La Dirección General de la Policía condenada a indemnizar con 14.000 euros a un agente de la Policía Nacional herido en acto de servicio

Una indemnización que, según ha quedado demostrado en el juicio, choca frontalmente con el acuerdo de la Dirección General de la Policía, que sólo le estimó indemnización por daños materiales, unos 139 euros

0
agente_policia_nacional_patrulla_h50
Fotografía archivo
- Publicidad -
Comparte ese artículo

El sindicato de Policía Nacional, JUPOL, a través de sus servicios jurídicos, ha logrado que la administración asuma la indemnización pertinente para un agente de la Policía Nacional que resultó herido en acto de servicio el pasado mes de julio de 2019 y que le supuso una baja laboral de 15 meses.

Una resolución que se produce por el recurso presentado por este sindicato y en el cual se “corrige el acuerdo dictado por el director general de la Policía y por delegación, el jefe de la División de Personal, de fecha 06 de julio de 2020 que, en relación con la solicitud de indemnización por lesiones y daños sufridos en acto de servicio, que sólo le estimó indemnización por daños materiales”.

Con este recuso se ha conseguido que el agente sea indemnizado por la Dirección General de la Policía en la cantidad resultante de indemnizar también los días que el agente de la Policía Nacional ha estado de baja laboral como día de perjuicio básico según el sistema establecido por el Real Decreto Legislativo 8/2004, de 29 de octubre, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley sobre responsabilidad civil y seguro en la circulación de vehículos a motor, en la cuantía vigente en el 11 de julio de 2019, cuando se produjo el incidente. Una cuantía que supera los 14.000 euros de indemnización.

Del mismo modo, en la sentencia se recoge la imposición de las costas judiciales a la Administración.

Lesiones

El agente del Cuerpo Nacional de la Policía resultó lesionado por una actuación policial el pasado 7 de julio de 2019, causada por una agresión que le propinó una persona que, tras un intento de agresión a una mujer, se resistió a la detención por parte de los agentes.

Como consecuencia del empujón, el policía sufrió una caída, lesionándose la columna vertebral con una fractura transversal en la vertebra L3 y la fractura de dos costillas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí