Dos agentes del Seprona salvan la vida a un cazador gracias a un botiquín comprado por ellos mismos

0
seprona_guardia_civil
- Publicidad -
Comparte ese artículo

Dos agentes del Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil han salvado la vida a un cazador en el Coto de San Roque de Paredes, Cuenca. La víctima había recibido un impacto accidental con arma de fuego en su pierna izquierda recibiendo la asistencia crucial de los agentes.

Los hechos se han registrado el pasado 18 de enero y desde la asociación AEGC no se ha perdido oportunidad para reclamar, de manera machacona, la formación de los agentes en primeros auxilios y la dotación de botiquines al menos uno por patrulla. “El incidente ocurrido en el Coto San Roque de Paredes, Cuenca, es un ejemplo de la importancia de nuestra reclamación”, reivindican.

Ese día dos agentes del Seprona eran requeridos por el COS a media tarde para un aviso en la localidad de Paredes donde se había producido un accidente de caza, con arma de fuego, en el que había resultado un hombre herido en su pierna izquierda a la altura de la tibia y el peroné.

Al llegar lo agentes comprobaron la gravedad de la lesión, tenía destrozada la zona por el impacto de un proyectil, estaba perdiendo mucha sangre y ya presentaba síntomas de hipotermia. Gracias a los conocimientos de primeros auxilios de los miembros del SEPRONA y a que llevaban un botiquín los agentes procedieron a estabilizarle hasta la llegada de los servicios médicos: hicieron un torniquete que cortó la grave hemorragia que tenía y que le salvó la vida, le taparon con una manta térmica y fueron comprobando sus constantes para evitar que perdiera el conocimiento. Una actuación que, como los propios sanitarios dijeron, le había salvado la vida al herido.

Hasta aquí el relato de los hechos que podrían hacer creer que son una actuación normal de la Guardia Civil. Pero nada más lejos de la realidad. Al ciudadano se le practicó un correcto torniquete porque los agentes habían hecho el esfuerzo de pagar y asistir a un curso de primeros auxilios, esfuerzo que completaron comprando con su sueldo un completo botiquín que siempre los acompaña.

Formación y medios algo de lo que se carece en la Guardia Civil

Formación y medios son dos cuestiones que desde la Asociación Española de Guardias Civiles se viene reclamando tanto en el Consejo de la Guardia Civil como, de forma más directa, en cada reunión que se tiene con los mandos. “Y falta de formación que tratamos de paliar con nuestros escasos medios llevándola a cada rincón de la España Vaciada para que todos los agentes tengan acceso a ella”, manifiestan.

Desde AEGC consideran que el ciudadano no puede quedar a expensas de que, el día que
necesite ayuda, los agentes que acudan en su auxilio tengan la formación necesaria porque
se la han buscado por su cuenta. Todos los guardias civiles deben tener estos conocimientos. “Y por su puesto, los ciudadanos no pueden depender de que unos guardias decidan que no le compran un juguete a su hijo y que ese dinero de su sueldo lo usan para comprar un buen botiquín de primeros auxilios. El botiquín debe ser una dotación de las patrullas, como tiene que serlo una buena linterna, una buena defensa y, por su puesto, un buen chaleco antibalas personal”, reclaman.

En esta actuación se empleó material médico de intervención, torniquete marca: CAT modelo: GEN 7, tijeras de emergencia y manta térmica, la Guardia Civil dirá que no hay
presupuesto para comprar todo este material, pero ha sido esta pequeña inversión la que el
pasado martes salvó una vida.

Desde AEGC felicitan a los dos compañeros del SEPRONA por su ejemplar actuación y por su compromiso con la ciudadanía, porque han llegando donde la Guardia Civil no llega dotándose de formación y medios de manera particular. “Ahora solo cabe esperar a que la Benemérita tome nota y no deje sus responsabilidades en manos de los agentes o de las asociaciones para suplir las carencias formativas”, sentencian.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí