Entrevista a un contratista militar privado: La seguridad al límite afrontando un estado de alerta continuo

0
Comparte ese artículo

Profesionales de la seguridad que se despliegan en entornos hostiles, en tareas de seguridad y protección de bienes y personas

Esta podría ser una respuesta sencilla para definir el trabajo de un Private Military Contractor (PMC) o un Close Protection Operative (CPO). Así es como son conocidos internacionalmente estos profesionales privados capacitados para garantizar la protección en los escenarios más complejos donde tratan de neutralizar cualquier tipo de amenaza externa. Pero el carácter de sus misiones hace realmente compleja una definición de estos expertos.

En h50 hemos querido adentrarnos en esta área tan especializada de la seguridad de la mano de un experto en operaciones internacionales de alto riesgo que exigen un grado máximo de preparación, conocimiento exhaustivo del entorno y alta capacitación en tácticas y técnicas y como no, en el manejo de diferentes tipos de armas y equipamiento militar y policial.

h50 | Buenas tardes. Antes de nada, agradecerle su atención para mostrar de cerca a nuestros lectores la motivación y experiencia de un profesional de la seguridad como usted ¿Podría realizarnos una carta de presentación? 

Draco | Soy J.D, mi apodo es Draco, nacido en Achrafieh en el barrio cristiano de Beirut, Líbano, en plena guerra con Siria en y diferentes invasiones de palestinos en abril del 77. Desde la temprana edad de 12 años empecé mi colaboración con el ejército. Había falta de combatientes y las constantes masacres que sufría nuestro ejército a manos de los palestinos.

h50 | ¿Cómo surgió esta toma de contacto con el mundo militar y cual fue su evolución formativa hasta convertirse en un escolta privado?

Draco | Todos los niños éramos llamados a la ayuda táctica del ejército, nuestra labor era el apoyo a las tropas que luchaban en los diferentes frentes abiertos contra los invasores palestinos y sirios tanto en transporte de armamento como logística y abastecimiento de víveres. Regularmente teníamos entrenamientos ofrecidos por los americanos y por los franceses.

Después de 4 años en pleno frente y a la edad de 16 años me traslado a España para dejar atrás toda la barbarie de la guerra.

Al terminar la universidad en España decidí hacerme escolta en España y empezar a viajar a diferentes países trabajando como escolta de personalidades debido a mi preparación militar y a los 5 idiomas que domino.

h50 | ¿Cuáles fueron sus primeras misiones y cómo evolucionó su trayectoria profesional para alcanzar un grado máximo de experiencia?

Draco | Mis primeros trabajos fueron en los países del golfo pérsico como escolta de VIP´s. Hasta la fecha del principio de la guerra de Irak donde empecé a trabajar como contratista para una empresa americana.

Trabajamos el primer año de apoyo logístico a los trasportistas y los siguientes 2 años de protección al ejército.

Realmente nos mandaban donde no querían ir ellos. Así que peinamos casi todo Bagdad , Najaf , Karbala y Kirkuk .

En 2008 me traslade a Afganistán con otra empresa americana donde éramos apoyo muy importante fuera de las bases. Éramos los escudos para todos tipo de trasportes importantes del ejército de la coalición siempre en primera línea de fuego.

En 2012 me traslade a Colombia trabajando para una empresa minera, protegiendo a los ingenieros de las diferentes ola de ataques de piratas que sufría la mina de esmeraldas.

En 2014 nos mandaron a Benin, Cotonu para la protección del puerto donde se realizaban las mayores transacciones de compra de oro proveniente de los países de alrededor.

He prestado servicio en más de 8 países diferentes y he viajado a más de 23.

h50 | Una trayectoria impresionante, sin duda, que nos conduce al presente. ¿Cómo es su trabajo en la actualidad? 

Draco | Desde 2016 estoy de vuelta en el Líbano como director de equipo. Actualmente lidero un equipo de 32 escoltas y nos encargamos de la protección de los más altos cargos del país .

Nuestra rutina diaria consiste en la preparación del esquema de transporte, 4 rutas siempre preparadas en último momento. Soy el único que toma la decisión que ruta coger, después es el reparto de personal en los vehículos blindados y reparto de armamento desde los kalashnikov hasta los 12/70 anti aéreos que van montados en el primer vehículo y los dos últimos y el vehículo con inhibidor de señales. Siguiente es la recogida del protegido y posterior entrega en el Ministerio. Al terminar su trabajo de vuelta a la zona protegida.

Nuestro trabajo nunca acaba aquí siempre nos toca trabajos de contra espionaje y contrainteligencia .

Aquí se vive en un estado de alerta continuo debido a las presencia de milicias iranís en la zona (hizbolah). Así que, una vez entregado el VIP nos toca algo más de trabajo extra siempre. Nuestras jornadas son de 18 horas de trabajo sin días libres .

El contrato es de 6 meses al terminar los 6 meses puedes coger 1 mes libre para descansar.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí