Así es el método del hilo invisible detectado en robos en viviendas

0
- Publicidad -
Comparte ese artículo

Durante los últimos meses se ha detectado un aumento del número de robos en viviendas. Principalmente, en accesos a segundas residencias o en domicilios principales cuyos moradores se ausentan durante desplazamientos prolongados, ya sea por motivos vacacionales o por cuestiones de teletrabajo.

En las últimas operaciones policiales han detectado el uso de un método prácticamente indetectable para entrar en los hogares. Los cuerpos policiales ha alertado en varias ocasiones a los ciudadanos sobre este procedimiento por pasar realmente desapercibido. En este reciente sistema, los delincuentes recurren al uso de pegamentos o siliconas para colocar un fino hilo entre el marco y la puerta.

Las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad han notificado varios casos de este nuevo sistema que tiene como objetivo detectar el movimiento en una casa. Es decir, si la puerta se ha mantenido inmóvil durante un periodo temporal concreto. Principalmente, se debe prestar especial atención a fines de semana, festivos o puentes donde los moradores son más propensos a ausentarse de su domicilio.

El fino hilo se instala en la zona inferior o superior del marco en contacto directo con la puerta. A continuación, los delincuentes regresan al lugar y al observar que éste permanece intacto se aseguran que en las últimas horas o días nadie ha entrado o salido de la casa.

El material usado es apenas imperceptible, de color blanquecino y de entre tres a cuatro centímetros. Se trata de una variante de otros métodos clásicos como los fragmentos de plástico en los cantos de las puertas o trozos de papel que extraen de propia publicidad del buzón y se inserta en la holgura de la puerta.

En caso de detectarse esta o cualquier otra variantes, ya sea el morador o no de la vivienda, el testigo de los hechos debe notificar lo sucedido a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad efectuando llamada al 091, 092 o 062 o directamente a las dependencias policiales que competan. Ante un aviso de estas características, los agentes activarán el protocolo correspondiente para impedir el robo desplegándose en las inmediaciones.

Otra medida para frenar a los delincuentes suele ser la instalación de bombines de seguridad en la puerta o recurrir a una alarma. Ambos suelen convertirse en buenos aliados para evadir la acción de estos de este tipo de actos delictivos. Unos sistemas que han crecido con los confinamientos y las restricciones de movilidad, ante el miedo de que alguien ajeno al hogar entre de manera ilegal en una vivienda.

Autor: Jose M Puig | Miembro FFCCS, graduado en comunicación 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí