Pablo Ibar espera su condena

0
395
Comparte ese artículo

Un jurado este sábado lo declaró culpable, por unanimidad de las  doce personas en los juzgados de Florida, ese fue su veredicto.

A finales de febrero comenzarán las vistas para imponer la sentencia. La decisión es del mismo jurado, que tendrá que elegir entre dos opciones: pena de muerte o cadena perpetua. A partir de entonces, a Pablo solo le quedará: resignarse o volver a la pelea.

HECHOS

A finales de junio de 1994, la Policía encontró en un domicilio de la localidad de Mirarmar, en el Estado de Florida, (EE.UU) los cuerpos sin vida del propietario de la casa, Casimir Sucharski, dueño de un local nocturno, y dos de sus bailarinas, Sharon Anderson y Marie Rodgers.

La consiguiente investigación culminó con la detención el 25 de agosto de 1994 de Seth Peñalver y Pablo Ibar, como principales autores

En un primer juicio, Seth Peñalver fue condenado a muerte, mientras que se aplazó para Pablo, debido a problemas con su abogado, acusado de golpear a una mujer embarazada.

Desde entonces un calvario, hasta 3 juicios más, en los cuales se dio la absolución de Peñalver por falta de pruebas

PRUEBAS

Una cámara de seguridad casera lo captó todo. Las personas entraron en la casa, golpearon, robaron y dispararon a bocajarro a las víctimas.

El rostro de uno de los dos asesinos fue grabado. Pese a que se tapa con una camiseta, se descuida en varios momentos y se percibe su cara. Es una imagen en blanco y negro, granulada, de calidad ínfima. El rostro guarda cierto parecido con Ibar. Eso fue suficiente para que la Policía, presionada para hallar al culpable, le acusara de asesinato.

Sin embargo, los testimonios de los testigos eran contradictorios o manipulados, no había rastro de ADN de Pablo en la escena del crimen, ni huellas dactilares, ni ninguna otra evidencia de peso….

Solo el rostro difuso de una cámara de seguridad motiva la condena de Pablo, si bien existe controversia con restos de ADN hallados en una camiseta.

CALVARIO

De los 24 años que ha pasado en la cárcel, 16 años los pasó en el corredor de la muerte, tras su condena en el año 2000. Salió de él en 2016, después de que el Tribunal Supremo de Florida anulara la sentencia y la celebración de un nuevo juicio, el cuarto al que se somete.

En breve conoceremos la pena

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here