Navajeros “mordaza”

1
- Publicidad -
Comparte ese artículo

Columna de Ricardo Magaz para h50 Digital. “CRÓNICAS DEL NUEVE PARABELLUM”.

La teoría de la navaja de Ockhan, de la que ya razoné en esta columna, es una pauta metodológica y filosófica según la cual, en igualdad de condiciones, la explicación más sencilla suele ser la correcta. Un principio de medida verificada. Es decir, cuando dos hipótesis poseen idénticas consecuencias, la más simple (pero suficiente) tiene mayores probabilidades de ser la buena.

Reforma suicida

Vayamos a la práctica. ¿Qué puede llevar a Sánchez, a Marlaska y a sus socios de Gobierno a impulsar una reforma suicida de la Ley de Seguridad Ciudadana? ¿La ética? ¿La honestidad? ¿La rectitud? ¿Acaso el apoyo a cualquier precio de los herederos y usufructuarios de la banda terrorista ETA y de los supremacistas-independentistas?

Inseguridad

Al Ejecutivo no le importa la seguridad. Tampoco dejar indefensos y poner en grave riesgo a los ciudadanos y a 250.000 agentes de policía. Realmente, les da igual. Para seguir en Moncloa necesitan el flotador de “salvamento” de los proetarras, los independentistas y de otros grupos que odian el Estado de Derecho y a las FFCCS.

Ministro incompetente

El titular de Interior y exjuez llama despectivamente “Mordaza” a la Ley Orgánica 4/2015 a la que ha tenido que recurrir desesperado para superar los apuros de la pandemia. Un ministro que pasará a los anales como un hombre al que el cargo le desbordó por los cuatro costados. También como el que en su torpeza favorece la política penitenciaria de excarcelación de terroristas, asesinos y violadores multirreincidentes. O, sin ir más lejos, el ministro que aparta la mirada ante los homenajes humillantes de blanqueamiento en las calles del País Vasco a los etarras liberados de prisión por su propio Departamento. ¿Cabe mayor incompetencia?

(*) Ricardo Magaz es profesor de Fenomenología Criminal en la UNED, ensayista y miembro de la Policía Nacional (sgda/ac)

 

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí