Comparte ese artículo

Aprovechando la asistencia del Presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, al acto simbólico de destrucción de más de mil armas incautadas a ETA, los GRAPO y a otras organizaciones terroristas que se ha celebrado en Valdemoro, la Asociación Víctimas del Terrorismo (AVT), representada por su Presidenta, Maite Araluce, y su Consejero, Miguel Folguera, le han recriminado que esas armas que han sido destruidas, son las que empuñaban los terroristas que acerca cada viernes al País Vasco y Navarra, los mismos terroristas que se niegan a colaborar para esclarecer los atentados sin resolver. Con estas armas asesinaron a nuestros familiares y nos destrozaron la vida.

Además, la AVT ha aprovechado la presencia de Sánchez para afearle que no nos reciba y que no se nos dé a las víctimas del terrorismo una explicación por los acercamientos que cada viernes generan tanto dolor en nuestro colectivo. Asimismo, hemos incidido en que ETA no ha entregado ninguna de esas armas, ha sido el trabajo de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad el que ha hecho posible su destrucción.

Desde la AVT consideramos que este acto supone una reivindicación del Estado de Derecho y de las víctimas del terrorismo, que tanto han sufrido por culpa de la barbarie terrorista en nuestro país. Así pues, la AVT ha asistido a este acto como homenaje a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado por su encomiable labor en la lucha contra el terrorismo en nuestro país. Profesionales que se han dejado la vida, en muchos casos literalmente, luchando contra ETA, GRAPO y otras organizaciones terroristas. Más de 50 años de trabajo incansable contra unos asesinos que han dejado multitud de vidas rotas.

Esta acción, además, no compromete ninguna investigación criminal, ya que todas las armas destruidas han sido examinadas y peritadas por expertos de la Guardia Civil y de la Policía. Se trata de armamento que no tiene más recorrido judicial y cuyos informes se encuentran en los juzgados. La Audiencia Nacional autorizó su destrucción en 2016.

Con la destrucción de estas armas, que ya han agotado su recorrido judicial y no sirven como prueba, y de las que alrededor del 90% pertenecían a ETA, se pone en valor la derrota policial de la banda terrorista que más asesinatos ha cometido en nuestro país. Porque hay que recordar, que gracias al trabajo realizado por las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, hoy día estamos en disposición de hablar del verdadero relato del terrorismo en España. Un relato con vencedores y vencidos, donde el papel de las víctimas del terrorismo es el auténtico protagonista.

Por ello, la AVT ha solicitado a los organizadores del acto, que el “hierro” resultante se utilice para la realización de placas en homenaje a las víctimas del terrorismo. Este evento no significa el punto y final de ETA, todo lo contrario, nos recuerda que queda mucho trabajo por hacer para derrotarla: detener a los etarras huidos, resolver los más de 300 casos pendientes, acabar con los actos de enaltecimiento y homenajes a etarras que lo que buscan es la legitimación social de ETA, y también es necesario acabar con los que políticamente no condenan la violencia y se jactan semana tras semana de ser los artífices de la derogación de la política de dispersión.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí