¿Quién vigila a tu bebé?

El uso de las videocámaras para vigilar a los menores es cada vez más extendido por eso conviene extremar las precauciones y aumentar la seguridad de nuestra red wifi

0
919
camera ring
Comparte ese artículo

Una madre de Missisippi decidió devolver la cámara de que utilizada para vigilar a sus tres hijas después de que un intruso vulnerara el sistema wifi y se hiciese con el control de la grabación.

La mujer había adquirido la babycam en una promoción durante el Black Friday por recomendación de otra madre. Sin embargo, tan solo cuatro días después de estrenarla se sorprendió al escuchar música y un ruido extraño que provenía del cuarto de su hija de ocho años.

“Soy Santa Claus, ¿no quieres ser mi mejor amigo?”, escuchó la madre a través de la cámara de vigilancia de su hija. La mujer quedó atónita al escuchar cómo la voz de un desconocido se burlaba de la menor y la alentaba a un realizar comportamientos destructivos.

La compañía Ring, propietaria del dispositivo evitó adjudicarse responsabilidades sobre esta vulneración de seguridad aludiendo a la poca precaución de los usuarios en cuanto al uso de las claves y contraseñas de su red wifi.

“Al enterarnos del incidente, tomamos las medidas apropiadas para bloquear de inmediato a los malos actores de las cuentas conocidas de Ring afectadas y se ha contactado a los usuarios afectados. Por precaución, alentamos a los clientes de Ring a cambiar sus contraseñas y habilitar la autenticación de dos factores.”, manifestó la compañía a través de un comunicado.

No es el único caso similar ya que en diciembre de 2018, una familia de Houston (Texas) entró en pánico al escuchar la voz de un hombre decir improperios sexuales en la habitación de su bebé. En el momento de encender la luz de la habitación ser percataron que no había nadie en su interior y reconocieron cómo la voz provenía de la cámara que vigilaba su bebé.

El desconocido les ordenó que la apagasen la luz de nuevo y les manifestó: “Voy a secuestrar a su bebé, estoy en el cuarto del bebé”. La familia entró en pánico y procedieron a registrar no solo la habitación de su hijo sino la vivienda entera pero no encontraron a nadie. El desconocido había hackeado el sistema wifi y así fue cómo se había hecho con el control de la voz e imagen del aparato electrónico que filmaba al menor.

Para aumentar la seguridad de estos y otros dispositivos conviene implantar una serie de buenas prácticas que ayudan a los usuarios a fortalecer el sistema de seguridad ante ataques informáticos de similares características.

  1.  Habilitar la autenticación en dos pasos configurando el sistema para recibir un código en el teléfono cada vez que otra persona intenta establecer conexión desde otro dispositivo.
  2. Agregar usuarios compartidos sin proporcionar las claves a terceros.
  3. Usar diferentes contraseñas lo que reduce el riesgo de que un extraño pueda tener acceso a todas sus cuentas con el mínimo esfuerzo.
  4. Crear contraseñas seguras combinando números, letras y símbolos o usando un generador de contraseñas al azar para cada cuenta.
  5. Cambiar las claves con cierta periodicidad.
Pincha aquí y únete al Telegram de h50, el Digital número uno en sucesos, actualidad policial, seguridad y emergencias

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here