Estrasburgo sentencia como legales las devoluciones en caliente de inmigrantes que saltan la valla en Ceuta y Melilla

El Tribunal Europeo de Derechos Humanos sentencia que España no vulneró los derechos humanos al expulsar a dos subsaharianos a Marruecos

0
625
Salto a la valla/Fuetne Cuatro
Comparte ese artículo

El Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) a sentenciado, por unanimidad de los 17 Magistrados del Tribunal, que España no viola ninguna convención al rechazar a Marruecos y en caliente a los inmigrantes que intentan cruzar violentamente las vallas de Ceuta y de Melilla.

El fallo  considera que España no violó la prohibición de realizar expulsiones colectivas de la Convención Europea de Derechos Humanos ni tampoco el artículo 13 sobre el derecho a un recurso efectivo.

A mayores, los magistrados, subrayan que los inmigrantes disponían de varias vías para solicitar una entrada regularizada a España, si bien, decidieron no usar los procedimientos legales que existían para entrar en territorio español de manera legal”, por lo que su arresto por la Guardia Civil, su devolución inmediata y en caliente sin que se les permitiera, entre otros, consultar a un abogado o a un médico, fue consecuencia de su propia conducta.

Exigen que se disculpen públicamente todos aquellos que han puesto en duda sistemáticamente la legalidad las actuaciones de los guardias civiles en frontera

La Asociación Pro Guardia Civil -ARPOGC-, en un comunicado hecho público, exige que se disculpen públicamente todos aquellos que han puesto en duda sistemáticamente la legalidad las actuaciones de los guardias civiles en frontera, que aquellos que se han servido de fondos públicos para tales fines, organizando ruedas de prensa, conferencias e informes forenses amañados, devuelvan el dinero malgastado y a aquellos medios de comunicación que informan sin ningún rigor dando por hecho que nuestras actuaciones en frontera son ilegales les exigimos una rectificación inmediata.

ARPOGC recalca que la utilización de la inmigración ilegal perjudica los intereses profesionales de los guardias civiles y solo podrá evitarse si las fuerzas políticas firman un Pacto de Estado de Inmigración en torno al Acuerdo de Readmisión de 1992 firmado con Marruecos, que permita que los inmigrantes sean identificados, asistidos sanitariamente, atendidos por un abogado, estudiada la eventual petición de asilo y dado el caso puestos en frontera en el menor tiempo posible.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here