la salud emocional del afectado.
    Que lo dejen en libertad ya y acabe este calvario para él

  10. Si no se ha encontrado la bala como vas a acusar a nadie si ha habido varias armas disparando, hasta se podría dar el caso de que una persona desconocida y que no se haya encontrado lo haya realizado. Además, si el fallecido organizo todo eso para fugarse un santo no era, seguramente sería muy peligroso y por eso irían con las armas en la mano y una caída y un disparo fortuito es más que probable.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí