La Policía Nacional esclarece en Vigo un homicidio cometido en enero

0
Comisaria Policía Vigo
Comparte ese artículo
El móvil de la agresión está relacionado con la venta de drogas al menudeo.
La víctima, es descubierta sobre las 19:40 horas, el 30 de enero pasado (sábado), cuando una amiga de la víctima al no poder contactar con él por teléfono, se acerca hasta el domicilio para saber las causas, y al llegar observa por una ventana a la víctima en el suelo del salón.
Al llegar la dotación fuerza la puerta de la casa, y la victima aparece estirada en el suelo, en posición decúbito supino, atada de pies y manos con cinta adhesiva de embalar, con la boca tapada con la misma cinta y la cabeza tapada con una cazadora.
La investigación es compleja desde el inicio, por las múltiples relaciones de la víctima con muchos consumidores.
Una investigación de la Policía Nacional  en Vigo consigue resolver un homicidio, deteniendo como presunto autor del mismo a un varón de 42 años de edad, de nacionalidad española y con antecedentes policiales, imputándole un delito de homicidio.
Secuencia de un homicidio

Sobre  la 19:40 horas del día 30 de enero pasado, se recibe una llamada en la Sala Operativa del 091, derivada del 112, donde una mujer amiga de Roberto CHAPELA PENI de 51 años, y amiga de este, que desde hacía dos días no conseguía contarte con este, se acercó al domicilio de él, en la Calle San Telmo número 8 bajo, y al llegar, lo ve por una ventana en el suelo del salón.

Cuando llega una dotación uniformada al domicilio indicado, se encuentra a la mujer que requiere el servicio, que les indica que su pareja estaba en el suelo del salón, los agentes lo comprueban, y derriban la  puerta y al entrar observan a un hombre tumbado en el suelo del salón, estirado, y atado de manos y pies con cinta adhesiva de embalar, con la boca tapada con la misma cinta y la cabeza tapada con una cazadora.

Inmediatamente los agentes comunican a la Sala Operativa del 091, el hallazgo y esta determina el envío de más unidades para proteger el escenario, y solicita la presencia de Policía Científica y Policía Judicial. Se comunica al Juzgado de Guardia de Redondela el hallazgo de un cadáver que corresponde a un varón de mediana edad, para que se inicien las inspeccione técnico policial del lugar de donde se encuentra la víctima, y el levantamiento del cadáver cuando así lo autorice la Autoridad Judicial.

Comienza el trabajo de ordenar toda la actuación y dar comienzo la investigación

La investigación comienza con una inspección Técnico Policial por parte de Policía Científica, del lugar donde se encuentra el cadáver, así como todas sus pertenencias, con minuciosidad se procesan todas la evidencias encontradas, en cada uno de los rincones de la casa, consiguiendo reunir una serie de vestigios importantes para la investigación posterior

A su vez el grupo de homicidios toma las primeras notas de lo sucedido, y procede a identificar in situ a posibles testigos, en estos primeros indicios y declaraciones de personas cercanas a la víctima, se conoce que este  se dedicaba al pequeño trapicheo de sustancia estupefaciente, en concreto cocaína.

La escena del crimen indicaba que el hecho se habría producido sin apenas enfrentamiento físico entre víctima y agresor, solo había dos sillas tiradas aparte de la silla de la víctima, valorándose además que dicho autor podrían ser cercanos a la víctima ya que éste le había permitido entrar en la vivienda y que se sentasen a la mesa mientras él se encontraba cenando, además Roberto tenía un perro de los considerados raza peligrosa que se encontró cerrado en la habitación del fallecido, por lo que se debía de tratar de una persona conocida y habitual para dicho perro.

La investigación comienza esa misma noche, se inicia con el relato de los primeros testigos, siendo inmediatamente citados en Comisaría para ser oídos en declaración, comienza así las gestiones para localizar los posibles compradores habituales y conocidos que podrían haber tenido contacto con la víctima, centrándose en todos los que habían tenido contacto durante esa semana del hallazgo del cadáver.

La principal línea de trabajo, determinar cuando pudo haber sido la hora y el día de la muerte de la victima

Por distintas entrevista con vecinos y conocidos, se pudo estimar que el último día en el cual Roberto había sido visto con vida era el miércoles 27 de enero pasado.

Se establece la línea temporal, y se toma gran cantidad de declaraciones de testigos, en las entrevistas y aparece una dificultad añadida, por ser compradores y consumidores y temen hacer declaraciones que les inculpe por tráfico de drogas, los  investigadores consiguen una línea de confianza con los testigos, para que estos aporten todos los datos posibles.

Se consigue así ir centrando la investigación, descartando sospechosos y centrándose cada vez en un número más reducido de sospechosos, entre los que se encontraba la persona ahora detenida.

Hay que destacar que la víctima salía muy poco de su domicilio,  y las ventas de estupefacientes, eran casi exclusivamente con personas del barrio y conocidas de él desde hacía tiempo, su vida se centraba en el interior de su casa, y solo salía de esta rutina cuando sacaba a su perro con paseos metódicos.

Hipótesis del móvil por la que el agresor decide acabar con la vida de Roberto

El móvil del crimen fue considerado desde el principio el de un posible “PALEO”, que es el robo de la sustancia estupefaciente y dinero de un traficante de drogas.

La a vivienda apareció sin revolver, esto indicaba que posiblemente la muerte de Roberto se  precipito posiblemente por la tensión entre ambos y las prisas del agresor en dejar el lugar.

Recordemos que los compradores acudían a la vivienda por las noches y con asiduidad, pudiendo aparecer alguien mientras estaba el homicida en la vivienda, tuvo que huir apresuradamente, ya que se dejó el dinero que tenia la víctima en la casa, y que por otro lado no estaba muy oculto.

Además tendría que tratarse de una persona cercana, como resultó ser, la mayoría de clientes conocía donde Roberto guardaba las papelinas, tratándose de una caja de caudales pequeña en su habitación y que se encontró abierta y vacía.

Las piezas del puzle van encajando

Una vez ya centrados en el posible sospechoso, los investigadores vuelven a hablar con alguno de los testigos anteriories, ya centradndose mas sobre los movimientos del posible homicida, realizándose distintos seguimientos, y la vigilancia de su domicilio.

Por fin, reunidos datos, y pruebas, los investigadores, solicitan al juzgado la autorización para el registro de la vivienda del detenido, y una vez obtenida, proceden a la detención del mismo, con las precisiones marcadas por la Ley, y se efectúa un registro de su casa, quedando en situación de detenido.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí