Comparte ese artículo
Muchas son las personas víctimas del llamado hurto mágico y en gran parte porque desconocen en qué consiste
El motivo por el cual esta modalidad delictiva se llama hurto mágico es porque aparentemente hacen desaparecer el dinero delante nuestra.

El hurto mágico se suele llevar a cabo en comercios o bancos y hay algunas variantes que explicamos a continuación.

La compra

Una de esta forma de engaño es la de realizar una compra de poco importe y pagar con un billete grande. Al darnos el cambio el dependiente y sin que éste se percate, guardamos parte de ese dinero y le decimos que tenemos un billete más pequeño para pagar la compra.

El dependiente, al que le viene bien que paguemos con uno más pequeño para no quedarse sin cambio, aceptará devolver el billete grande y recoger el cambio que nos había entregado.

Dado el poco tiempo transcurrido y pensando ya en el cambio que nos tiene que dar del billete pequeño, el dependiente no contará lo que le hemos devuelto, por lo que no se percatará de que hemos cogido parte del dinero que nos había entregado.

Lo más importante es la pequeña distracción cuando nos ha dado el cambio para que nos de tiempo a guardarnos parte del dinero sin que se percate. Por ejemplo, preguntar por algo que tenga detrás, para que se dé la vuelta.

La forma de evitar o prevenir este hurto mágico, es contar siempre el dinero que nos devuelven, por poco tiempo que haya transcurrido.

En este vídeo se puede ver como tras mostrar el billete se lo guarda sin entregarlo y distrae a la dependiente preguntando por el precio de los aguacates.

Banner MasterD FFCCS 320X600

El cambio

Otra modalidad es la de solicitar que nos cambien en algún comercio billetes pequeños por otros más grandes.

Los dependientes suelen aceptar para así tener cambio para los próximos clientes.

El engaño consiste en contar el dinero nosotros delante del comerciante y mediante una distracción guardarnos parte de ese dinero antes de entregarlo.

El dependiente confiado por haber visto como se contaba el dinero delante de él nos entregará los billetes grandes a cambio.

Para cuando quiera contarlos él o darse cuenta del engaño, el estafador ya se habrá marchado.

Al igual que ocurre en el caso anterior, lo más importante es generar una distracción para que le de tiempo a guardarse parte del dinero. En algunos casos suelen ser dos personas las estafadoras. Siendo la segunda persona la que genera la pequeña distracción para que el primero guarde parte del dinero.

Del mismo modo, la forma de prevenir este delito es contar siempre el dinero y desconfiar de que lo cuente la otra persona.

Existen otras modalidades, pero en esencia todas son iguales, conseguir una distracción al igual que hacen los magos para realizar su truco con éxito.

Carlos Fernández. Miembro de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí