Comparte ese artículo

La ingeniería social en España es perfecta, se emplea constantemente para influir en la opinión pública, así una de las palabras que más se utiliza en redes sociales es fascista, desconociendo su significado y origen nacional-socialista, se emplea para insultar y despreciar a constitucionalistas que predican la mínima intromisión del Estado en las libertades de los ciudadanos, la ampliación la dejaré para más adelante.

Otro ejemplo es Pablo Hasel, es un delincuente y así se puede decir públicamente dado que ha sido sentenciado judicialmente. Ha sido condenado por muchos delitos, el menos importante en cuanto a pena, son las injurias al Rey que no lleva aparejada pena de prisión, reitero, no lleva aparejada pena de prisión. No quiero ser pesado, creo que es necesario decirlo al menos dos veces, la ingenieria social utilizada para blanquearlo ha sido impresionante.

Entre los delitos por los que ha sido condenado se encuentran algunos de tal gravedad como; enaltecimiento del terrorismo, el fundamento de la condena es enaltecimiento del terrorismo de ETA, Grapo, Terra Lliure e incluso Al Qaeda… casi nada, ¿recuerdan lo que pasó en Barcelona el 17 de agosto de 2017?.

Existen otros, pero no me interesa perder el tiempo con un delincuente, bastante publicidad se le ha hecho, ha llegado a agredir, repito, golpear físicamente a varias personas. Corto y copio:

Las injurias a la Corona no llevan aparejada pena de prisión (conviene repetirlo las veces que sean necesarias)  y así lo establece Artículo 491.1 del codigo penal, abran de una vez los ojos:  Las calumnias e injurias contra cualquiera de las personas mencionadas en el artículo anterior, y fuera de los supuestos previstos en el mismo, serán castigadas con la pena de multa de cuatro a veinte meses.

Pues bien, para un Ministro del Gobierno, Hasel no debe entrar en la cárcel y se queda tan ancho. Personas así dan miedo, denotan una falta de creencia en los valores constitucionales, no respetan las decisiones judiciales y la separación de poderes, afirmarlo desde su cargo es aún más grave.

La democracia es la elección de nuestros representantes y se basa en la separación de poderes. Estos tuis dan auténtico pavor, disfrazados de “normalidad democrática” y amparados en ella, recuerdan al viejo totalitarismo, los déficits democráticos se hallan en países sin idenpendencia judicial:

Un artículo de Gedeón Pérez para h50 Digital.

2 COMENTARIOS

  1. España está tomando una deriva muy peligrosa.
    Cómo es posible que en TV,incluida la pública,omitan las agresiones y solo hablen de “libertad de expresión”?

  2. Si estamos en un país gobernado o dirigido por chorizos, corruptos y terroristas (perdón, “presuntos”), qué se puede esperar de ellos?. Pues eso, mierda, que es lo que son y eso es lo único que saben soltar por la bocaza. Somos el país del mundo al revés, el hazmerreír no sólo de Europa, sino del mundo entero.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí