La Guardia Civil de Huelva investiga a una persona que impartía cursos de conducción “segura” de motocicletas en vías abiertas al tráfico

Las pesquisas se iniciaron como consecuencia de un accidente de circulación sufrido por uno de los alumnos que asistía a uno de los citados cursos.

0
- Publicidad -
Comparte ese artículo

La Guardia Civil ha procedido a investigar a una persona por conducción temeraria, que se publicitaba como una escuela de conducción de motocicletas, con amplia experiencia en el mundo de la motocicleta y la competición y que impartía “cursos de conducción segura” de motocicletas, en vías abiertas al tráfico del Andévalo onubense.

Tras un accidente de circulación al que acudieron agentes uniformados para instruir diligencias e investigar las causas del siniestro, observaron que no se trataba de un siniestro vial normal, sino de un grupo de personas en motocicleta que se encontraban realizando un curso de conducción en motocicleta.

Tras poner el hecho en conocimiento de los agentes adscritos al Grupo de Investigación y Análisis de Tráfico (GIAT) de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil, se puso en marcha una investigación que les permitió conseguir las imágenes captadas por la persona que impartía el curso. Estas imágenes eran realizadas con cámaras subjetivas instaladas en las motocicletas, y tras analizar su contenido, se comprobó cómo recogían numerosos episodios de trasgresiones a las normas más básicas y elementales de seguridad vial, con momentos concretos de peligro para los integrantes del citado curso y para el resto de usuarios de la vía.

En las imágenes además se podían apreciar adelantamientos en tramos sin visibilidad, conducción a muy escasa distancia unas motocicletas de otras, circulación por los arcenes y en paralelo, curvas trazadas con invasión del sentido contrario. La Guardia Civil,  concluyendo que los hechos pudieran ser constitutivos de una infracción penal por un delito de conducción temeraria, con concreto y manifiesto peligro para la integridad física de los usuarios de la vía, procedió a tomar manifestación en calidad de investigado a la persona que impartía el curso, que en la mayoría de los videos analizados era la que provocaba, con su forma de conducir, las situaciones de grave riesgo.

Es especialmente significativo que dichos cursos se impartían bajo el epígrafe de “conducción segura de motocicleta” y que se desarrollaran en una carretera que requiere una conducción tremendamente exigente por su trazado, alto índice de siniestros y circulación intensa los fines de semana, que es cuando se desarrollaban los cursos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí