Entrevista a Luis Mayoral: Ex-militar y escolta de atuneros españoles

0
- Publicidad -
Comparte ese artículo

No hay nada más peligroso que aquel que no tiene nada que perder, quién vive con la visión de la guerra desde que nace pues no conoce otra cosa.

El mar, un gran y profundo Océano que se abre con numerosos peligros ante aquellos que lo osan desafiar, lleno de misteriosas criaturas, de mitos y leyendas de sus aguas azules los destinos más terribles, espectros del viento que traen las melodías de las sirenas que nos quieren cautivar, depredadores y calamares gigantes, el azote del oleaje que te atrapan en tormentas blancas y playas con tesoros que el mar arrastró hasta las costas.

Ondea al viento la bandera negra con su inconfundible calavera blanca, la piratería que recordamos de los cuentos, de las películas nos trasladan a un mundo de ficción que no es real, los cañones con su objetivo a las velas y a la arboladura del buque disparaban las bolas de cañón haciendo que las astillas volaran por el aire.

Los cuentos son eso, cuentos… En la actualidad, la realidad es otra muy distinta, los piratas existen.

Los somalíes atacan nuestras fragatas españolas, son una amenaza para el transporte marítimo internacional.

Ellos sin miedo a perder su propia vida, pensando en la captura de un gran buque y encontrar cualquier tesoro que se pueda vender en el mercado negro. Cualquier cosa vale, desde tecnología punta, hasta solicitar rescate por la vida de las personas que van a bordo.

Hoy hablamos de esas personas que van en los Atuneros, Escoltas de Seguridad Privada, de impecable currículum, que no temen al enfrentamiento, pues están bien entrenados, dado que vienen de unidades de operaciones especiales.

Llenos de adrenalina al llegar el momento fatídico cuando se encuentran con estas embarcaciones en alta mar, listos para el abordaje, peligrosos, armados y bien sincronizados.

Escoltas que tienen como misión repeler ataques de piratas y abrir fuego si es necesario, trabajan bajo una presión psicológica brutal.

Les presento a Luis Mayoral ex-militar y actualmente Escolta en Atuneros españoles.

Me han dicho que eres casi una eminencia dentro del Ejercito, ¿Puedes decirme a qué unidad pertenecías y como decidiste este destino?

Simplemente era un miembro más en un colectivo de militares profesionales en el cual me gustaba y disfrutaba realizando mi trabajo; transmitiendo y contagiando esa pasión a todo mi entorno y a mí equipo de trabajo en los diferentes destinos que estuve en la Brigada Paracaidista. Los destinos en los que estuve fueron en:

 -1ª Bandera Paracaidista Roger de Flor en compañías de fusiles.

 -Secciones de Reconocimiento Avanzado, (S.A.D.A) como Tirador de Élite.

Siempre desde pequeño me interesaron este tipo de unidades, saltar de un avión y ese espíritu de aventura que caracteriza a la Brigada paracaidista.

Hablar de escoltas para barcos españoles suena como o imaginar alguna película de gran éxito, ¿Qué tipo de cursos de formación se necesitan para este trabajo y que duración tiene? ¿Se necesita una titulación o experiencia de unidades especiales? ¿Qué perfil profesional se busca para pertenecer en este mundo tan oculto y misterioso?

La verdad es que puede ser un poco llamativo por la falta de información a nivel general, pero al final es otra manera de realizar un servicio de protección, a tener en cuenta, que al desarrollarse la actividad en el mar conlleva un periodo de adaptación y protocolos.

Para la selección del personal de seguridad marítima se buscan candidatos con experiencia militar profesional de las diferentes unidades operativas del E.T (también con experiencia en misiones internacionales), que tengan la acreditación de Seguridad Privada (Tip), Licencia de armas y curso de Protección Marítima.

Los períodos de embarques como norma general suelen ser de cuatro meses, aunque pueden ser ampliables a seis meses,

 ¿Qué conlleva este mundo marítimo?

Este servicio conlleva el sacrifico de estar fuera y lejos de tus familiares y seres queridos, permanecer largas temporadas navegando, disponibilidad las 24 horas del día (aquí no existen los fines de semana), el mundo de la mar acaba siendo una experiencia austera y dura.

¿Cómo se asigna el barco donde se ejerce la protección? ¿Qué armas de guerra deben utilizar los vigilantes de seguridad en estos barcos? ¿Cuál es el material en este tipo de intervenciones?

Debido a que España tiene una importante flota atunera en el Océano Indico la asignación de los barcos es correlativa, vas pasando de uno a otro, debido a los relevos y las entradas en puerto de las diferentes compañías que operan en la zona.

Sobre el tema del armamento y material no te puedo ser muy explícito debido al contrato que tengo de confidencialidad firmado con la empresa, en cuestión de armamento te puedo decir que se utilizan ametralladoras y fusiles de asalto para repeler un ataque y ya no estaría autorizado a dar más información sobre este tema al respecto.

¿Cuál es la realidad actual que sufren los barcos españoles con la piratería? ¿Cuál es la estadística de encontrarse frente a los piratas y terminar secuestrados?

La situación de los barcos españoles con la piratería es una realidad que esta oculta por la falta de información que tiene la sociedad española, que como siempre hasta que no ocurre un secuestro no trasciende a los medios de comunicación. Hasta que no se produjo el famoso secuestro del atunero Alakrana en el 2009, no se tomaron cartas en el asunto y ya anteriormente se estaba en una situación insostenible  para los pescadores españoles. Hoy por hoy, desde que se activó el servicio de protección marítima en el Océano Indico, y son datos oficiales, el 100% por 100% de los ataques que ha tenido la flota española pesquera han sido repelidos con éxito, sin ningún secuestro, baja o herido. Un trabajo excelente realizado por parte de todos los miembros que pertenecemos al servicio de protección marítima.

¿Cuál es la implicación del gobierno, legislaciones, cree que se intenta ocultar la verdad de lo que sucede?

El gobierno de España también aporta un operativo de fragatas encuadradas en la misión internacional de la OTAN, es la Operación Atalanta, en la vigilancia de las aguas del Océano Indico para evitar la piratería.

¿Cómo se protege un atunero y cuantos hombres se dispone para ello?

Tenemos un protocolo de actuación ante un ataque pirata, en el que colabora toda la tripulación, pero no estoy autorizado por motivos de seguridad y confidencialidad a comentar sobre estos aspectos.

¿Contáis con algún otro medio de apoyo para combatir la piratería?

No me consta ningún otro medio de apoyo de los que ya se han mencionado anteriormente.

Dado que es un trabajo duro, ¿Cada cuánto tiempo cambiáis de escoltas?

Los embarques suelen ser normalmente por un periodo de cuatro meses y una vez finalizado ese periodo se realizaría el relevo para el descanso del equipo de seguridad. Es un trabajo duro, pero los que pertenecemos a este servicio lo hemos elegido voluntariamente, ya sabíamos a lo que veníamos.

¿Cómo se solucionan los secuestros? ¿Quién se encarga de pagar el rescate? ¿Realmente no hay medios para terminar con la piratería o es que no se quiere?

¿Cómo se solucionan los secuestros? Ahí entramos en un tema peliagudo, entrarían un montón de factores, negociadores y asesores. Terminar con la piratería a nivel personal creo que nunca se va a terminar, mientras siga habiendo países en el cual tengan Estados fallidos, empobrecidos y tercer mundistas. La piratería se ha convertido en una forma de vida, de subsistencia y negocio.

¿Cuánto tiempo más seguirás en este destino?

-Bueno, es una buena pregunta, no me he planteado aún. De momento continuaremos en protección marítima.

h50 publica este artículo realizado por la mujer que se encuentra detrás del perfil de Instagram @laflordehielo. Una guerrera, escritora y defensora de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad y Fuerzas Armadas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí