Niñas de Tenerife: la búsqueda y la investigación siguen adelante

0
tomas gimeno antena 3
- Publicidad -
Comparte ese artículo

El relato de hechos comienza el 27 de abril cuando Tomás Gimeno no devuelve a sus hijas a la hora acordada y pactada con su expareja Beatriz. Las menores Olivia y Anna se hallaban con su padre.

Esa noche la madre recibe una última llamada de Tomás; “Me voy a ir lejos, no vas a verlas nunca más”, fueron sus palabras.

A partir de entonces comienza la investigación y una intensa búsqueda.

Se realizaron registros en la casa donde vive Tomás Gimeno, pero no se obtienen restos biológicos. Su coche aparece en el puerto deportivo, y su embarcación, en altamar, a la deriva y sin nadie a bordo, pero con restos de sangre.

El 1 de junio se incorpora el buque ‘Ángeles Alvariño’ para buscar en el mar con sonar de barrido lateral y ayer encuentra a la pequeña Olivia a 1000 metros de profundidad.

Esto confirma una de las hipótesis de trabajo de la Guardia Civil que investiga el caso: el asesinato de las niñas por parte de su padre y el posible suicidio del mismo.

La investigación sigue adelante:

  • Se está realizando la autopsia al cadáver encontrado para certificar científicamente su identidad y posible causa de la muerte.
  • Se sigue buscando en el punto cero los cuerpos que, presumiblemente, puedan hallarse en el lugar.
  • Todo indica y demuestra la planificación del posible autor de los hechos. Como realizó en la tarde de los hechos dos viajes, en el primero levaba dos bolsas, presumiblemente con los cuerpos de las niñas y en el segundo volvió para avisar a la madre como antes se indicó, aumentar su dolor.
  • Del mismo modo sus actos de “última voluntad” como dejar dinero a su nueva pareja, el coche a su padre … certifican prácticamente la única hipótesis que en este momento se contempla.

Perfíl psicológico.

Algunos medios, como antena tres (foto de portada) han publicado que sobre Tomas se ha realizado una ‘autopsia psicológica’ y lo han llevado a cabo cuatro mujeres y tres hombres que forman parte del Servicio de Análisis del Comportamiento Delictivo (SACD) de la Guardia Civil. Todos ellos son psicólogos y criminólogos.

Esta unidad se fundó hace 26 años y ha trabajado más de mil casos. Algunos tan célebres como el de Diana Quer y el de Gabriel Cruz.

En este caso, el de las niñas y el padre desaparecido en Tenerife, tratan de recabar datos sobre el comportamiento del progenitor y cómo se relacionaba con otras personas para intentar averiguar cuáles fueron sus pasos y qué ha pasado con las pequeñas en paradero desconocido. Para ello se reúnen con antiguas parejas, amigos, compañeros de trabajo y familiares de los investigados.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí