Comparte ese artículo

Hasta ocho indicativos de Policía Nacional han intervenido en una violenta revuelta de inmigrantes en el campamento Las Raíces, en Tenerife. El detonante en esta ocasión surgió a consecuencia de una huelga de hambre en respuesta por la escasez y mala calidad de la comida.

Los integrantes de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad acudían al campamento en respuesta a la llamada de auxilio de la ONG Accem que gestiona las instalaciones. La situación comenzaba a ponerse tensa y se originaron reyertas a la hora del almuerzo entre los protestantes y efectivos de seguridad privada que trataban de contener a los violentos. La intervención policial finalizó con siete personas detenidas varios heridos que fueron trasladados en ambulancia a centros médicos.

En este punto de acogida de inmigrantes se acumulan más de 1.000 personas y es el centro con más capacidad de Canarias siendo habitual el desarrollo de conflictos po–r diversas causas.

Esta vez, todo apunta que las largas colas formadas para desayunar, comer o cenar así como las malas condiciones han sido el detonante del conflicto entre los inmigrantes de diferentes nacionalidades, entre ellos marroquíes y saharauis, que tratan de convivir en un espacio cada vez más reducido.

Algunas fuentes aseguran que los inmigrantes pasan hasta tres horas haciendo cola para poder obtener una pequeña ración de sopa o un puñado de arroz y es por ello que este viernes han decidido iniciar una huelga de hambre indefinida en señal de protesta.

El argumento más habitual que ha encabezado las protestas en anteriores ocasiones han sido la reclamación de su libertad y la solicitud de un billete hacia la Península.

 

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí