Comparte ese artículo

María Begoña Uña Cantalapiedra es guardia civil desde el año 1997, sus ganas de intentar ayudar de alguna manera a las personas y el deseo de aportar algo diferente a la sociedad, la llevaron a ese cuerpo policial.

Actualmente, María Begoña, está destinada en la Intervención de Armas y Explosivos de la Comandancia de la Guardia Civil de Valladolid, donde lleva 14 años.

Comenzó como representante de APROGC en Valladolid  en el año 2014, año en el que se creó el Comité para la Igualdad efectiva de mujeres y hombres en la Guardia Civil y donde APROGC, estuvo presente desde su inicio.

La asociación que ahora preside, nació hace ahora 10 años fundada por un grupo de miembros del Cuerpo para constituir una asociación profesional que ensalzase las características de la Guardia Civil, entre ellas su naturaleza militar, y luchase por preservar su continuidad y su idiosincrasia.

Realmente, más que como un deseo nació como una necesidad de constituir una plataforma que defendiese que la necesaria mejora de las condiciones económicas, sociales y profesionales de los miembros de la Guardia Civil podía ser compatible con el mantenimiento del código deontológico y los principios morales que han acompañado a la Guardia Civil a lo largo de su historia y la han situado como una institución prestigiada y querida por los españoles.

APROGC, única asociación de la Guardia Civil con representación en dos escalas dentro del Consejo del Cuerpo

“Accedimos por primera vez al Consejo del Cuerpo en el año 2012 y lo hicimos, con representación en dos escalas, siendo hasta la fecha la única asociación profesional en conseguirlo, afianzándose como una asociación integral que representa a los componentes de todos los empleos, de las diferentes escalas. En nuestra primera intervención en una sesión del Consejo solicitamos fuera otorgada a título póstumo la cruz al mérito de la guardia civil, con distintivo rojo, a todos los compañeros fallecidos en acto de servicio, como reconocimiento al compañero finado, y sus familiares. Poco tiempo después la Dirección General tuvo a bien llevar a efecto nuestra propuesta”.

APROGC, ha participado activamente en el Comité para la Igualdad Efectiva de mujeres y hombres en la Guardia Civil. Este comité que busca promover la igualdad real y efectiva entre las personas que conforman el Cuerpo, fue creado por resolución de 10 de julio de 2014. En este órgano a lo largo de estos años, se han elevado sus propuestas y sugerencias, siendo algunas de ellas disfrutadas ya por todos los componentes del Cuerpo.

María Begoña habla con orgullo de la Guardia Civil, defiende su idosincrasia, el papel de la mujer  en el Cuerpo y su deseo de aumentar el número de efectivos femeninos en una institución tan querida por el conjunto de los españoles.

Conscientes y sensibilizados con la importancia que tiene este tema en la sociedad, y como muestra del avance de la Guardia Civil en esta materia, se publicó el pasado año el I Plan de Igualdad en la Guardia Civil, el primero de un Cuerpo de Seguridad del Estado y con el que se pretende entre otras muchas cosas aumentar el número de mujeres en el seno de la institución.

Además en nuestra asociación trabajamos sin discriminar a nadie por su empleo, porque quienes formamos parte de la Guardia Civil, en su conjunto, merecemos mejorar nuestras condiciones profesionales, asumiendo, así mismo, que cada Escala tiene unas peculiaridades que requieren un trabajo específico, sin que eso suponga relegar a nadie o dejarle atrás en ese tránsito hacia un Instituto que se adapta y avanza para liderar no sólo la protección de los derechos y libertades de la ciudadanía sino también la modernización de la carrera profesional que mantiene su esencia de vocación y servicio así como los principios fundacionales de nuestra Cartilla.

La equiparación salarial con un objetivo; mismo trabajo, mismo sueldo

Con la siguiente frase extraída del ideario de la Asociación: Conseguir la equiparación salarial de los miembros de la Guardia Civil con el resto de los profesionales públicos de la seguridad y defender que las retribuciones de los guardias civiles sean acordes a su nivel de dedicación, compromiso, riesgo y preparación en relación con el resto de los funcionarios públicos”,  y convencidos de poder conseguir un acuerdo conjunto, se reunieron en marzo de 2018, representantes de Asociaciones Profesionales de la Guardia Civil y los Sindicatos de la Policía Nacional, donde firmaron un acuerdo con el Gobierno de la Nación de entonces, para alcanzar la equiparación salarial con los miembros de otras policías autonómicas que más cobraran realizando las mismas funciones.

“Actualmente, si bien la aplicación de parte del acuerdo, ha supuesto para todos nosotros, una importante mejora retributiva, hay que dejar claro, que no se ha cumplido el acuerdo que firmamos en su totalidad, y que seguiremos defendiendo, hasta que estemos en disposición de afirmar, que  un Guardia Civil, un Policía Nacional y un Mosso, cobran exactamente lo mismo al terminar su período de formación”.
El futuro de APROGC

En estos próximos años, nos quedan muchas cosas por hacer, espero que sigamos creciendo para poder seguir aportando ideas y propuestas que hagan una Guardia Civil aún mejor. Ahora nos encontramos con la dureza de esta pandemia provocada por la COVID-19, en este momento, en la Guardia Civil hemos demostrado con creces, estar a la altura de lo que la ciudadanía espera de nosotros. Nos encontramos ante una situación de extrema gravedad sanitaria sin parangón. Nadie se había enfrentado antes a algo similar, lo que está sacando lo mejor de nuestra sociedad y de todos nosotros.

Nuestra asociación en los momentos más duros, supo estar a la altura de las circunstancias y de hecho, cuando más duro era el azote de la pandemia, decidimos que los representantes no se acogieran a ningún día para labores propias de la asociación, pues entendimos que nuestro tiempo debía destinarse íntegramente a hacer lo que mejor sabemos hacer y lo que más nos gusta; ser Guardias Civiles.

María Begoña quiere aprovechar la ocasión para enviar nuestro apoyo y cariño a todos los guardias civiles que se encuentran enfermos como consecuencia del COVID-19 y así mismo también a los familiares de las personas que han fallecido, y a los cuales, “les  decimos, que seguiremos pidiendo que se reconozcan  estos fallecimientos, en acto de servicio, de hecho, nos consta que la Dirección General, ya está trabajando en ello, algo que nos llena de enorme satisfacción”.

A María Begoña Uña Cantalapiedra, esta gran mujer, y gran profesional en la Guardia Civil que hemos tenido el placer de conocer, no me gustaría terminar esta entrevista sin hacer un llamamiento a  todas aquellas niñas y mujeres que sientan que quieren hacer algo grande en su vida.

“Necesitamos de vuestras ilusiones y  vuestros sueños, para seguir haciendo grande esta gran familia que es la Guardia Civil”.

curso criminología emagister h50

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí