Jornada de prevención del suicidio dirigido a personal de emergencias

El 18 de Junio, en Benaguasil (Valencia) la Asociación Ángeles de Azul y Verde realiza una jornada de prevención del suicidio dirigida a personal de emergencias en su lucha contra una lacra que parece no tener fin.

0
- Publicidad -
Comparte ese artículo

El 18 de junio se realizará por parte de la Asociación Ángeles de Azul y Verde, en colaboración con el Ayuntamiento de Benaguasil, una más que interesante formación dirigida a personal que trabaja de forma activa en las emergencias.

Entre estos perfiles profesionales encontramos: Policías locales, guardias civiles, policía nacional, bomberos, servicios sanitarios extrahospitalarios, protección civil y quien pueda estar interesado.

La jornada de prevención del suicidio se realizarán el sábado 18 de junio en el salón de plenos del Ayuntamiento de  Benaguasil (Valencia). Las mismas tendrán una duración de cuatro horas y media, con media hora de descanso, comenzando a las 9 de la mañana con la recepción a los participantes por parte del Alcalde  José Joaquín Segarra Castillo y el Concejal de Seguridad Rubén Araque contando también con el Inspector Jefe de la Policía Local y finalizando a las 13:30 con la entrega de los certificados por parte de ambas entidades.

Las inscripciones se pueden realizar hasta el día 16 de Junio y completar aforo en el correo electrónico actividades@angelesdeazulyverde.org indicando el nombre completo y DNI para la expedición de los certificados y un correo electrónico como forma de contacto.

El bienestar psicológico y la salud mental actualmente son un problema en España y en el mundo en general, por lo que es prioritaria la elaboración de campañas de sensibilización social y visibilización del problema para que deje de ser tabú.

Los expertos advierten de que la visibilidad, la formación y las campañas de prevención reducen el número de suicidios, erróneamente se piensa que hablar de suicidio puede producir un efecto imitación y es justamente lo contrario, por eso son tan importantes las campañas de desmitificación y educación alrededor de este fenómeno.

Está demostrado que hablar hace que las personas tomen conciencia y se puedan tomar medidas, por lo que hay que mostrar los factores de riesgo, las señales de alerta y cómo debemos actuar ante la sospecha de ideación.

En este sentido, la Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que hablar de estos factores y saber detectar las señales de alarma reducirían hasta un 30% los casos de suicidio. Asimismo, Miguel Guerrero, coordinador de la Unidad de Prevención del Suicidio del Hospital Costa del Sol, referente nacional en prevención del suicidio, apunta que países en los que ya se han implementado planes a nivel nacional de estas características han reducido «muy significativamente» sus cifras. Por lo que a falta de una herramienta nacional, deben ser las administraciones locales y autonómicas las que lideren este cambio de paradigma.

El tabú que se cierne sobre el suicidio es una de las mayores dificultades que nos encontramos para hacer efectiva la prevención e intervención de esta problemática, las reticencias a hablar abiertamente sobre el tema dificulta la solicitud de ayuda por parte de quienes lo sufren o sus familiares. Por ello, la sensibilización y la formación a profesionales  son líneas de trabajo en las que hay que hacer hincapié, y eso se consigue a través de formación específica a colectivos tan importantes, como son los servicios de emergencia,  para avanzar en el conjunto de la sociedad siendo éstos a su vez colectivos vulnerables.

Las iniciativas locales en prevención del suicidio suelen ser escasas o nulas, por eso es tan importante organizar de forma recurrente iniciativas de formación como las que se proponen por parte de la asociación Ángeles de azul y verde.

Con la crisis actual de Covid-19, los factores detonantes de una conducta suicida están aflorando con mayor intensidad y terminarán afectando a un amplio porcentaje de la población si no nos proponemos enfrentar estas situaciones de una forma tajante, las consecuencias pueden ser aún más devastadoras.

El objetivo general de esta formación es la alfabetización de estos perfiles profesionales en la prevención del suicidio.

Los objetivos específicos comprenden:
  • Informar sobre la situación actual de la muerte por suicidio en España.
  • Detectar los mitos sobre el suicidio.
  • Aprender a detectar las señales de alarma ante la conducta suicida.
  • Diferenciar los factores de riesgo y los factores de protección en la conducta suicida tanto en la población en general como en las fuerzas y cuerpos de seguridad.
  • Dar a conocer las habilidades implicadas en la atención ante la conducta suicida.
  • Conocer las pautas para la atención a familiares y personas allegadas ante la conducta suicida.
  • Describir los distintos tipos de duelo y sus fases.
  • Orientar en las pautas de autocuidado de la persona interviniente.
El índice de contenidos será el siguiente:
  • La Asociación Ángeles de Azul y Verde y su labor dentro de las fuerzas y cuerpos de seguridad.
  • La epidemiología del suicidio en España.
  • Los mitos sobre el suicidio.
  • Detección de señales de alerta en personas con riesgo suicida.
  • Principales factores de riesgo de suicidio en la población general.
  • Principales factores de riesgo en fuerza y cuerpos de seguridad.
  • Técnicas de intervención presencial y telefónica en conductas suicidas en curso.
  • Pautas de actuación psicológica inmediata tras un suicidio consumado con supervivientes.
  • Comunicación de malas noticias tras fallecimiento por suicidio en el ámbito extrahospitalario.
  • El duelo por suicidio y su acompañamiento inicial.
  • Cómo protegerse de la fatiga por compasión.
Inscríbete en las jornadas en el Mail actividades@angelesdeazulyverde.org indicando el nombre completo y DNI para la expedición de los certificados y un correo electrónico como forma de contacto

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí