El Número Uno de la Promoción 38 de Ingreso a la Escala Básica de la Policía Nacional nos da la receta de su éxito

0
Escuela_Nacional_Policia_España_Clase
- Publicidad -
depol-academia-policia-h50
Comparte ese artículo

Pablo G.G (1996, Madrid) ha resultado ser “el número Uno” de la Promoción 38 de acceso a la escala básica de la Policía Nacional. Licenciado en Psicología y alumno de la Academia DEPOL eligió la modalidad online para preparar y lograr su apto en la oposición.

Hablamos con Pablo para conocer más de cerca cuáles fueron sus claves del éxito para lograr el número Uno de su promoción.

¿Era la primera vez que te presentabas a Escala Básica?

Sí, era la primera vez que me presentaba. Empecé a prepararme en torno a mayo/junio de 2021. En ese momento dejé de estudiar y de trabajar y me centré en la oposición.

¿Por qué decidiste opositar a la Policía Nacional?

Yo estudié Psicología y comencé a trabajar en recursos humanos, en “psicología laboral”. Sin embargo, no me sentía del todo realizado con mi trabajo y para mi eso es algo importante. Vi que el ayudar a la gente, protegerla y el sentir que puedo colaborar a que la sociedad sea justa, era algo que me llenaba más.

Siempre admiré el trabajo policial por esto mismo que te comento, y ya me había planteado en anteriores ocasiones empezar a opositar, pero creí que ya era demasiado tarde para mi. Ya había escogido un camino.

Pero llegó el momento en que me planté y pensé que era ahora o nunca, que no pasaba nada por reorientar mi vida hacia algo que realmente me gustase y me llenara más.

El hecho de vivir en una ciudad como Madrid, la presencia de la Policía Nacional es mayor y es quizás lo que generó un mayor vínculo emocional con el cuerpo. Esto, junto con el amplio abanico de posibilidades que ofrece dentro del cuerpo, como la de entrar en Judicial, fueron los motivos por los que me decanté por opositar a Policía Nacional.

¿En qué criterios te apoyaste para elegir la Academia? ¿Qué destacarías de la formación que has recibido?

Siendo sinceros, no hablé con nadie. Más tarde me enteré de que algún amigo mío se estaba preparando con DEPOL, pero realmente la decisión la tomé solo. Me decanté  por DEPOL  porque vi que era la academia más grande y en la que más gente entraba de Básica. Pensé que si esta es la academia que más gente entra, será la que más probabilidades me dé de entrar. Vi que era la más importante y la que mejor funcionaba.

Respecto a la formación, lo que más destacaría serían los profesores. He tenido profesores muy capacitados, muy motivados con la enseñanza, con muchas ganas de enseñar y también de ofrecer un trato más personal, respondiendo a las preguntas o contactando por privado. Había mucha disposición de los profesores. Si tenía alguna la respondían inmediatamente. En conclusión, había un esfuerzo de más, no simplemente daban el temario. Había mucha implicación.

También destaco los consejos que nos daban para programar el estudio y estudiar, que fueron muy útiles sobre todo al principio, cuando empecé a opositar. Es un tipo de estudio muy concreto, distinto a lo que estaba acostumbrado en el colegio o en la universidad.

Respecto a materiales, tenía disponible muchos simulacros, exámenes, test, soluciones, adendas…No me faltó material en ningún sentido.

¿Cuáles son las ventajas de la Formación Online?

Elegir este tipo de formación frente a la presencial es algo muy personal, depende de cómo sea cada uno. Una de las ventajas sin duda es, la de el ahorro de tiempo en cuanto a trayectos. Cuando opositas, cada minuto y cada segundo que puedes “rascar” al reloj para estudiar y adelantar y repasar, es muy importante.

Además, para mi también me resultaba más cómodo por el tema de la organización. Durante la propia clase podía organizar mis propios tiempos, ya que disponía de todo los recursos mientras visualizaba las clase y podía preguntar dudas mientras consultaba algún material que tenía en el ordenador.

Una de las cosas que me resultó del todo útil fue el disponer de las clases grabadas. Fue  fundamental en la segunda vuelta al temario. Pude ver todas las clases que quería y recurrir a ellas en cualquier momento. Tenía la libertad de estudiar en el momento que mejor me viniera.

Más allá de que alguien necesite el trato físico, en el online puedes preguntar cualquier duda por chat o por audio, se crea una comunidad muy buena y no te sientes solo.

¿Qué le dirías a los que empiezan a opositar?, ¿Qué les aconsejarías?

Lo más importante es tener en cuenta que la oposición depende mucho de la actitud que tengas y del sacrificio que hagas por sacarla. Al final, para sacar adelante una oposición así, lo importante es atreverse, a darlo todo. He visto  muchos otros opositores  la estrategia de estudiar un poco a medias, de no entregar todo el tiempo disponible, ni todo el esfuerzo.

Elegir una propuesta docente de calidad y compromiso que se ajuste a tus necesidades y te haga crecer y mejorar, sacar lo mejor de ti, acompañándote hasta el final.

Lo más determinante es asumir desde un principio que esto no es como un trabajo, con sus tiempos libres y vacaciones. Estás luchando por una plaza que miles de personas quieren. Es una carrera de fondo en la que tienes que estar dispuesto a darlo todo.

Mantener en todo momento la constancia, y no dejarse llevar hacer planes con amigos o salir de fiesta un día… tener claro el por qué estás opositando y asumir que todo sacrificio te llevará a conseguir el apto.

Cumplir con los horarios y con lo que tengo planeado. Si digo que volveré a casa a X hora, cumplirlo. Hacer alguna excepción respecto al horario es pasable, pero dejar claro que al ser una excepción, esa situación puede darse 1 o 2 veces, pero no ser flexible en ese aspecto. Si empiezas cediendo, acabarás perdiendo las razones para seguir renunciando.

Tener clara la meta. Durante un tiempo te perderás planes y no estarás presente en muchas situaciones en las que te gustaría, pero lo que tienes que tener claro es que tu meta es ser policía y que si mereció la pena esa meta al empezar a opositar, tiene que merecer la pena en cada momento de estudio. Si cuando estoy estudiando estoy pensando que estoy perdido, es momento de estudiar perdido.

No centrarse mucho en si vas bien o mal, en sí un simulacro ha salido mal. Al final es normal que algún simulacro salga mal. Lo importante es seguir avanzando, seguir construyendo y no dejarse llevar por ideas pesimistas y derrotistas.

Uno de los factores clave es mantener la motivación y la mejor forma es escuchando a los profesores. Ellos, al fin y al cabo, son policías y te cuentan de primera mano su experiencia. Les ves y piensas que algún día tú contarás esas historias que ellos cuentan.

No hacer demasiado caso al resto de opositores, al “pánico” en general, ni a su oposición. En definitiva, evitar compararse y centrarse en uno mismo.

¿Cómo afrontas tu nueva etapa en el CNP?

Seguiré avanzando con la misma dinámica, con la misma voluntad. Sacaré el máximo partido a mi etapa en la Escuela Nacional de Policía y después en el período de prácticas, superando con el mejor aprovechamiento cada fase, para seguir luchando cada día por mi objetivo que no es otro que ser un buen Policía.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí