Comparte ese artículo

Las redes sociales que dependen del Ministerio del Interior están que arden después del último episodio protagonizado por Fernando Grande-Marlaska al utilizar el Twitter de Interior para hacer campaña por Salvador Illa.

Primero ha sido la polémica generada por el jefe del Gabinete de Prensa de la Policía Nacional al usar la cuenta oficial de la institución pública, en la misma red social, para darle difusión a una falta de respeto vertida desde su perfil particular hacia el sindicato ASP y la Asociación Policía h50. Hechos que han derivado en un escrito de la organización sindical y la plataforma Una Policía para el Siglo XXI solicitando el cese de Antonio Nevado, actual máximo responsable de prensa, así como la apertura de un expediente disciplinario por su conducta, sin olvidar una disculpa publica desde la cuenta oficial desde la que se emitieron los insultos.

Sin embargo, esta vez el uso impropio y poco ético por parte de una herramienta de comunicación oficial ha caído en las manos del mismísimo titular de Interior que firmaba una publicación apresurada y con faltas de ortografía manifestando: “Mi reconocimiento y agradecimiento a Salvador Illa, por su coraje y trabajo incansable frente al Covid y por su talante dialogante y sereno. Son ‘caulidades’ que le hacen ‘ídoneo’ para liderar el cambio que necesita Catalunya. Un fuerte abrazo. F. Grande-Marlaska“.

Este es el polémico mensaje propagandístico publicado en la cuenta oficial de Twitter del Ministerio del Interior en el momento en el que se materializaba la marcha de Salvador Illa al frente del Ministerio de Sanidad con destino a participar en las elecciones catalanas.

El mensaje ha sido duramente criticado por cientos de usuarios que expresaban su indignación en la red a través de sus comentarios y fue posteriormente eliminado por el Twitter del Ministerio del Interior.

Poco después, ante el aluvión de críticas hacia Fernando Grande-Marlaska donde también participaron políticos, distintas personalidades públicas y organizaciones sindicales, se procedió a no solo la retirada del tuit sino a la publicación de un nuevo mensaje en el que el propio ministro se disculpaba por el uso partidista de la cuenta oficial del ministerio para difundir mensajes personales.

“Los perfiles en redes sociales del Ministerio del Interior buscan ser siempre un servicio público a la ciudadanía. Pedimos disculpas por el mensaje anterior, que nunca debió ser recogido por un perfil oficial, debido a un error material que lamentamos profundamente”, publicaba la cuenta en Twitter de Interior.

Como sentenció Confucio, “cometer un error y no corregirlo es otro error” por lo que este ejercicio de rectificación hacen gala de la redirección de Interior con este desliz. No es el mismo caso de línea ética y moral la seguida por parte de la Policía Nacional en Twitter, cuenta dependiente del mismo organismo, que a día de hoy todavía no hizo gala de ese ejercicio de humildad.

En el muro de @policia todavía sigue vigente el tan polémico retuit de carácter difamatorio de un usuario particular hacia organizaciones de carácter asociativo y sindical protegidos al amparo de la Constitución Española y derecho internacional que levantó la crispación de miles de agentes que forman parte de la institución pública.

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí