Comparte ese artículo

LA MENTIRA

En 2016 un inspector de la policía nacional fue acusado de favorecimiento al tráfico de drogas. Según un informe de Mossos de Escuadra, este policía alertaba de operaciones policiales a clanes de la droga en la Mina de Sant Adrià de Besòs. Un delito grave que también originó una investigación de asuntos internos de la propia Policía Nacional.

El inspector acabó en prisión provisional por ese delito más otro de cohecho.

La investigación se basaba en la acusación de un subinspector de Mossos D¨Escuadra, supuestamente tenía constancia de que este inspector destinado en comisaría de Mataró (Barcelona) había filtrado investigaciones y operaciones policiales en favor de un clan gitano.

Todo llegó al juzgado de Instrucción número 4 de Badalona que abrió diligencias en las que se aportaban las acusaciones del Mosso y las gestiones de asuntos internos

Ante la gravedad de los hechos “Félix”, inspector de policía, acabó en prisión provisional.

LA VERDAD

El pasado miércoles en la Sección Sexta de la Audiencia de Barcelona, el subinspector de Mossos D Escuadra cuyas iniciales son D.C.G. ha reconocido en sede judicial haber cometido un delito de falsedad en documento oficial. Mintió en relación a los hechos que acabaron con el Inspector en la cárcel

Siguiendo las curiosidades del caso, se dictó sentencia de conformidad ‘in voce’ durante la vista.

Tanto la Fiscalía como la defensa han anunciado que renuncian a recurrir la sentencia, por lo que ha sido declarada su firmeza en el mismo acto del juicio.

La condena que se le impone es 10 meses de suspensión de empleo y multa de casi 3000 euros.

LA CONCLUSIÓN

Una mentira de un subinspector de Mossos, más una investigación de asuntos internos origina que un inocente acabe en prisión.

Descubierta la mentira, el mentiroso volverá a trabajar tras 10 meses de suspensión y asuntos internos de policía nacional ni se ruboriza por la investigación realizada que acabó con un inocente en la cárcel.

Las consecuencias para Félix, fueron mayores que la condena del infractor. Sufrió prisión provisional, los trámites de una investigación, separación del servicio, condena social…

Nada más que añadir, que cada uno saque sus conclusiones.

Periódico Digital PolicíaH50

 

4 COMENTARIOS

  1. Hasta cuando vamos a consentir estos desmanes
    En la República la Guardia Civil tuvo que detener a los mozos de escuadra por golpistas
    La historia de va a repetir
    Viva la Policía Nacional y la Guardia Civil

  2. Que lastima de que Félix haya sufrido todo este tiempo de prisión, y que ahora se arregle, sin una compensación y una rehabilitación pública y notoria, por los enormes perjuicios y causados a él y su familia. Esta Administración es un desastre, dejando a los mejores sin justa compensación.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí