h50 entrevista a José Gómez, director del Campamento militar El Cid

El campamento militar para jóvenes nacido como un proyecto de vida, basado en la formación no formal que fomenta el compañerismo y el trabajo en equipo

1
campamento-militar-el-cid_h50
- Publicidad -
Comparte ese artículo

amara_martín_vázquez_h50_flor_de_hielo_policia

Quiero presentarles el Campamento El Cid, un proyecto muy interesante para nuestros jóvenes que comenzará su aventura a partir del 2 de agosto del 2022, casi en un abrir y cerrar de ojos, que nace con muchas esperanzas puestas en todo el trabajo que lleva llegar hasta aquí.

Las personas tienen sueños, a veces los llevan sobre plano, a veces se hacen realidad, y hay veces que nos encontramos con personas tan generosas que comparten sus sueños con otras por pura satisfacción propia del trabajo bien hecho al verlos hacerse realidad.

Este es el caso de José Gómez, director del Campamento El Cid, una persona con 35 años de experiencia en actividades de tiempo libre, gestionando campamentos estivales más de 25 años, con una formación militar de más de once años, y poseedor de la titulación oficial necesaria para realizar actividades de tiempo libre con menores, y que hoy tenemos la gran suerte de poder entrevistar.

¿Quién esta detrás del proyecto del Campamento El Cid?, ¿Cómo surge esta idea de hacer algo tan grande?, con una infraestructura inmensa, lo que aborda reunir e involucrar a tantas personas que quieran creer, participar y sobre todo ayudar, ¿Cuál es el secreto del marketing que tanto nos influye en las decisiones a la hora de elegir entre tantas ofertas hoy en día?

EL Cid realmente es el nombre de un proyecto que está soportado fiscalmente por una asociación sin ánimo de lucro, que aunque en un principio no se creó para este propósito, finalmente acoge la idea con gran ilusión y pasión, ya que para poder sacar adelante una actividad como esta es necesaria la pasión y la constancia. Actualmente hay un equipo técnico de voluntarios que está trabajando contra reloj para que todo esté preparado el día 02 de agosto.

No es necesario que expliquemos que para darse a conocer de una forma rápida y efectiva la participación activa en las redes sociales es necesaria y obligatoria en los tiempos que vivimos, por ello nos pusimos manos a la obra para poder mostrar la dimensión del proyecto de la mejor forma posible y transmitir nuestras ideas y propuestas de la forma más visual posible.

Instagram para nosotros está jugando un papel importantísimo en la transmisión de la información de la actividad de una forma muy rápida y efectiva, además de concreta y elegante, manteniendo el máximo respecto hacia otras propuestas similares a la nuestra ya que sabemos que el trabajo que se realiza por las mismas puede llegar a ser también atractivo y nosotros no venimos a competir con nadie, venimos a ofrecer nuestro proyecto para las familias, las muchachas y muchachos puedan elegir la mejor opción según sus necesidades o inquietudes.

¿Dónde está situado el Campamento Ercida?, ¿Quién y por qué se elige este lugar?, ¿Es un sitio estratégico? ¿Por qué el Colegio de la Sagrada Familia (SAFA) ayuda con su aportación de sus instalaciones para que estos jóvenes pasen allí su período de formación?

El Campamento EL CID está ubicado en la población de Sigüenza, provincia de Guadalajara.

La verdad que desde el principio una de las mayores preocupaciones era poder escoger lo más adecuadamente la ubicación del mismo, ya que el entorno es muy importante.

La intención de la organización es en todo momento poder dar la experiencia lo más similar posible, a un acuartelamiento, academia militar o policial y las instalaciones con las que contamos en Sigüenza, reúnen estos requisitos a la perfección.

Cuando empezamos a estructurar el proyecto y en honor a la verdad uno de los fundadores, nos propuso la posibilidad de visitar el colegio SAFA en Sigüenza, ya que para su criterio tanto la zona, un entorno natural, como las instalaciones del colegio, cubrían totalmente nuestras necesidades, ¡¡y vaya si acertó!!, ya que nada más visitarlas nos enamoramos de ellas y no tuvimos que buscar más, fue la primera y única visita que hicimos en la búsqueda de la ubicación para El Cid.

No podemos estar más contentos y agradecidos a la dirección del colegio SAFA y en especial a su director D. Miguel Ángel García Tabernero que desde la primera visita hace dos años nos abrió las puertas de la congregación de par en par.

Cuando le explicamos al Padre D. Miguel Ángel en qué consistía el proyecto y cuál era la finalidad y propósito del mismo, no solo nos ofreció las instalaciones, también puso a nuestra disposición el equipo humano de gestión del colegio, haciendo muy muy fácil la preparación y organización del campamento El Cid.

Nosotros le llamamos cariñosamente a Sigüenza  la ciudad 10, no solo su entorno es espectacular, con su historia y edificios conservados a la perfección, si no que además a diez minutos máximo del desarrollo de las actividades lo tenemos “todo”.

A diez minutos tenemos el centro de salud, el supermercado, la Guardia Civil, la estación de tren y el OASIS instalaciones deportivas, lúdicas y pulmón del colegio SAFA, y que también están a nuestra disposición. Hoy por hoy no entendemos el proyecto El Cid sin el colegio SAFA ni Sigüenza.

¿Cuál es la finalidad de este Campamento? ¿Desde qué edad pueden apuntarse? ¿Crees que los jóvenes actualmente no tienen una visión de su futuro más allá que el “salir de fiesta”, cero “valores”, expectativas nulas, inmersos en un mundo no real de internet sin metas ni motivación más que pasar el día sin hacer nada?

A nosotros no nos gusta llamarle campamento, aunque esa sea la actividad en tiempo estival, para nosotros es un proyecto de vida, basado en la formación no formal, sin temario, sin deberes, sin exámenes.

Buscamos fomentar el compañerismo y el trabajo en equipo, los valores más básicos de una sociedad, empezando por el respeto hacia uno mismo y sobre todo hacia los demás, y reforzado por la disciplina desde una filosofía castrense, trabajando el honor y la familia como base educativa, todo ello nos abre un espectro de trabajo fundamental para llegar a calar en los participantes. Además hay que tener en cuenta que en su mayoría, los participantes, están entrando en la adolescencia, son adolescentes o están saliendo de la adolescencia, época sumamente importante en el forjado de caracteres y que les marcará para el resto de su vida, ya que la edad de participación es desde los 12 años hasta los 22 ambos inclusive.

La información que nos llega a niveles generales y a través de los medios de comunicación, son estadísticas y datos fríos en su mayoría. Y que la juventud actual está como perdida o como atrapada en un mundo digital y sin rumbo, quizá desde una visión general sea así, pero personalmente creo que no es así al 100% y que los jóvenes en su mayoría si saben lo que quieren.

Quizá seamos nosotros, los adultos, los que no sabemos cómo tratar o gestionar esta época tan complicada y decisiva que es la adolescencia. Los padres desgraciadamente no venimos con un manual, aunque por suerte, cada vez estamos más concienciados de que no podemos dejar a la suerte el futuro y educación de nuestros hijos.

A este tipo de actividades, como la propuesta por El Cid, acuden jóvenes con inquietudes más allá de una pantalla, por iniciativa propia o motivados por unos padres comprometidos con la formación en todos los ámbitos de sus hijos e hijas y lógicamente esta cuestión facilita nuestra labor desde el principio.

Cuando la gente vea el anuncio por las redes sociales, Campamento El Cid, campamento militar para jóvenes, ¿Cómo crees que lo van a asimilar o asociar en su mente?, ¿Cómo un internado para niños con conductas violentas? ¿Alguien puede pensar que es simplemente para pasarlo bien, para aprender, para desarrollar o motivar conductas positivas, tendemos a pensar negativamente?

Como siempre los perjuicios y los clichés nos influyen en el criterio o en el pensamiento sobre esto o aquello y me refiero a las palabras “militar”, “disciplina” y sin querer la mente nos lleva a pensar que, este tipo de actividades coordinadas por militares o policías, en activo o no, es para corregir conductas y no tiene nada que ver.

Creemos que la disciplina y la organización está reñida con la diversión y que los militares son gente que grita y que solo sabe dar o recibir órdenes, simplemente por que hemos visto películas o por que históricamente es lo que nos han vendido, pero la realidad es otra muy distinta y cuando un participante va un campamento o actividad como está suele repetir. ¿Por qué creemos que es?, ¿Por qué se aburre? o ¿Por qué lo pasa mal? o será, porque  se divierte y aprende técnicas, que quizá no se hubiera imaginado y le terminan fascinando y quiere seguir aprendiendo año tras año. Lógicamente es así, la diversión no está reñida con nada, es la actitud la que determina tu nivel de satisfacción al final del campamento, sabemos que la actitud multiplica en cualquier cosa que haces, nosotros les ayudaremos a que sepan gestionar una excelente actitud en cada momento, esta es una de las grandes claves que marcará toda la estancia en El Cid.

 

¿Cuáles son los objetivos que se van a trabajar para conseguir el éxito que estos jóvenes en el campamento encuentren la motivación?, y quizás enderezar su vida hacia un futuro.

En esta pregunta que se me plantea hay una palabra muy agresiva para nosotros “enderezar”, el equipo técnico de El Cid, no está para enderezar a nadie en ningún caso, nosotros detectaremos las carencias para convertirlas en virtudes, y descubriremos las virtudes para potenciarlas al máximo, y que de esta manera aquellos comportamientos o situaciones negativas se transformen en positivas.

Motivar, formar, animar, ayudar, definir, acompañar, esos son los verbos que definen nuestro objetivo que no es otro que forjar buenos ciudadanos que ayuden a dejar nuestra sociedad mejor que la encontramos, mejor objetivo que este no creemos que pueda haber.

Para ello lo vamos a hacer con competencias, que nos ayudarán a conseguir nuestro objetivo y que están relacionadas con el medio natural o el de la seguridad básica, desde hacer un amarre a usar un extintor, desde donde sentarse en una sala de cine y cómo actuar en caso de emergencia, a realizar un Rappel y en todo esto no puede faltar la diversión que es nuestra prioridad, donde el entorno si importa.

¿Cómo surgen los instructores de Honor en el Campamento El Cid? ¿Qué labor fundamental van a tener ellos en este proyecto? Además he visto que cuentan con personas de alto nivel como Antonio Sanz Fernández, @laura_two.hearts o @xococris ¿Por qué ellos y no otros? ¿Quién los elije?

El equipo de Instructores de Honor surge de forma inesperada y casi de casualidad, esa es la verdad, aunque ahora parezca inverosímil.

Como sabes este es nuestro primer año de actividad y teníamos que intentar diferenciarnos de lo que el resto de las propuestas similares ofrecen, ¡ya está todo inventado, o NO!.

La pregunta que todos se hacen en un momento así es “que podemos hacer” y esa no era, en este caso era, que pueden hacer los demás por nosotros y es cuando nos proponemos conseguir a los Instructores de Honor, profesionales, principalmente en activo, que pudieran aportar sus experiencias personales y vivencias para enriquecer en toda su dimensión a los participantes del proyecto para darles una visión lo más real, de lo que se encontrarán cuando desarrollen en su ámbito profesional.

Además, deberían ser lo más relevantes posibles y que nos ayudarán a difundir nuestro propósito y objetivo para con los jóvenes de nuestra sociedad interesados en ofrecer su vida personal y laboral en beneficio de los ciudadanos y que participen en nuestra actividad, deberían además participar activamente de una forma presencial o Online con los cadetes de El Cid.

La respuesta ha sido increíble, estamos abrumados con las ganas de ayudar y aportar, su fuerza nos impulsa más si cabe, y quiero agradecer desde aquí, aprovechando la ocasión a todas y todos los Instructores de Honor y no quiero olvidarme de las instituciones, asociaciones y marcas privadas que también son Colaboradores de Honor, que, sin su apoyo, tampoco sería posible haber llegado tan lejos en tan poco tiempo, está siendo una experiencia espectacular y aún no hemos empezado.

La vocación de ayudar, la predisposición de satisfacer las necesidades de otros, la vocación de servicio, la entrega, el compromiso, la pasión mediante el trabajo, ¿Es la que permite a estos jóvenes a decidirse y a involucrarse hacer más y mejor las cosas?

Sinceramente creo que no. Quizá te sorprende la respuesta, pero no creo que un adolescente se plantee inicialmente todas estas cuestiones, a no ser que las haya vivido en su casa, familiares dedicados al servicio público, o se haya formado en alguna asociación que se fomente el servicio a los demás tipo Scouts o similar, ya bien sean católicos o laicos.

Los sentimientos y las actitudes de la pregunta van saliendo conforme se va conocimiento o describiendo la profesión elegida a priori para optar a la misma.

Pero lo que si que es cierto que los que se suelen inscribir en este tipo de actividades, están predispuestos a fomentar los espigué de esfuerzo y sacrificio hacia los demás y en El Cid somos conscientes de esta predisposición y lo que si haremos es potenciarla, ya que si al final consiguen su objetivo lo hagan con conocimiento de causa y si no lo consiguen o deciden cambiar su rumbo pues les sirva para ser mejores ciudadanos y personas que en definitiva es lo que todos y todas queremos.

A través del campamento, ¿se quiere hacer entender que las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad y Fuerzas Armadas es un mundo que les brinda un amplio abanico de posibilidades profesionales y de unidades a elegir que muchas veces pasan desapercibidas?

Realmente, a través del campamento quisiéramos mostrar el gran abanico de posibilidades que este tipo de instituciones tiene para poder desarrollarse profesionalmente. En ocasiones, cuando pensamos en el ejercito, policía o guardia civil, tenemos un estereotipo creado, y no somos capaces de ver la cantidad de posibilidades que nos ofrecen este tipo de unidades, pudiendo desarrollar cualquier actividad o vocación dentro de las mismas.

Al mismo tiempo que perteneceremos a las distintas instituciones, también nos podemos desarrollar como médicos, abogados, enfermeros, informáticos y un largo etcétera que nos ofrecerá poder combinar los dos trabajos en uno solo.

En El Cid, procuraremos abrir el campo de posibilidades para nuestros participantes puedan conocer y entender el funcionamiento interno desde un punto de vista práctico, para que podamos enfocarles de la mejor manera posible y acompañarlos en todo momento en el proceso de elección, de algo que les marcará profesionalmente para el resto de su vida laboral.

¿Cómo crees que será este verano para vosotros?, Una nueva etapa con muchas esperanzas y confianza, 15 días para tomar contacto con la realidad y poner en marcha todo lo que esta sobre plano, o ¿Será el Campamento El Cid el que se diferencie de los demás llevando el liderazgo, influyendo a otros a seguir sus pasos con sus ideas, su ética y su motivación para que estos jóvenes consigan tomar las riendas de su vida con decisión?

Esta última pregunta es un poco difícil de responder, por que no quisiera que mi respuesta fuese presuntuosa o fuera de contexto e hiriesen sensibilidades, ya que creo que todos los campamentos que se realizarán en España de este tipo o parecido hacen una gran labor y tienen nuestro máximo respeto.

Pero si nuestra actividad no es solo un campamento, es un proyecto que año tras año irá creciendo e incorporando nuevas líneas de trabajo para que nuestro participantes puedan completar su formación y crecimiento personal al nivel que ellos y ellas elijan.

Una de nuestras principales diferencias es que nuestro campamento no está enfocado especialmente a alguna especialidad militar o usa de espejo alguna unidad en concreto, como si hacen casi todas las propuestas que existen parecidas a la nuestra, para nosotros es tan importante las diferentes unidades militares como los cuerpos policiales y no podemos olvidar a los bomberos o sanitarios, además de todas las especialidades que existen dentro de las unidades y estamentos oficiales, nuestro campamento creemos que es el más completo a todos lo niveles y no me refiero al técnico u operativo, si no que también trabajaremos la mente para que ayude al cuerpo ya que cada día juega un papel más importante en poder conseguir nuestras metas.

La organización y equipo técnico de El Cid lleva dos años pensando, preparando y organizando el proyecto, no solo para ir de campamento, si no para dotar al proyecto, el contenido necesario para sea duradero y lógicamente una vez arranque ya no tenga fin.

El día 2 de agosto para nosotros será muy importante, ya que es el final de la primera etapa que tango esfuerzo y dedicación hemos aportado para que pueda iniciar su andadura.

Quería dar las gracias en este momento a José Gómez, director del @campamentoelcid, por atenderme de inmediato y facilitarme toda la información necesaria para llevar acabo esta entrevista, mil gracias.

Entrevista dirigida por Amara Martín Vázquez (Flor de hielo) para h50

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí