¿Por qué no se debe criticar un coche policial encima de la acera o en una zona peatonal?

Lo que los ciudadanos desconocen y deben saber

2
12190
Comparte ese artículo

En multitud de ocasiones ciudadanos, bloggers y periodistas se han hecho eco de vehículos policiales encima de las aceras o zonas peatonales por donde transitan los ciudadanos. En muchos casos es comprensible dado el desconocimiento de la realidad policial y sus métodos, así como las diversas amenazas que acechan a los ciudadanos o determinadas situaciones de emergencia.

Desde h50 queremos acercar un poquito más esa realidad a los ciudadanos de a pié y a quienes la critican o desconocen.

En ocasiones este desconocimiento y la mala gestión del mismo pueden ocasionar la indignación en el colectivo policial. Ejemplo de ello son los hechos ocurridos estos días en la ciudad de Vilagarcía de Arousa y que hemos publicado en relación al malestar en la Policía de Vilagarcía de Arousa – Pontevedra – con un periodista por poner en riesgo su integridad y la de la población.

El coche policial es parte de la dotación policial y en el mismo se encuentran sus medios

Dentro del coche policial los agentes disponen de un kit de rescate acuático, chalecos balísticos, armas largas, extintores, escudos, patas de cabra, linternas, kit de primeros auxilios, mascarillas, guantes de látex, formularios de citaciones para juicios, boletines para sanciones… Una gran cantidad de material, haría falta más, que hacen del vehículo policial una extensión de los agentes que requiere tenerlo próximo al lugar a donde se encuentran.

Los policías han visto perder la vida a muchos ciudadanos y compañeros por no disponer del material policial necesario a mano para llevar a cabo su trabajo. Hoy día se aferran a lo que tienen para poder atender las necesidades de los ciudadanos y velar por su integridad.

Es muy fácil con el paso del tiempo olvidar a los héroes del Orzán. Unos grandes policías nacionales que perdieron su vida en la playa coruñesa por intentar salvar la vida a un ciudadano extranjero que se estaba ahogando. Estos agentes carecían del kit de rescate acuático del que disponen muchas dotaciones policiales.

Muchos funcionarios fallecieron por carecer de chalecos antibalas de dotación personal. Entre ellos, recordamos a la agente de Vigo Vanesa Lage. Otros policías fueron apuñalados por carecer de escudos para enfrentarse a violentos armados e incluso ciudadanos han fallecido por no haber un kit de primeros auxilios con el que poder prestar una primera atención rápida y eficaz. Incluso mencionar la carencia de extintores con los que apagar rápidamente el fuego que empieza a calcinar el vehículo de un vecino. Todo ello justifica de manera sobrada que un agente no se separe de un vehículo que es parte de la dotación policial y una extensión de la misma.

¿Se imagina que el alcalde de Vigo, el socialista Abel Caballero, pusiera impedimentos a los agentes policiales para tener sus vehículos en las zonas peatones del centro de la ciudad?

Recordemos estas fechas cuando tan solo el fin de semana pasado casi un millón de personas abarrotaron el centro de la ciudad. No sería comprensible que los agentes no tuvieran a mano los medios de los que disponen en caso de ser necesario y una víctima sufriera consecuencias irreparables por no poder haber sido atendidas.

Alerta 4 antiterrorista, navidad y el comercio 

Cuando el grupo terrorista yihadista Daesh amenaza a España con atentados, la navidad llena de gente nuestras calles y los comercios se encuentran llenos de clientes y “amigos de lo ajeno”, la presencia policial es necesaria en la calle.

Los comerciantes requieren presencia policial junto a sus negocios. Las calles peatonales y semipeatonales son las que aglutinan el grueso de los negocios y es normal en las mismas la presencia de los vehículos policiales para disuadir a los malhechores y atender la demanda de los ciudadanos con celeridad y profesionalidad.

La ley del lado de los agentes

La Ley Orgánica  2/86 de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, recoge la protección de la seguridad pública en un concepto amplio, y legitima la presencia policial y con los medios con que han sido dotados en el lugar en donde deben estar, para ejercer esa función.

Todo ello para cumplir con el principio de inmediatez que debe regir las actuaciones policiales, cuando de ello dependa evitar daño grave, inmediato e irreparable así como para dar cumplimiento a las funciones que tienen encomendada la policía con todos los medios que tienen a su alcance.

Por todo ello, los ciudadanos, bloggers y periodistas deben ser más comprensivos y vivir con la realidad actual que nos ha tocado. Los policías no son el enemigo, son parte de la solución, y así deben ser vistos por todas las instituciones y ayuntamientos. Son parte fundamental en ello como así se demuestra en su asistencia a las juntas de seguridad donde las instituciones policiales escuchan, planifican y ponen todos los medios necesarios para garantizar nuestra seguridad.

Pincha aquí y únete al Telegram de h50

2 Comentarios

  1. Después de todo lo redactado. Habrá algún lumbreras que diga: “Si pero es que estaban tomando café”
    Y ya lo arregla Todo.!!!!

  2. Interesante artículo. Esto evidencia el desconocimiento de la población, pero iría un poco más allá porque se puede desconocer pero no criticar. Por ejemplo puedo desconocer por qué hay un vehículo pesado en un parque realizando trabajos en parques y jardines pero no lo criticaré porque entiendo que es un servicio público. Una lástima que muchas administraciones tampoco traten de hacer entender y ver el trabajo policial que se desarrolla en sus municipios.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here