Fallece un interno de la prisión de Albocasser en Castellón tras prender fuego a su colchón, poniendo una vez más en grave peligro la vida de los funcionarios que trabajan en el centro penitenciario

0
centro penitenciario castellón
- Publicidad -
top-ad-depol-h50-red
Comparte ese artículo

En la madrugada de este domingo, un interno del módulo de aislamiento de la prisión de Albocasser en Castellón, clasificado en primer grado, ha provocado intencionadamente un incendio en su celda cuya consecuencia ha sido su fallecimiento  inhalación de humo.

Como informa la Asociación Tu Abandono Me Puede Matar, los hechos sucedieron sobre las 5:45h aproximadamente cuando los trabajadores que hacían servicio en el departamento fueron alertados por las alarmas antincendios que disponen las celdas.

Se avisó de inmediato al Jefe de Servicios y los funcionarios procedieron a equiparse con los equipos de respiración autónoma (ERA), conexión de mangueras en las tomas de agua y el encendido de los extractores de humo, para proceder a la extinción y rescate del interno.

A pesar de que los colchones son ignífugos, desprenden gran cantidad de humo espeso que dificulta la visión y la respiración. Una vez más, y ya van 3 en menos de un mes, los funcionarios de Albocasser tuvieron que hacer de bomberos.

“Recordar que hace dos días, el 19 de agosto, se produjo otro incendio, aunque afortunadamente en esa ocasión se logró salvar la vida del interno”.

El interno fue trasladado inmediatamente a la enfermería donde la enfermera que estaba de guardia intento reanimarle por todos los medios sin éxito. Debemos señalar que debido a la escasez de médicos que sufre el centro esa noche no había médico de forma presencial en el centro.

“Incomprensiblemente la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias considera que los fines de semana los servicios médicos tienen guardia localizada y se encuentran en el pueblo más cercano a la prisión”.

TAMPM denuncia que esta anómala situación y nefasta decisión reviste aún más gravedad teniendo en cuenta la situación geográfica aislada que impide la rápida llegada de otros servicios médicos de urgencia como el SAMUR.

Destacan la irresponsabilidad de la administración penitenciaria que no pone los medios necesarios para solucionar este problema realmente grave y más aún si se tiene cuenta el número de internos del centro y las características de los mismos.

Esta oleada de incendios que están sufriendo en todo el país, en las que se pone en peligro la vida del propio interno, la de los funcionarios que prestan servicio y el resto de internos cada vez se producen con más frecuencia, sobre todo en la Comunidad Valenciana.

Desde TAMPM señalan que gran parte de culpa de estos incendios se debe a la permisividad de la administración penitenciaria que no actúa ni penal ni administrativamente contra estos internos incendiarios, al igual que tampoco se les exige ningún tipo de responsabilidad económica por los daños ocasionados creando una sensación de impunidad.

Desde esta asociación profesional reivindican la necesidad de más cursos de formación para este tipo de sucesos, que se cubran todas las vacantes de médicos y que se actúe penalmente ante sucesos futuros de similar gravedad.

Vuelven a repetir que no se olvidan de las agresiones que están sufriendo los compañeros de Villena y otros centros, tampoco nos olvidan los brotes de coronavirus sin control en Picassent y Fontcalent.

“No nos olvidamos del abandono de la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias. Y mucho menos del resto de reivindicaciones justas como la falta de medios, de formación, de reconocimiento institucional, de una legislación que reconozca las singularidades de nuestro trabajo y ser agentes de la autoridad y de una Equiparación Salarial con nuestros homólogos catalanes al realizar el mismo trabajo”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí