Comparte ese artículo
Hay una creencia popular generalizada, de que dependiendo del tipo de delito por el que se entre en prisión, se pueden llegar a tener muchos problemas con el resto de los presos.

Esto suele pasar con los que han cometido determinados delitos contra personas más vulnerables, como los pederastas o violadores.

En este caso, dos presos de la prisión de Brians 1 en Barcelona, han propinado una brutal paliza al asesino de una niña de 13 años en Villanueva y Geltrú.

Sufre una fractura en la mandíbula y ha perdido varios dientes.

La víctima de la paliza se encontraba en prisión preventiva por el asesinado de una niña de 13 años en el 2018.

La agresión tuvo lugar en el patio de la prisión, por parte de dos compañeros del mismo modulo.

Los dos presos, le propinaron diversas patadas en la cabeza, perdiendo a consecuencia de los golpes varios dientes. Asimismo, sufrió una fractura de mandíbula.

Los dos agresores están aislados provisionalmente del resto de presos y la prisión está estudiando que consecuencias disciplinarias tendrán.

El agredido tuvo que ser ingresado en el hospital penitenciario de Tarrasa.

Se encontraba en prisión preventiva desde que la jueza ordenó su ingreso en junio de 2018, acusado de detención ilegal, agresión sexual y asesinato de una niña de tan solo 13 años.

Los hermanos Amador Moreno.

Uno de los casos más llamativos es el de los hermanos Juan y Luis Amador Moreno.

Dos hermanos murcianos de etnia gitana que han causado auténtico terror a los etarras con los que se han cruzado en prisión.

Pegar tiros por la espalda lo hace hasta mi sobrino.

Tras agredir seis presos de ETA a Juan Amador, ambos se defendieron, hiriendo a dos de ellos.

Ahí comenzó su cruzada contra los terroristas a los que critican, por lo fácil y cobarde que es su forma de actuar pegando tiros en la nuca por la espalda. “Eso lo hace hasta mi sobrino” manifestó uno de ellos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí