El desamparo del policía (1)

0
- Publicidad -
depol-academia-policia-oposicion-h50
Comparte ese artículo

EL ATESTADO COMO PRIMERA LINEA DE DEFENSA DEL POLICIA

Bien es sabido los continuos riesgos penales que surgen en las intervenciones diarias que realizan los miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado con los ciudadanos y mas en la actualidad, en la que la utilización de videograbaciones con los teléfonos móviles, ponen en aprieto la justificación de su actuación, llegando a constituirse en la víctima propicia de donde sacar una indemnización, por pequeña que sea y exonerarse de una condena penal.

La primera línea de defensa de un policía ante un delito de atentado cuando es denunciado por malos tratos, lesiones etc es el propio atestado que narra los hechos que motivaron su intervención y que acreditaran que su actuación se encuentra ajustada a Ley y con respeto de los derechos civiles de los ciudadanos.

La experiencia jurídica aconseja que, a la hora de redactar el atestado, se realice sin prisas , dedicando cuanto tiempo sea necesario, y narrando los hechos con todo lujo de detalles a los que le daremos forma para acreditar, por si solos, los componentes de los delitos por los que se ha procedido a la detención del individuo, de forma que, llegado el juicio, pueda ratificarse íntegramente su contenido sin temor a preguntas capciosas del abogado contrario o del Ministerio Fiscal pues muy probablemente, al constar en el atestado con toda claridad, el Juez las rechazará de plano. Ello conlleva, con la ratificación de todos los intervinientes, en la aplicación de la presunción de veracidad del funcionario que solo podrá decaer con pruebas contundentes que desdigan la versión oficial.

Una vez justificado cuantos elementos contiene el delito imputado, se ha de incluir en el atestado las pruebas que han de coadyuvar al atestado, tales como testificales (con todos sus datos ) e informe del médico de urgencias que acreditará las lesiones recibidas que motivaron la intervención, haciendo constar cuantas manifestaciones, por pequeñas que sean, ha realizado a presencia del médico el detenido o hechos acaecidos.

Así mismo y si han sufrido lesiones, en el ofrecimiento de acciones como perjudicado, deben velar por nombrar abogado y procurador para que defiendan sus intereses.

Se recomienda, igualmente, especial atención en las intervenciones más simples pues son las que más se complican.

Un atestado bien redactado, con la extensión que haga falta, sirve al abogado especializado en policías para defender los intereses del policía con un altísimo porcentaje de éxito.

Fdo:

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí