Comparte ese artículo
Una guía publicada recientemente por la Fundación Al Fanar para periodistas europeos, bajo el nombre “Islam, personas musulmanas y periodismo”.

La Fundación Al Fanar, creada en 2012, para el conocimiento árabe, según su descripción, busca tender puentes de entendimiento entre el norte de África y Oriente Próximo y Europa como vía para estrechas relaciones en diversos ámbitos.

En esta primera guía para periodistas europeos, bajo el nombre “Islam, personas musulmanas y periodismo”, se dan una serie de recomendaciones para escribir sobre el Islam.

                      Foto: Fundación Al Fanar
Islamofobia

“Un periodista debe ser consciente de la islamofobia en nuestra sociedad,” según consta en la guía, “al igual que para escribir sobre minorías étnicas el racismo debe tenerse muy presente, o para escribir sobre género hay que ser conscientes de la carga sexista de la sociedad”

Con esta guía se pretende orientar a los periodistas a reflejar en sus artículos todo aquello que guarda relación con el islam o con el mundo musulmán.

Compuesta por más de treinta páginas, aparecen los logos del IEMed (instituto Europeo del Mediterráneo), la Dirección General de Inclusión y Atención Humanitaria del Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, Oberaxe (Observatorio Español del Racismo y la Xenofobia), Media Diversity Institute, CCIB (Colectivo contra la Islamofobia en Bélgica), Stop Islamophobia, Co-funded by te European Union y Observatorio de la Islamofobia en los medios.

Foto: Fundación Al Fanar

Entre otras cosas, en la guía puede leerse que “El término terrorista puede llegar a atentar contra la presunción de inocencia, a sabiendas de que en muchos casos ‘persona con explosivos’ o ‘agresor’ pueden ser algunas de las alternativas posibles. De esto se entiende que no debería calificar a nadie de terrorista hasta que haya sentencia condenatoria, para no atentar contra la presunción de inocencia.

Tampoco deben usarse las palabras yihad o yihadismo.

En el apartado de guía para periodistas, además de aconsejar que no se utilice el termino terrorista, también hace lo propio con los términos “yihad” y “yihadismo”. Las posibles alternativas a estas dos palabras serían “terrorismo de Daesh” o de “Al Qaeda”.

Por tanto, no debería utilizarse la palabra terrorista, pero si terrorismo.

Para acabar, hacen constar diez recomendaciones para escribir sobre el Islam, como documentarse, evitar estereotipos, cuidar el lenguaje entre otras.

3 COMENTARIOS

  1. Lo típico, musulmanes negando que el Islam sea violento, y que nos olvidemos que el fundador de esa religión condujo guerras y ordenó asesinatos de mujeres y niños, distribuyó mujeres y niños de los vencidos como esclavos entre sus tropas, justificó y practicó la poligamia, no permitió a extraños que hablasen con sus esposas sino a través de un velo, se regocijó con el asesinato de opositores, invadió territorios y otros crímenes que no quieren recordar porque se trataría de “racismo” o de “discriminación” de los malvados europeos que han exportado al mundo conceptos “horribles” como la declaración universal de derechos humanos, la abolición de la esclavitud, la libertad de conciencia y otros pecados modernos.
    Cualquiera con dos neuronas se da cuenta de la pobreza intelectual y moral de esta gente.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí