Comparte ese artículo

“Imaginaros, por un momento, un convenio de seguridad privada a la altura de las necesidades profesionales y de las necesidades de los modelos de seguridad privada europea. Sabemos de ante mano, que la situación del sector es dura y adversa. Y conocedores, de que se les hincha el pecho al decir que tenemos los vigilantes de seguridad mejor preparados de toda Europa, con salarios que roza lo ridículo, medios tercermundistas y sin una ley protectora ante las agresiones gratuitas, denigrándote hasta la presunción de veracidad.

Recibe las noticias de h50 en tu WhatsApp
Pincha en esta fotografía, sigue las instrucciones y únete a h50, el Digital número uno en sucesos, actualidad policial, seguridad y emergencias

Ante esa falta de factores que menosprecian esta profesión y ante la falta de escrúpulos de la Asociación Profesional de Compañías Privadas de Servicios de Seguridad (APROSER), nace: “me gustan los catalanes por que hacen cosas“.  El sindicato mayoritario de Catalunya (ADN Sindical) tiene entre ceja y ceja el empeño de un convenio autonómico de seguridad privada. Mientras otros sindicatos, sin contar con los mayoritarios, se pelean por las migajas de un convenio nacional inservible, precario y desleal.

¿Alguien se ha preguntado por qué carajos cobramos 20€ de plus de peligrosidad? ¿Acaso esto no es un insulto a la profesión y al que lleva la placa en el pecho?

Bien, ante esta falta de interés general por parte de instituciones y las asociaciones empresariales haciendo su agosto, llega una solución el convenio autonómico. Algunos creerán que estamos locos que es dividir el sector, que todos somos iguales, que esto es una patraña, etc.

La implicación de un convenio autonómico ya no solo es garantizar un sueldo digno y no esclavo de horas extras o de cobrar un plus del cliente. Un profesional bien preparado, con aptitudes y actitud, conocimientos y motivación requiere de un coste para los contratantes. Que hoy en día no se obtiene si uno no le dedica su tiempo libre y aporta de su propio bolsillo.

Tal es la magnitud y la importancia de la seguridad privada española que los primeros en verlo fueron Catalunya uniéndose a otras comunidades, como País Vasco o Galicia, que están a favor de aprovechar un “ejército” de 90.000 uniformados complementarios y auxiliares de las FFCC.

Como conclusión opino, que no debemos caer en el error de: “más vale malo conocido que bueno por conocer”. Es una oportunidad innovadora que se puede y requiere estudiar, una oportunidad de profesionalizar un sector a la baja, e imprescindible en estos tiempos.”

Artículo de @V_DE_SEGURIDAD1@V_DE_SEGURIDAD1 para h50 Digital Policial

“Seguridad privada en transporte públicos”

5 COMENTARIOS

  1. Soy vigilante de seguridad y no comparto que no se nos reconozca como AUTORIDAD de las fuerzas y cuerpos de seguridad del estado y seamos a día de hoy unos simples auxiliares que le facilitamos bastante trabajo arriesgado a las fuerzas y cuerpos del estado cuando nos comemos todos los marrones y encimas mal pagados . No es justo 👮🤧😵

  2. Es una evidencia que el artículo no tiene ningún fundamento.
    Es transladar la política al sindicalismo.
    ¿Que hace pensar que la parcelación del movimiento sindical los hará mejores?
    Este movimiento lo activan las ínfulas de superioridad, buscar y primar la diferencia, la división, el separatismo.

    El cáncer del sector está en la ley y reglamento de seguridad privada, en estas se diseña un sector subyugado a diferentes intereses y sobre todo a precios baratos.
    Lo de convenios autonómicos es el objetivos de los que se creen superiores , más preparados y listos que los demás.
    La realidad y la evidencia son otras.

    Salud.

  3. De acuerdo con un convenio autonómico que recoja una reducción drástica (entre otras muchas mas cosas) de las horas laborales anuales.Aplicar a todos el mismo convenio no nos iguala sino que nos discrimina de forma inmisericorde a aquellos trabajador@s de comunidades autonómas cuyas condiciones laborales y salariales son superiores a las del resto de comunidades españolas.Tenemos que comprender tod@s que la igualdad para ser justa no ha de ser uniformidad.

  4. Todo lo que respecta a VV.SS. está muy bien. Ya va siendo hora de que alguien tome cartas en el asunto y luche porque los Vigilantes españoles se equiparen con los del resto de Europa, tanto en formación, como en trato personal y salarial. Pero, qué pasa con los miles de personas que trabajaban en las actuales empresas de seguridad como personal subalterno a saber: conserjes, ordenanzas, personal de puestos de información, etc? Porque, al homologarse estas empresas dentro del sector de Seguridad Privada, todas esas personas pasaron a llamarse “Auxiliares de Servicios”. Perdieron sus convenios, su representación sindical y hasta sus sueldos se vieron reducidos porque, la figua del Auxiliar simplemente no existe en Seguridad Privada. De hecho, no existe ningún epígrafe laboral en este país en el que aparezaca la profesión de “Auxiliar de Servicios”, englobado en Seguridad. Qué pasa con nosotros? Acaso no tenemos también derecho a que se reconozca nuestra actividad dentro de las empresas de seguridad, o se cree un sector para nosotros? Acaso no tenemos derecho a trabajar para dar de comer a nuestras familias, sin incurrir en el consabido y denigrante tópico del intrusismo laboral? Porque si el intrusismo existe es gracias a las empresas de seguridad por un lado, que deseosas de firmar contratos con el cliente, abaratan los costes y por otro lado, a muchos “profesionales” de Seguridad Privada que se piensan que por tener una chapa clavada en la teta no tienen por qué realizar determinados trabajos específicos de su profesión, porque “para esas mierdas estan los Auxiliares”. H50, me parece bien que Uds. luchen por los derechos de los VV.SS. Pero los “mierdas” de los Auxiliares también queremos lo que las actuales empresas de Seguridad nos arrebataron en su día y, puesto que trabajamos en dichas empresas, lo suyo es que Uds. también luchen por lo que nos corresponde a nosotros. Porque, si un Vigilante de Seguridad, que cobra 1.100€ de salario base, más la hora extra a 8€, la nocturna 1€ más cara y la festiva a 0,30€, aparte de sus dos pagas, no llega a fin de mes, imagínense un Auxiliar que cobra el S.M.I., al que se le descuenta el I.R.P.F., la Seguridad Social, la Formación y las Contingencias Comunes, sin pagas, sin nocturnidad, sin horas festivas y cobrando la hora extra a 6€ o menos y currando 12 horas. Cuando, antes de que la empresa se homologase como de Seguridad, ese Auxiliar estaba reconocido, tenía un sueldo acorde con su profesión y convenio y cobraba las horas extras casi a 15€. ¿Quién o quiénes han provocado el intrusismo laboral?

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí