Tiroteo en Houston: un hombre asesina a un policía tras arrebatarle el arma y es neutralizado por una patrulla

0
houston-shooting-plazamericas-h50
- Publicidad -
Comparte ese artículo

El Departamento de Policía de Houston ha publicado las grabaciones de las cámaras de seguridad y cámaras corporales de un tiroteo en el que un oficial del condado de San Jacinto ha fallecido tiroteado por un hombre afroamericano tras arrebatarle su arma de fuego.

Los hechos han ocurrido el pasado 23 de febrero en el centro comercial PlazAmericas en el suroeste de Houston. La víctima, que se encontraba realizando labores de seguridad como trabajo “extra”, fue identificado como Neil Adams, de 62 años y se encontraba en el complejo comercial realizando un trabajo extra.

El tiroteo se registró alrededor de las 3:57 p. m. en la cuadra 7500 de Bellaire Boulevard. Según los informes de la escena, Adams y el sospechoso estuvieron involucrados en un altercado antes de que el criminal se hiciese con el control de su arma. El sospechoso le disparó a Adams y luego corrió hacia la zona de comidas.

Otros dos oficiales, el oficial T. Salameh y el oficial M. Nasser, localizaron al sospechoso dentro del edificio y comprobaron que portaba un arma blanca en su mano derecha. El sospechoso comenzó a caminar apresurando su marcha hacia los efectivos policiales desobedeciendo la contundencia de las órdenes en reiteradas ocasiones. Los agentes respondieron a la amenaza haciendo uso de su arma de fuego y efectuando varios disparos hasta conseguir neutralizarlo respondiendo de forma legítima y proporcional ante el ataque inminente.

Varios medios informativos como ABC 13 Houston mostraron el vídeo de las impactantes imágenes publicadas por HPD en el tiroteo en PlazAmericas. La difusión de estas imágenes de forma oficial por parte de la policía forman parten de una política de transparencia y colaboración con la justicia americana. De esa forma se demuestra la legitimidad de la respuesta ante el ataque que se enfrentaban los agentes con grave riesgo hacia su integridad física.

El sospechoso, un hombre afroamericano de 35 años, fue abatido y posteriormente declarado muerto en el Hospital General Ben Taub.

Los dos agentes intervinientes, Salameh y Nasser, fueron asignados a tareas administrativas, lo cual es habitual en estos casos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí