La Policía filipina mata a un español durante una operación antidroga

0
1360
Diego Bello lafuente policia filipinas
Diego Bello - Instagram
Comparte ese artículo

La Policía de Filipinas ha matado este miércoles a un joven español durante una operación antidroga. Las autoridades argumentan que se trataba de un “traficante de drogas de alto valor”, algo que las organizaciones de derechos humanos ponen en duda.

El operativo policial donde falleció Diego Bello Lafuente, coruñés de 32 años, se desarrolló en la isla filipina de Siargao. El fallecido residía en una isla al sureste de Manila y era muy popular entre los surfistas donde tenía varios negocios relacionados con el turismo. Actualmente regentaba un bar de copas, un hostal y una tienda de artículos de surf que había abierto junto a otro español en Filipinas.

Fuentes policiales calificaron a Diego como un “traficante de drogas de alto valor” afirmando que en el momento de la intervención llevaba encima 10 gramos de cocaína y 30.000 pesos filipinos en billetes marcados (600 dólares). y valoró la actuación como una “operación exitosa en la lucha contra las drogas”.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Deep and dance 🌴☀️

Una publicación compartida de Diego (@diegobellolafuente) el

El portavoz de la Policía Regional de Surigao del Norte, Reynel Serrano, manifestó que “fue una operación en legítima defensa”, justificando la acción de los agentes con que Diego disparó primero contra ellos apretando el gatillo de una pistola del calibre 45.

“justo tras el intercambio de dinero y cocaína hemos detectado a hombres aproximándose a él y ha sacado su pistola del calibre 45 y ha empezado a dispararnos”, afirma el capitán Panuelos, en una entrevista a un medio local.

A pesar de estas acusaciones, allegados del gallego fallecido aseguran que murió asesinado a manos de los agentes y niegan que Diego tuviese vínculo con el mundo de las drogas.

“Diego nunca en su vida ha llevado un arma”, asegura Sergi Fabregat, amigo de Diego.

La autopsia del cuerpo podría revelar la auténtica versión sobre este hecho. Sin embargo, este trámite se ralentiza al igual que la entrega del cuerpo.

Las embajada de España en Filipinas todavía no se ha pronunciado sobre los hechos y todavía está recopilando información sobre lo sucedido.

Diego podría ser el primer español en fallecer durante la cruenta guerra contra el narcotráfico que se está llevando a cabo en Filipinas desde hace tres años bajo el mandato del presidente Rodrigo Duterte.

Naciones Unidas y defensores de derechos humanos han criticado el clima de impunidad de la campaña antidroga en la que han muerto unas 30.000 personas, la mayoría en ejecuciones extrajudiciales a manos de la policía.

La policía ha admitido haber matado en redadas a unos 6.700 sospechosos, aunque alegan que todos ellos se resistieron al arresto.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here