Antiviolencia propone una sanción de 150.000 euros al Real Betis Balompié y la clausura temporal al público de su estadio durante un mes

0
- Publicidad -
Comparte ese artículo

La Comisión Antiviolencia ha acordado proponer también otra sanción grave de 60.001 euros y prohibición de acceso a los recintos deportivos por un período de cinco años al aficionado identificado del equipo local -miembro de un grupo radical y violento- por lanzar un objeto al terreno de juego que impactó en la cabeza de un jugador del Sevilla FC.

La Comisión Estatal contra la Violencia, el Racismo, la Xenofobia y la Intolerancia en el Deporte condena los graves incidentes ocurridos en San Sebastián / Donostia cuando una serie de aficionados apedrearon el miércoles al autobús del Club Atlético de Madrid SAD.

Antiviolencia felicita al CF Fuenlabrada por tomar la firme decisión de expulsar de la grada de animación de su estadio a la peña “Old School Fuenlabrada”, tras los últimos incidentes y comportamiento de sus miembros en el interior del estadio.

La Comisión Permanente de la Comisión Estatal contra la Violencia, el Racismo, la Xenofobia y la Intolerancia en el Deporte ha acordado proponer una sanción muy grave al Real Betis Balompié de 150.000 euros y la clausura temporal al público de su recinto deportivo por un período de un mes tras los gravísimos incidentes ocurridos durante el partido de Copa del Rey Real Betis Balompié – Sevilla FC celebrado el pasado sábado 15 de enero, en Sevilla –declarado de alto riesgo por esta Comisión– y en el que además el árbitro decidió suspender el encuentro tras el lanzamiento desde la grada de animación del equipo local de una “barra hueca de PVC de 76 cm de longitud y unos 18 mm de diámetro”, que cayó en el terreno de juego e impactó en la cabeza de un jugador del Sevilla FC, que tuvo que ser trasladado a un centro médico con un traumatismo craneoencefálico.

La Comisión Estatal contra la Violencia, el Racismo, la Xenofobia y la Intolerancia en el Deporte recuerda tanto al Real Betis Balompié como al resto de los clubes deportivos que “es condición de acceso en el estadio no introducir, portar o utilizar cualquier clase de objeto que pudiera producir los mismos efectos que un arma o incurrir en conductas violentas, además son condiciones generales de permanencia en el recinto deportivo no practicar actos violentos, y en particular, no agredir ni alterar el orden público y no lanzar ninguna clase de objetos”, algo que no sólo no evitó el Real Betis Balompié, sino que tampoco puso los medios necesarios para resolverlo.

El lanzamiento de este tipo de objetos supone un riesgo real y grave tanto para los jugadores como para el resto de las personas que se encuentran en el interior del estadio y, por ello, se insta a los dirigentes de los clubes a que controlen el acceso y permanencia en sus recintos deportivos para evitar situaciones como las ocurridas el pasado sábado 15 de enero, en Sevilla.

Antiviolencia ha acordado esta propuesta de sanción muy grave porque el Real Betis Balompié SAD ha sido propuesto en los últimos años para sanción por hechos contrarios a la Ley 19/2007 en otras 10 ocasiones anteriores por deficiencias en las medidas de control de acceso y permanencia de espectadores en el recinto deportivo, la última de ellas, en la temporada 2019-2020, por falta grave, con una propuesta de sanción de 30.000 euros, por incumplimiento de las medidas de seguridad, gestión deficiente del libro de registro de seguidores y apoyo de actividades o a peñas contrarias a lo estipulado en la vigente ley del deporte.

Asimismo, la Comisión Antiviolencia ha acordado proponer también otra sanción grave de 60.001 euros y prohibición de acceso a los recintos deportivos por un período de cinco años al aficionado identificado del equipo local -miembro de un grupo radical y violento- por lanzar un objeto al terreno de juego que impactó en la cabeza de un jugador del Sevilla FC.

Por otro lado, la Comisión Estatal contra la Violencia, el Racismo, la Xenofobia y la Intolerancia en el Deporte quiere condenar los graves incidentes ocurridos en San Sebastián / Donostia cuando una serie de aficionados apedrearon el miércoles al autobús del Club Atlético de Madrid SAD con gran riesgo para la integridad física de los jugadores, conductor del autobús y cuerpo técnico que iban en su interior.

En este sentido, la Comisión Antiviolencia insta a los clubes de fútbol a que rebajen el tono y el clima de crispación en las declaraciones que realizan tanto los jugadores como el cuerpo técnico con el fin de evitar que se produzcan actos violentos. Antiviolencia señala que hechos como éstos y otros que están sucediendo últimamente con motivo de un espectáculo deportivo son “intolerables, denigrantes, totalmente rechazables y condenables y no pueden volverse a repetir”.

Además, la Comisión Antiviolencia recuerda que todavía estamos inmersos en una pandemia y que se deben cumplir con todas las medidas sanitarias establecidas en España por las autoridades competentes en los recintos deportivos.

Finalmente, la Comisión Antiviolencia quiere felicitar al CF Fuenlabrada por tomar la firme decisión de expulsar de la grada de animación de su estadio a la peña “Old School Fuenlabrada”, tras los últimos incidentes y comportamiento de miembros de esta grupo que, como ha señalado el CF Fuenlabrada en un comunicado oficial, “están en las antípodas de los valores del deporte que se quieren fomentar desde este Club (unión, respeto, tolerancia) y se han superado todos los límites que no se pueden traspasar en una grada de un estadio de fútbol”.

La Comisión Antiviolencia anima al resto de clubes de fútbol a seguir este magnífico ejemplo no solo por el bien del club y del resto de aficionados sino por la integridad, la dignidad y los valores que representa el deporte.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí