La Audiencia de Palma condena al joven que grabó a policías entrando en un piso durante el confinamiento al pago de más de 12.000 euros

EL acusado deberá pagar las costas judiciales y una multa de catorce meses a razón de seis euros de cuota diaria.

1
- Publicidad -
depol-academia-policia-h50
Comparte ese artículo

El sindicato de la Policía Nacional CEP hace pública la resolución firme de la Audiencia Provincial de Palma en la que se personó como acusación particular, al igual que lo hizo el sindicato JUPOL. Una sentencia que condena al autor de los hechos acaecidos la madrugada del domingo nueve de mayo de 2020, donde, y estando aún en la fase cero del plan para el desconfinamiento, se produjo una intervención policial a requerimiento de un ciudadano, el cual denunciaba el incumplimiento del estado de alarma al celebrarse una fiesta en una vivienda con gente que no tendría que estar en ese domicilio debido a las restricciones establecidas en el Real Decreto 463/2020.

En el día de ayer la Audiencia Provincial del Palma de Mallorca ratificó la sentencia impuesta en su día con el juzgado de lo penal, y además condena en costas al denunciado, confirmado la condena del pago de una multa de 2.520 euros por un delito de calumnias y la indemnización a cada uno de los cuatro agentes con 3.000 euros por los daños morales.

Remarcan desde el sindicato CEP que lo acontecido durante la intervención, recogido y difundido parcialmente mediante un vídeo grabado por una de las personas que no deberían encontrarse en esa casa, y que además se identificó verbalmente como abogado, debe verse en el contexto adecuado, ya que los policías en todo momento actuaron conforme a la legalidad vigente, contando en todo momento con el consentimiento por parte del morador habitual y propietario de la vivienda para entrar en la misma y proceder a la comprobación de lo denunciado anteriormente.

En vista de las declaraciones vertidas en la redes sociales, y en concreto en un canal de YouTube por parte del presunto infractor, la Confederación Española de Policía (CEP) desarrolló todas las acciones legales necesarias desde el primer momento y al alcance de su mano, “para proteger el honor y la imagen de los miembros del Cuerpo Nacional de Policía, así como de la propia Institución policial”, remarca su Secretario Regional David Pola, que indica que esta sentencia “es un aviso a navegantes y que no todo vale contra los policías”, y “si vuelve a pasar nos volverán a encontrar enfrente para hacer valer los derechos de los agentes”.

Desde el sindicato JUPOL afirma que esta ratificación de la sentencia, al menos, repara los daños morales y al honor sufridos por los agentes que intervinieron en la fiesta ilegal. Para su secretario regional en Baleares, Chechu Enrique, esta sentencia no hace más que demostrar la “actuación perfecta y completamente ajustada a derecho de los agentes que participaron en esta intervención policial”.

JUPOL remarca, según ha explicado Chechu Enrique, “esta sentencia, además, supone una solución para los daños morales y contra su honor que sufrieron los agentes intervinientes, que vieron como su actuación y su propia imagen fue difamada de forma viral a través de las redes sociales”.

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí