Prostitución

1
- Publicidad -
Comparte ese artículo
Columna de Ricardo Magaz. “CRÓNICAS DEL NUEVE PARABELLUM”.

El debate está en la agenda del Consejo de Ministros: acabar con el sexo de pago. Ojalá fuera fácil. La prostitución es tan vieja como la humanidad. La femenina y la masculina, más allá del posible reproche ético y moral. Nadie querríamos tener familia prostituyéndose, lógicamente. Pese a ello, nunca, y digo bien, nunca se acabará con la prostitución. Jamás. Por mucho que se intente. Otro tema es entrar de nuevo en harina y legislar sobre una cuestión que lo precisa.

Forzada, inducida y libre

Para empezar, hay que distinguir entre trata y prostitución. No toda la trata de seres humanos termina en los burdeles, en los clubs o en las calles. Mucha, sí, pero no toda. Luego, es necesario diseccionar la naturaleza: ya sea forzada, inducida o libre. Se debe establecer quién y cómo.

Es más que evidente que se prostituyen mujeres para clientes hombres. También se prostituyen hombres para clientes igualmente hombres. Y se prostituyen, en menor medida, hombres cuyas clientas son mujeres. Estos y otros universos de diversidad de la libido se pueden acreditar en calles, locales, en Internet o echándole un vistazo a la sección de anuncios de muchos periódicos al alcance de cualquiera.

Trata y proxenetismo

¿Solución? Seamos sinceros, no existe remedio sistémico. Es im-po-si-ble evitar que una persona se prostituya voluntariamente; siempre encontrará recursos para ello, pese a lo que publique el BOE. Dicho esto, hay que intensificar la lucha contra la trata y el proxenetismo lucrativo que mercadea con seres humanos y da cobertura para su explotación sexual (art. 187 del C.P.).

Es indefectible impulsar el reproche penal a las mafias y sus tapaderas, sí, pero ¿qué hacemos con las personas que libre y consentidamente deciden ofrecer sexo de pago?

Por cierto, Sánchez Castejón, tarde o temprano tendrás que explicar quién dirigía el burdel Adán, en los bajos de la calle San Bernardo, 38, enfrente del Ministerio de Justicia. Los policías del distrito te pueden refrescar la memoria farisea.

(*) Ricardo Magaz es profesor de Fenomenología Criminal en la UNED, ensayista y miembro de la Policía Nacional (sgda/ac)

1 COMENTARIO

  1. Buen artículo sobre la prostitución.

    Quien quiera enterarse a qué se refiere el autor de la columna cuando le pregunta retóricamente al presidente del Gobierno Sánchez Castejón por quién era el dueño de la sauna ADÁN (un burdel), que ponga en Google sauna Adán y vera lo que aparece

    Saludos

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí