El factor humano del G.E.O.: es como morir para renacer

5
Comparte ese artículo

Jamás me imaginé que podía estar ahí justo, ahí preparando mi curso del  G.E.O., esto no había hecho más que comenzar, ni sabía cómo iba a sobrevivir a todo lo que estaba por llegar, cuánto sufrimiento aún por experimentar, cuántas lágrimas por derramar, si lágrimas esas de sentir que no llegas a la meta, esas que te hacen tragar tu orgullo, esas que te despojan del sueño y te llevan a la dura realidad; es como caer de la alfombra roja por la que un día caminaron mis pies y ver como otros como tú piensan lo mismo.

7 meses y medio de educación G.E.O., ahora me hago yo la pregunta:

¿Cuánto estas dispuesto aguantar por ser parte de su historia? ¿Cuánto por ser un G.E.O.?

A unos días de estrenar una serie que nos tiene la adrenalina a tope, guardando el aire dentro de nosotros, la expectación que está generando desde su anuncio es comprensible.

G.E.O. (Grupo Especial de Operaciones) de la Policía Nacional, únicos con sus Operaciones de alto riesgo y sus conflictos de Oriente Medio, sus misiones de rescate y cientos de intervenciones, una Unidad que está integrada en el Red Atlas, Unidades Especiales contra terrorismo de la Unión Europea.

Alta preparación y cualificación, la mejor Unidad de Europa y del mundo entero.

G.E.O.  soldados universales con cualidades explícitas, especialistas en técnicas de escalada, buceo, paracaidismo, tiro de precisión, conducción de vehículos en cualquier circunstancia, manejo de explosivos, análisis de grupos terroristas. Serán los mejores en todas esas asignaturas, con los mejores reflejos y una confianza en sí mismo envidiable.

Podría seguir escribiendo de todas sus cualidades, de sus armas, de su adiestramiento tan meticuloso y de sus anécdotas, pero no, hoy quiero escribir de otras cosas tan importantes como el factor humano y la calidad del agente que se esconde tras ese uniforme que tanto admiramos.

El factor psicológico, todo aquello que nos hace humanos, los rasgos de la personalidad, las exigentes pruebas médicas, físicas… la manera de gestionar las cosas cuando pasamos los límites establecidos por las normas de la sociedad, en qué se convierten estos policías cuando las exigentes pruebas que tienen que pasar les dice justo todo lo contrario,

¿Qué harías por sobrevivir? ¿Qué harías por salvar tu vida y la de tu compañero, la de tu hermano?

Los lazos de sangre se crean cuando compartes experiencias que otros jamás comprenderán, la carga moral de tus actos.

La capacidad de controlar los sentimientos, las emociones en cualquier situación, dejas de ser un hombre para convertirte en el mejor guerrero, con tus metas fijadas, todo es buscar la finalidad de la misión, la disciplina creada, la que se clava en la piel a fuego, la competencia táctica, cuidar todo al detalle, saber responder con precisión y rapidez.

Es como morir para renacer y dejar ser quién eras para convertirte en un nuevo yo, para ser el mejor, para defender la reputación que la Unidad del G.E.O. merece.

El trabajo en equipo la única manera de avanzar, donde todos tienen un objetivo en común, tener una estructura organizada que favorezca la elaboración conjunta para resolver los problemas, comprender que esta es su nueva familia, entrenar para la guerra, luchar para vencer.

En la guerra no valen los sentimientos, solo son el lastre que te tortura emocionalmente, si quieres pertenecer a tu “nueva familia”. Olvida todo lo que has conocido y vivido hasta el momento, despoja y elimina todo aquello que no te deja avanzar, aceptar los riesgos, saborear lo que significa la palabra Lealtad para consigo mismo y para el resto del equipo.

Sudar, sufrir cuando no puedes más, caer y levantarte apretando los dientes, el coraje nace en las circunstancias más complicadas, la fuerza de tu interior el que despierta de su profundo sueño y comprender qué y quién serás a partir de ahora cuando avances poco a poco en ese curso que otros jamás podrán acabar como tú.

Comprender que el deseo del éxito no está al alcance de cualquiera, que los sacrificios tienen su recompensa, que para ser el mejor hay que caer hasta lo más profundo y volver de allí con la seguridad infranqueable.

Ser el líder que todos esperan y que tú mismo ignorabas llevar dentro

¿Crees que serás capaz de quitarle la vida a una persona?

¿Crees que serás capaz de asumir ver sus ojos inexpresivos cuando al caer al suelo abatido se crucen con los tuyos?

¿Crees que deshumanizarte te hará convertirte en el guerrero que asume sus acciones sin miedo?

¿Cuáles serán los demonios que te atormenten en la noche, en el silencio, aquellos rostros de los muertos que ronden por tu cabeza?

¿Estás dispuesto a aguantar el reto de ser G.E.O.?

Y al entrar en aquella casa, pude ver como aquel niño de unos 8 años, portaba el arma con semblante frío y apuntaba la cabeza del rehén, dudo completamente de si sabía lo que iba a ocurrir en ese preciso instante.

Jaleado por aquel yihadista, con su cara de odio por aquel cristiano arrodillado, aquel periodista secuestrado por dar la noticia como corresponsal de guerra… yo no estaba allí para pensar si estaba bien o no, mi única misión era sacarlo con vida, y eso es lo que iba hacer.

Apunté y disparé sin más, sin sentimientos, solo al enemigo. El niño cayó en el instante en que aquella bala salió de mi arma.

h50 publica este artículo realizado por la mujer que se encuentra detrás del perfil de Instagram @laflordehielo. Una guerrera, escritora y defensora de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad y Fuerzas Armadas.

5 COMENTARIOS

  1. Señora Amara Martín, dice en su artículo que los GEO son “soldados universales”. Los GEO NO SOMOS SOLDADOS, está usted equivocada. Somos funcionarios del Cuerpo Nacional de Policía y agentes de la autoridad. No somos soldados. Por favor, rectifique ese dato.

    Saludos

    • Me permito contestar yo.
      Si bien es cierto que un GEO está adscrito a un cuerpo CIVIL como es la policía, su adiestramiento no es el mismo de un policía. Un a buena definición de no-civil, es decir soldado, la proporciona Lt.Col Dave Grossman en su libro “On Killing”, y diferencia ambos tipos de guardián -soldado vs policía- según su condicionamiento para matar. No es equilibrado permitir que un cuerpo con una letalidad elevada lleve a cabo tareas de policía regularmente imbricado en la sociedad civil, pero sí necesita la policía disponer de personal capaz de destruir a determinados agentes peligrosos en una pequeñísima proporción de las intervenciones, lo cual es la tarea de los GEO. No me importa si nominalmente un GEO es un civil: es un servidor del Estado con letalidad demasiado elevada como para clasificarlo de así. Lo siento si esto le hace sentir mal, pero un GEO está al otro lado.

  2. El que no conoce a DIOS(la UEI) a cualquier santo le reza(GEO), es picaresca no se enfadenjajajajajaja, muchisimo animo a todas nuestras fuerzas y cuerpos de seguridad, gracias por mantenernos en un estado libre y seguro con vuestro sudor y sangre

  3. Soy más partidario, de que se mantengan reservadas las estrategias que utilizan así como del tipo y cualidades de los medios de que disponen. Sus operativa no debe trascender de ninguna manera, los malos aprenden pronto y tal vez y de conocerlas podrían aprovechsarlas para optimizar sus fechorías. Han sido y son especiales, por ello creo que la discreción y reserva de sus actuaciones, han tenido mucho que ver en el que cada vez sean más eficientes, precisos y resolutivos. Vaya para ellos mi admiración y no preciso conocer los pormenores de sus acciones para tenerles en la más alta consideracion. Su historial es aval sobrado. Salud y larga vida al GEO y sus componentes en general.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí