Entrevista a Rosa Díez: portavoz de la plataforma Unión 78

0
- Publicidad -
Comparte ese artículo

Plataforma Cívica Unión 78 es el último proyecto de Rosa Díez junto con Fernando Savater y María San Gil. Fue en febrero del año pasado cuando lo presentaron y por la pandemia no ha tenido repercusión. Pero han salido ahora mediáticamente en primera línea apoyando una concentración nacional, como consecuencia del presunto indulto que va a dar el Gobierno a los condenados por el Procés.
Rosa Diez, política de raza, militó en el PSOE hasta el 2007, donde ocupó infinidad de puestos de responsabilidad en la política vasca, luego a nivel europeo llegó a ser presidenta de la Delegación Socialista Española en el Parlamento Europeo (1999-2004) y eurodiputada (1999-2007).

A Vd. se le ha criticado mucho desde ese partido por haber abandonado el PSOE. ¿Por qué cuesta tanto en España entender que las personas podamos evolucionar y pensar diferente?

 Bueno, cuesta en general pensar que los ciudadanos somos libres, y por eso capaces de a lo largo de nuestra vida, evolucionar e ir informándonos e ir adquiriendo experiencia, quitarnos vendas de los ojos, aprender cada día, tener curiosidad, pero en el caso que nos ocupa, más allá de que efectivamente yo he aprendido, y por supuesto, afortunadamente he evolucionado; -solo las piedras o las  ovejas no evolucionan- porque la ciudadanía, ser ciudadano, es lo que te da la posibilidad de tener libertad de pensamiento, de opinión; y también, por tanto, de aprendizaje; pero en el caso que usted me plantea -que tiene que ver con mi marcha del PSOE en el año 2007-, quien cambió fue el Partido Socialista.

Naturalmente que yo he cambiado a lo largo de mi vida, a partir del cambio, la experiencia y de la autocrítica; pero yo me fui del Partido Socialista en el año 2007 porque dejó de ser ese partido nacional, que defiende a toda España y al interés general.

Dejó de ser un partido que defendía la libertad y la igualdad de todos los españoles, traicionó de una manera relevante a alguno de los mandatos más importantes que teníamos de nuestro programa electoral; yo me presenté a unas elecciones en el año 99 para parlamentaria en el Parlamento Europeo encabezando la lista y 5 años después me volví a presentar en el número 2 de la lista del Partido Socialista, el número uno, era, la segunda vez, Josu Torre, prometiendo a los españoles algo que luego el Partido Socialista no cumplió.

Llegó Zapatero y cambió, bueno, liquidó todos los pactos de Estado, entre otros, los pactos de Estado con las libertades  y contra  el terrorismo, empezó a hacer una negociación política con ETA, tratando a ETA como un interlocutor político, y no es que hablara con ETA de dónde y cuándo dejan las armas, sino que hablaba con ETA del futuro de España y de todos los españoles como si fuera un interlocutor político, bueno, como un partido político más, y durante mucho tiempo siendo parlamentaria europea, estuve denunciando ese comportamiento, y  ya llegó un momento que como el Partido Socialista cambió, traicionó sus valores, sus principios y a los ciudadanos pues yo me fui del Partido Socialista.

Y, en ese momento era diputada en el Parlamento Europeo, tenía 2 años y medio, por delante para seguir disfrutando de mi acta y de mi sueldo y me fui, dejé el acta, dejé la carrera del Partido Socialista y seguí defendiendo, desde fuera, las cuestiones fundamentales, que no los proyectos concretos, para un mensaje a la ciudadanía, sino lo esencial, lo que está como valor reconocido en nuestra Constitución, y que tiene que ver con  la libertad y la igualdad, y con la… vamos a decirlo así, con la propiedad de España, que nos corresponde a todos los españoles; y no a una parte de los españoles que es lo que empezó a negar en aquel momento Jose Luis Rodríguez Zapatero, y lo que niega el actual secretario general del PSOE y presidente del Gobierno de España.

Cuando en el que fue su partido, -Vd. ingresó en el 76 en UGT, y en el 77 en el PSOE-, ve ahora que quieren expulsar a Joaquín Leguina y a Nicolás Redondo, ¿Qué experimenta: indignación, pena, rabia o indiferencia?

No, indiferencia no, porque el PSOE como organización política, progresista y transversal, defensora de los valores constitucionales ha muerto; ese partido ya no existe; entonces, ¿por qué quieren expulsar a Leguina y a Redondo?, pues porque les recuerda lo que han dejado de ser el PSOE.

Es una desgracia que un partido que fue clave para transitar desde la dictadura hasta la Democracia haya desaparecido, y se haya convertido en una sociedad limitada con todas las acciones en manos de Pedro Sánchez; que se haya convertido en una organización sectorizada al máximo -cada vez más pequeña en número de afiliados-   que se considera que la derecha es mucho más enemiga de ellos que ETA, por ejemplo.

O que los golpistas, los enemigos del PSOE, no son los enemigos de la Democracia española, sino los adversarios políticos y democráticos. Son sus enemigos, no quienes son los enemigos de la Democracia; sino que son la derecha, la ultra derecha, la extrema derecha, o como les quieran calificar, -porque lo hacen para descalificarlos- son considerados por el PSOE, sus enemigos.

Sin embargo, los enemigos jurados de la Democracia, buscando un golpe contra la Democracia, o que han asesinado para destruir la Democracia son los filo terroristas, los transcriptores de los terroristas, o los golpistas catalanes, son los socios preferidos de Sánchez.

Entonces, el PSOE como organización democrática y política, de defensa de la libertad y de la igualdad, no existe, ha muerto; entonces ahí hay personas que siguen teniendo el carnet del PSOE, pero el PSOE como tal no existe, entonces, ¿que si siento indiferencia?; no, indiferencia no, porque ha habido muchas personas que durante muchos años de su vida lo han arriesgado todo en defensa de esas ideas.

Aquí en el País Vasco, mucha gente ha sido señalada por ETA, por defender esos valores y esos principios, señalada y asesinada; pero señalada en todo caso, defender esos valores y esos principios en nombre de la democracia, de la Constitución, pero con las siglas de PSOE, entonces dices, bueno ¿para esto?, ¿para que esta gentuza haga ahora esto?; entonces, hay un dolor personal, pero a mí lo que más me duele es el daño que le hacen a la Democracia y que tiren por la borda; que esta dirección del PSOE, este Pedro Sánchez, tire por la borda los sacrificios, la generosidad, tantas generaciones de buenos socialistas, -de buenos españoles que eran primero- buenos españoles, y por tanto buenos socialistas, porque eran buenas personas .

¿Ósea, que usted da por finiquitado el partido que en su momento fue de Felipe González, de Guerra y demás?

Bueno, les acaba de llamar traidores, el soldado Óscar Puente; portavoz del PSOE y alcalde de Valladolid, acaba de decir que a Guerra y a González les preocupa más la patria que el partido; y que les preocupa más la patria que las personas; ¡como si la patria se pudiera hacer sin personas!, y se hiciera con ovejas, que para ellos los ciudadanos somos ovejas, para el PSOE.

Lo mismo que sus bases, mucho hablar de sus bases, pero ahora mismo Sánchez es un caudillo dentro del PSOE, ha decidido dar los indultos y no ha reunido ni al Comité Federal; dice: no, si es que es el Gobierno quien los da, pero tú estás en el Gobierno porque eres un líder de un partido, no has llegado ahí por una aclamación popular.

En España no se presenta el candidato a las elecciones; primero te eligen diputado de las listas de unas elecciones, y después, y por eso, le eligen después, presidente del Gobierno.

No da cuentas a nadie, ha tenido clausurado el Parlamento durante varios meses; ¡le ha venido la pandemia a ver!, para lo que a todos los españoles ha sido una desgracia, para Sánchez ha sido un lujo, porque ha podido tener las instituciones paralizadas para evitar controles; entonces, lo mismo que no quiere control del Parlamento, no tiene ningún control, no es que yo le dé por finiquitado, sino que el PSOE, cómo estructura de la democracia y de sus bases que lo  controla, ha muerto, no les preguntan a las bases, es el caudillismo absoluto, muy conocido en teoría política, y en la práctica política; en la humanidad, es muy conocido.

Tiene mucha experiencia política ¿considera que hay mucha diferencia entre los políticos de antes (por su talla intelectual y capaces de llegar a acuerdos pese a estar en las antípodas ideológicamente hablando) y los de ahora, como Pablo Iglesias; gente sin estudios, sin bagaje empresarial alguno; un rastafari de Podemos imputado por agredir a la Policía, ¿incluso gente venida del mundo del cine, periodismo y teatro, que tal parece que ven esto como una película o puro marketing?

Fíjate tú que la formación reglada -la que uno tiene a través de los estudios- es muy importante; por supuesto, es una base sobre la que vas construyendo lo demás, pero hay otra formación que te da la vida; entre otras, la experiencia: saber lo que hay que hacer para cobrar una nómina, por ejemplo.

El haber tenido una experiencia, no significa tener que haber sido técnico, ingeniero en telecomunicaciones, no, no; es una vida; el haber conducido un taxi, haber sido profesor en una escuela, el haber sabido lo que cuesta un calefactor; claro, es que Sánchez se ha rodeado de gente que aún tiene menos experiencia, que no tiene ninguna; ni profesional, ni laboral, ni académica… hasta la tesis se la han copiado.

Entonces, quiero decir, si en un principio; él es así, y su experiencia en la vida es nula, y ni profesional, y académica, lo que le rodea bajando, y los que están con él en el Gobierno; que la tienen, que tienen una experiencia, y una capacidad y un conocimiento mayor, se han convertido en sus cómplices.

Saben que están allí; sólo porque él lo ha decidido, y están ahí callaos, beneficiándose de tener ese tipo de presidente; entonces, no es sólo que no haya capacidad para hacer acuerdos como en el pasado;  si han hecho entre distintos; es que el peor pecado político de Sánchez -que no se le podrá perdonar en la vida- es que le han llevado al Gobierno para romper la unidad de todos los españoles; ha llegado al Gobierno para fracturar; para revivir las dos Españas; así que gracias a la ruptura entre españoles; un Partido Socialista con menos votos que nunca, pueda tener más poder que nunca.

Ese es el drama; y esa la verdadera traición a la democracia; nuestros mayores: socialistas, demócratas cristianos, conservadores, comunistas, en la Transición hicieron lo contrario, que no se repita la confrontación entre hermanos, eso fue la Transición, ósea, que no volviera a repetirse.

Éste, está haciendo -siguiendo la estela de Zapatero- justamente todo lo contrario, quebrar la confianza de los españoles, una franja cada vez más profunda, para que ustedes y yo nos preguntemos antes de ver si podemos acordar; ¿y tú qué piensas?, ¿tú eres católico o no lo eres?, ¿eres creyente o no lo eres?, ¿eres heterosexual u homosexual?, entonces, esa es la filosofía de Sánchez.

Es un peligro para la democracia, es verdaderamente dramático, todo empezó con Zapatero; Zapatero empezó a cavar esa franja, y a buscar la ruptura, que la empezó a llamar la derecha extrema; y la derecha, para que surgiera una extrema derecha, la institucional, decía, al modo de Francia.

Eso lo empezó Zapatero, de la misma manera que fue Zapatero quién empezó a limpiar la historia de ETA, para hacer sus negociaciones políticas, conecta -insisto- sobre el futuro de España, no sobre cómo dejar las armas, sino el mapa institucional incluso de España; se empieza a hacer con Zapatero.

Hombre, yo recuerdo que cuándo se empezó a decir que Zapatero estaba negociando con ETA -y él no lo negaba todavía- no estaba en la presidencia del Gobierno, me acuerdo perfectamente, haber ido un grupo de socialistas del País Vasco, -había algún alcalde en aquel momento- haber tenido una reunión con él en Ferraz, en su despacho, -lo estoy viendo en este momento- y haberle planteado la cuestión: oye, ¿estás negociando con ETA? Dínoslo, oye, José Luis, dinos si es verdad, porque tenemos derecho a saberlo, porque nosotros nos arriesgamos a que nos maten, porque creemos que nos estamos arriesgando para defender los derechos, y si estás haciendo otra cosa, dínoslo porque tenemos derecho a saber si queremos seguir…

¿Y qué os contestó?

Que no, que era mentira, por favor, pero se lo hicimos saber así; ¡dínoslo, tenemos derecho a saber porque arriesgamos nuestra vida!, ¡ahora la arriesgamos porque parece que merece la pena, pero tenemos derecho a saber por qué arriesgamos nuestra vida! y nos dijo que no, pero bueno…

Está siguiendo en esta senda Sánchez; ha seguido en esta senda, y en la agenda de confrontación. La mayor parte de las iniciativas que toma no las toma para para el poder, sino pensando en el fin que tendrá de derivada; que confrontemos, en 3 años a Franco no le sacó del Valle de los Caídos por qué hiciera falta; el Valle de los Caídos para algo; o tuviera una demanda sociocultural que les envía a los españoles humillados, de los que perdimos la guerra, -entre comillas humillados- no, no. era para ver si provocaba una confrontación entre los españoles, en reforma de la memoria.

La Ley de la Memoria Histórica, ¿por qué la hace?, porque es un fin, ¿para que haya españoles que no se sientan reconocidos, para reconocerles derechos y tal? No, no, lo hace para ver si provoca una fractura entre españoles su dinámica es romper la entente entre españoles; no habrá días en el calendario, no habrá suficientes para hacérselo perdonar.

Al ver a Bildu y a Otegui presumir de marcar parte de la agenda política del Gobierno, y blanqueando la historia de ETA, desde los patíbulos mediáticos subvencionados, y señalando a Ortega Lara como un fascista, ¿cree Vd. que España ha llegado a un punto de no retorno en la política, o esta locura es pasajera?

Primero; Otegi no marca la agenda de Sánchez; Sánchez, elige a Otegi como socio porque lo que quiere hacer Otegi le parece bien, es terrible, pero es lo que está ocurriendo.

Sánchez, podría no gobernar con los apoyos de Otegi -era una opción después de las elecciones-, a las 24 horas de las elecciones, de las que se había presentado diciendo que jamás pactaría con Iglesias, presentó el acuerdo; lo mismo que en la hemeroteca se puede ver, de hecho, es que ha dicho -por activa y por pasiva- que jamás haría que su gobierno, jamás dependería de los votos de los proetarras; de los que no han renunciado ni han renegado, de lo que ha dicho mil veces, está con ellos, porque quiere, los ha elegido como sus socios.

En la vida no vale decir: “no, es que no tengo votos suficientes”; “no, es que cuando mataba, -porque le gustaba matar-, mataba porque si no nos mataba, no podría conseguir lo que pretendía”; asesinar era un instrumento para conseguir los objetivos de destruir la democracia; por lo tanto, no estás obligado.

Si resulta que para ser presidente del Gobierno tienes que pactar con los enemigos mortales, -sangrientamente mortales- de la democracia, y con los amigos jurados de la democracia, golpistas y terroristas, y con los comunistas -que siguen alabando a Lenin- bueno, es que, en fin, eso son socios que te van bien.

Otegi no le marca la agenda a Sánchez; le viene bien las pretensiones de Otegi, porque Sánchez quiere revisar la del 78; lo ha dicho, quiere revisar la Transición, quiere cambiar, quieres revisar el sistema, quiere romper la Nación, la unidad de la Nación española, lo ha dicho; entonces, ¿con quién va a romper la unidad de la nación española?, ¿con el PP?, ¿con Ciudadanos?, ¿con Vox?, ¡no, hombre, con los comunistas bolivarianos, con los proetarras, y con los golpistas!

Ese es el proyecto de Sánchez, revisar la Constitución; romper la unidad de la Nación española, cargarse el sistema del 78; abrir en canal todo eso y todo lo demás, sin preguntar a los españoles; hacerlo paso tras paso, negociar con el Gobierno de Cataluña el futuro de todos los españoles; en vez de preguntarnos a todos los españoles.

Decidir en una mesa unilateral -al margen del Parlamento- la estructura territorial de España; entonces le viene muy bien para conseguir ese objetivo -que es el de Sánchez, no el de Bildu- está obligado Sánchez, a acercar a los presos porque lo que está haciendo es eso; administrar su historia, está obligado a hacerlo, a traer a presos, a acercarles a esas cárceles del País Vasco, en contra del criterio de las Instituciones Penitenciarias; ósea, sin cumplir la ley, porque el acercamiento es posible cumpliendo la ley -dándose unas circunstancias- pero tienen que renunciar, tienen que pedir perdón, tienen que arrepentirse de lo que hicieron; y además tienen que colaborar con la justicia, porque hay más de 300 crímenes de ETA sin juzgar.

Trecientos y tantos  terroristas a los que se están beneficiando del acercamiento y de las decisiones de Sánchez, no están colaborando con la justicia; y saben quiénes son los criminales, y hay muchas posibilidades de que alguno de ellos sepa quiénes son, acaso en este momento, en el que es tan importante la memoria histórica, de lo que ocurrió hace 70 años, no es importante que haya más de 300 familias españolas que puedan hacer su duelo, que sepan quién mató a su ser querido, que el asesino sea juzgado por sus crímenes;

Sánchez, ¿por qué los acerca? ¡porque le viene bien tener como socio a ese tipo que le da a la mayoría!, le importa un bledo que no haya justicia, que haya más de 300 familias que no hayan podido hacer el duelo, que haya más de 300 crímenes sin juzgar, esto es el presidente del Gobierno, y la gente tiene que saberlo.

Ha vivido, de verdad, las amenazas de ETA, de hecho, le enviaron un artefacto explosivo a su casa, en 1991, si mal no recuerdo, ¿Cuándo observa lo que está pasando en Cataluña ahora mismo, donde los policías nacionales están abandonando esa comunidad autónoma, 900 en el último año, según el MUNDO, por sentirse amenazados, y por el ambiente irrespirable en que allí se vive ¿no le vienen recuerdos que parecían de otros tiempos, y ya olvidados felizmente?

Claro, claro que me vienen (recuerdos), lo he vivido y lo han vivido particularmente los policías, los guardias civiles, los militares que estaban aquí destinados, la gente con uniforme particularmente; esos niños que no se les decía dónde trabajaban sus padres, qué decían que eran funcionarios, como sí no fuera un gran honor que su padre o su madre fuera un miembro de la fuerzas y cuerpos de seguridad que están defendiendo la seguridad de todos los españoles.

Si, sí, eso lo hemos vivido aquí; y hoy se vive en Cataluña, bueno… tampoco aquí presumen todavía eh, los guardias civiles o los policías con sus hijos, pero vamos a ver, las cosas son así, -no te matan, pero si pueden, no te dejan vivir- que eso también es importante, claro que lo recuerdo, naturalmente que sí, pero tampoco es casualidad lo que está pasando en Cataluña; no, no es producto de una casualidad; es que el Gobierno de Cataluña es el socio de Pedro Sánchez; y en vez de exigir al Gobierno de Cataluña que respete los derechos humanos, también, y a los policías; lo que hace  Pedro Sánchez y su partido, es sacar a los policías del centro de Barcelona, y construir allí una especie de memorial, -como si fueran fascistas los policías- cuando son los que durante el golpe quiénes han defendido a todos los catalanes.

El Partido Socialista ha votado en Barcelona eso mismo ¡eh!, sacar allí, de allí, a la Policía Nacional; no es que esté en el acuerdo de gobierno que acaba de constituirse entre los golpistas que están en la cárcel, y prófugos de fuera de España; no, no, es que eso lo ha apoyado el Partido Socialista; el Partido Socialista está haciendo una pedagogía de odio, de odio, contra la policía y la Guardia Civil.

Es que están trayendo, -los socialistas- a los terroristas sin sentimiento de arrepentimiento, ni colaboración con la justicia, y en contra de Instituciones Penitenciarias, es que es Marlaska el que ha echado ilegalmente a un teniente coronel, -por supuesto ilegalmente- porque ha habido un tribunal qué ha dicho que era ilegal; qué no ha sido una modificación de la cúpula, que no ha sido una modificación de la cúpula.

Y ha cometido una ilegalidad, lo que escuchan los enemigos declarados y jurados de la democracia, y por tanto de lo que se defiende la democracia, con el uniforme puesto, es esa pedagogía de odio;  o sea que incumplir la ley está remunerado, y cumplirla está castigado, y el que lidera eso es el Gobierno de España; entonces, claro, no me extraña que ocurra eso, porque el debate ahora sobre los indultos, es eso, ese discurso de…bueno es que, que se arreglen las cosas, bueno oiga, para que se arreglen las cosas que se cumpla la ley, vamos a empezar por ahí, que se cumpla la ley, que se aplique la ley, y quién no la cumpla sencillamente, que se le castigue, porque eso es la democracia.

Ha tenido escolta, y conoce muy bien a la Policía y a la Guardia Civil, ¿Qué opina de que estos cuerpos lleven más de 40 años cobrando menos que un mozo de escuadra o un Ertzaintza, y que todavía no se haya producido la equiparación salarial?

Sí, bueno, es dejadez, es desidia, es irresponsabilidad; es algo que no tiene otro título posible que falta de responsabilidad, y falta de sentido de la honradez. porque realmente pagar correctamente a los defensores del orden público es como de primero de preescolar; es decir, no había ni que explicárselo, ni que decírselo a ningún gobierno, ampararse en que cada gobierno autonómico, que tiene policía tiene capacidad para poner el sueldo que quiera al suyo; y que cada ayuntamiento puede poner a sus municipales el sueldo que quiera, y que el Gobierno no puede estar adaptándose continuamente, es una disculpa de mal pagador.

Hay muchos elementos de cooperación y coordinación para que, si el Gobierno quisiera, lo haría; como usted bien dice, sucesivos gobiernos, -yo he sido diputada- y he estado en el Congreso de los Diputados; y cuando  el que gobernaba, era el Partido Socialista; el Partido Popular ha votado a mis propuestas; y el PSOE votaba en contra; y cuando quién gobernaba era el PP, el Partido Socialista me apoyaba y el PP me daba en contra; bueno no, el Partido Socialista seguía votando en contra, eso también.

Hay que decirlo entonces, es una reivindicación legítima de los cuerpos y fuerzas de seguridad; es una asignatura pendiente de la Democracia; y bueno, si no se hace es porque no se quiere;

No es un gasto pagar bien a los servidores públicos, es una inversión, es un derecho de los trabajadores y es una inversión del Estado

O sea que es obvio que es así, pero bueno, como no pasa nada, como los trabajadores siguen trabajando y haciendo su trabajo correctamente, no escatima en el esfuerzo, los gobernantes y responsables e insolidarios e irrespetuosos con las tareas que realizan las policías, en general, siguen comportándose de esta manera.

Luego fundó UPyD, con una posición de centro político y que tuvo un auge muy bueno al inicio, con más de 6 diputados, pero finalmente el proyecto no cuajó. Después ha llegado Ciudadanos, con el discurso de centro también, y parece que es un proyecto también abocado a la extinción; Rosa, ¿en España no hay votante de centro, somos de derechas o de izquierdas?

Aquí cuando no te proclamas de derechas o de izquierdas te llaman de centro; lo de centro para mí siempre es un misterio, porque claro; el centro depende de cómo se mueve los unos de los otros; ¿el centro también se mueve, por lo visto no?, o sea que esto de la ideología de centro no soy muy capaz de saber lo que significa francamente.

No, algunos le llaman centro a los partidos que son capaces de pactar o a las personas qué son capaces de pactar, con aquellos que se proclaman de derechas o de izquierdas; pero eso no es ser de centro, es tener sentido común, y, sobre todo, es no ser sectario; no ser sectario es que te importe el contenido de la propuesta y no quién la plantea; que tengas la capacidad de analizar.

Pero eso no es ser de centro, eso es ser del sentido común; patriota en el verdadero sentido de la palabra; es buscar qué es mejor para los ciudadanos, y no tener complejo que viene Esquerra Republicana, pongamos el caso y plantea una iniciativa en el Congreso de los Diputados, qué te parece bien, pues oye, le apoyas, pero ¿Qué importa quien la presente?, ¡es que son de Esquerra!, ya, pero lo han presentado.

El caso, es que nosotros formamos un partido, Unión de Progreso y Democracia, UPyD; que se declaraba progresista, porque ser progresista significa buscar posiciones políticas que tenga como consecuencia el progreso de la sociedad y en la historia de la humanidad; desde postulados ideológicamente conservadoras se han puesto en marcha iniciativas muy progresistas; y desde posiciones de izquierda porque tenían ese componente, y tenían ese objetivo; y además coincidían en el objetivo y viceversa.

Y así lo explicábamos en el manifiesto; yo me acuerdo que una vez, al poco de estar en el Congreso de los Diputados, en la primera legislatura, llevaba un año o así, un periódico, creo que sí fue el ABC, me acuerdo ahora, hizo un resumen con las veces que había votado con el PSOE y con las veces que había votado con el PP, cómo sorprendido, ¡pero bueno, pues claro!, si hay propuestas y las veces que le voto en contra, sin ningún tipo de complejo, sin preguntar, porque me pasa muchas veces, eso a qué vas a seguir adelante entonces, no voy a votar en contra porque ¿a ti qué te importa de donde vaya a salir?, analiza la propuesta, y,  a lo mejor te equivocas, pero te equivocarás después de haberlo analizado, no como un autómata, qué dice, bueno si se presenta, y según quién, tengo que votar sí o no.

Yo lo único en lo que siempre he tratado y he intentado; es el no apoyar para nada, ni para recoger duros, es con cualquier propuesta de los terroristas; porque no puedes pactar.

En el Parlamento Europeo, en mi primera legislatura en el 99, había costumbre en el Parlamento que cuando se levantaba alguno de los diputados que tenían allí sucesivas marcas, otro que planteaba alguna cuestión defendiendo a ETA y esas cosas, la costumbre era que, si había un español en la sala, el español tomaba la palabra, y decía lo que fuese, y si no había ningún español, pues nadie decía nada, y lo mismo daba si hablaban de política laboral, pues se entraba en el debate.

Conseguimos que si se levantaba el representante de Batasuna aunque propusiera jornada laboral semanal de 25 horas, o gratis total cualquier cosa, todo el mundo votaba en contra; era una consideración general; ¿algo que está planteado por quién justifica el crimen, y quién lo busca?; no, no hay ni que escucharlo, y conseguimos otra que también fue muy importante; ¿Qué no había ningún español? cualquiera de cualquier partido se levantaba, y eso fue realmente un paso muy importante en la percepción Europea de lo que el terrorismo de ETA era un drama.

Antes era impensable, era un drama para los españoles, pero era un problema de todos los europeos; el drama era nuestro porque nos mataban a todos nosotros, pero el problema era de la democracia europea, en su conjunto, y eso  lo logramos gracias al pacto del Partido Popular y del Partido Socialista en España; porque si no hubiésemos actuado juntos con eso los dos grupos españoles, que ahí estábamos: socialistas y populares españoles; el resto de diputados de Alemania, de Francia, de Italia, que están dentro de los grandes grupos, no lo sacaran adelante dos partidos que competían electoralmente; pero que en eso estaban de acuerdo, pues bueno nos vieron, como eso, unidos, fue un avance importantísimo, pero bueno; luego llegó Zapatero para estropearlo.

En España; ¿o somos de derechas; o somos de izquierdas?

No, a ver, los españoles somos cada uno de nuestro padre y de nuestra madre; y, además, no somos permanentemente lo mismo, aunque a algunos sectarios les cuesta comprenderlo. La gente cambia y evoluciona; y además el voto no es propiedad de ningún partido; tú has podido estar votando 20 años en tu vida, o casi siempre, en la misma opción política, pero eso no significa que la vayas a votar siempre, un día te levantas y votas otra cosa; y, de hecho, bueno, se acaba de producir en las elecciones de Madrid.

Esto se produce siempre, bueno teóricamente, pues se dice que como en España funciona, hay un pacto de aceptar una supremacía moral de la izquierda; pues si la izquierda te lo vende, ¿pues España es mayoritariamente de izquierdas?, pues no sé, depende como defina usted la izquierda; o sea, yo creo que es una sociedad progresista, y a veces para defender el progreso hay que votar a la derecha.

A veces hay que dejar de votar a los partidos de izquierdas, yo creo que los mayores españoles son mayoritariamente progresistas, y somos personas abiertas, y, en fin, nos gusta pensar las cosas, nos gusta decidir por nosotros mismos, somos mayoritarios en eso, pero también te digo que, para tener posiciones progresistas, hay que dejar de votar a quien, desde la izquierda, o auto proclamándose de la izquierda, se llama progresista.

¿Puede ser progresista un gobierno que excluya el castellano de las escuelas?, ¿puede ser progresista un gobierno que adoctrine en la escuela?, ¿que haga una ley de adoctrinamiento de la escuela?, ¿puede llamarse progresista un gobierno que persigue a los jueces que ejercen su profesión con independencia?, ¿puede llamarse progresista un gobierno que quiera  copar el Poder Judicial como ha copado la Fiscalía General del Estado?, ¿puede llamarse progresista un gobierno que gobierna gracias al apoyo de los terroristas y de los golpistas?, pues no, para ser progresista hay que liberarse de esto, y entonces los españoles lo hacen.

¿Cómo explicar el final de UPyD? ¿porque son de izquierdas o son de derechas?,  no, yo creo que nuestro final; en término de “hay que dejarlo de votar”, y dejar de tener representación en el Parlamento, en general yo lo explico en un libro, que se titula “Los aventureros cuerdos” que tuvo mucho que ver con una decisión tomada tomada fuera, de los partidos, cuando se ve que la sociedad va de cambiar, y que el bipartidismo iba a desaparecer, o iba a cambiar el mapa, y se veía que iba a cambiar, cuándo va de cambio; el establishment; cuando UPyD estaba con 5 diputados y encuestas estupendas; los que mandan desde los despachos -desde lo alto de la torre- decidieron que, si va de cambio, el cambio era Ciudadanos.

Lo tengo claro y comprobado; Ciudadanos estaba en Cataluña, era un partido catalán, y lo lanzaron como una plataforma; primero a nivel nacional; y de repente UPyD desapareció; ni preguntaban por nosotros en las encuestas; teníamos un grupo parlamentario y no preguntaban en las encuestas; en las últimas elecciones del 2015 UPyD, que tenía grupo parlamentario, ¡ni siquiera nos llevaron a los debates y llevaban a Ciudadanos y a Podemos que no estaban en el Congreso de los Diputados!

Una decisión que hizo venir por un lado a Podemos, venir avalado en ese caso por la izquierda, por el poder del PSOE, pero se les fue de las manos, y le quitó demasiado poder; entonces una operación era esa; y la otra era más de la derecha que se les fue de las manos; (Ciudadanos),

Ahí hubo una operación; realmente, ¿de repente, desaparecimos de las encuestas? es imposible, ¿de repente? los demás ocupaban espacios, eso ocurrió, pero ocurrió porque había una estrategia para que eso ocurriera; más allá de los errores y los aciertos; que también es verdad; pero uno no desaparece de la noche a la mañana sin que haya ocurrido nada; salvo que haya algo.

Tú tienes una marca de yogures que funciona estupendamente, y te entra otra marca con mil millones de marketing, y se olvidan de ti; pues una operación muy bien diseñada, son lo mismo, y como son lo mismo que estos, pues los votáis; total como son lo mismo.

Pero esto es poco importante; porque afecta el punto de vista de los partidos; en fin, yo cuento la historia como yo la he vivido; con los datos que yo tengo; pero dentro de unos años, en los que sea, todo se irá abriendo y sabiendo; pero es poco importante; lo que importa, en este caso, es pensar que una  decisión que yo creo que era importante, el de abrir el marco político en el Congreso de los Diputados para la sociedad, cómo ha venido envenenado, pues no ha generado el éxito democrático, que debería de generar.

Las últimas elecciones generales, Vd. pidió abiertamente el voto para el PP en un acto en Barcelona, para que Pablo Casado fuera presidente del Gobierno, advirtiendo del peligro de un posible gobierno formado con separatistas, independistas y Podemos; pero ese apoyo al PP se rompe en el momento en el que cesan a Cayetana Álvarez Toledo, ¿por qué en los grandes partidos los que dicen lo que de verdad piensan, o los que salen del discurso almidonado los echan o fulminan?

Cuando cesan a Cayetana yo no dije ni pío, pero me parece obvio que Cayetana Álvarez de Toledo ha sido la mejor portavoz que ha tenido el Partido Popular; por tanto, que a la excelencia se la quite de en medio es una mala noticia para los españoles; les hayamos votado, o no a este partido; cuando la opción es quitar, a la excelencia de en medio, eso hace daño al conjunto de la sociedad, a los votantes, y a los no votantes; y te he hablado antes del Congreso de los Diputados, no me refiero al Partido Popular, es que tú les ves y dices: madre mía, qué nivel Maribel; entonces pues bueno, quitar a una persona relevante, a una persona con un nivel, con una capacidad, sí me parece que es una  mala noticia para los demócratas;  al margen de que les votes o no les votes

 ¿Se plantea volver alguna vez a la política activa?

 Es que no estoy en el mercado. (Risas)

Para ir finalizando, mire, si le parece, le voy a preguntar por varias personas y Vd. me contesta con una frase que no suponga más de 10 segundos de lo que opina de cada una de ellas, ¿de acuerdo?

  • Pedro Sánchez.

Pedro Sánchez tiene una personalidad psicopática, no es una definición política, es un diagnóstico psicológico, y un psicópata que es un presidente del Gobierno; y es un peligro

  • Albert Rivera.

Bueno, está retirado, ¿no?

  • Carles Puigdemont.

Esto, es un prófugo de la justicia española qué será juzgado.

  • Pablo Casado.

Pudo ser mejor

  • Santiago Abascal.

A Santiago lo conozco de niño, de crío, de aquí del País Vasco; le tengo aprecio personal, porque sabes lo que tiene el haber estado juntos en la trinchera; te acuerdas de la trinchera y te acuerdas de quién es el verdadero enemigo; y aunque no haya estado personalmente en la trinchera con Casado y con sus compañeros; así que…

  • Federico Jiménez Losantos.

Es un periodista de raza. 

  • Maria San Gil.

Compañera; pero ¿sabes? que compañero no es el que va contigo, sino el que comparte, y María y yo, hemos compartido mucho.

  • Otegui

Enemigo jurado, mortal y sangriento de la democracia.

Es tradición en las entrevistas que hago para h50 que la última sea un poco comprometida para la entrevistada, en la que se le suele poner en un compromiso, vamos allá:

Mire, cuando acabe la pandemia; vamos a organizar coloquios en universidades, en las que asistirán personas relevantes de la política y cultura, y  tras un debate de actualidad y pequeña tertulia, podrán ser luego preguntados por el público, que en su mayor parte serán universitarios y miembros de las fuerzas de seguridad; ¿se compromete conmigo a participar en uno de ellos, y hará lo posible porque acudan también Fernando Sabater y Maria San Gil, para hablar sobre la evolución de su plataforma cívica Unión 78?

Conmigo, cuenten.

Pues muchas gracias, Rosa, por habernos recibido aquí en su casa, en el País Vasco.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí