Comparte ese artículo

Impresionante la labor de seguridad que desarrolla la Policía Nacional en el Congreso de los Diputados.

Desde una sala de cámaras cuyas imágenes, obviamente no podemos aportar, se controla la práctica totalidad del recinto.

El amplio dispositivo de seguridad y vigilancia prácticamente convierte la institución en un “búnker”.

              

Como aspectos más llamativos destacamos:

       La unidad de subsuelo que realiza revisiones continuas y permanentes del alcantarillado y sótanos de la institución.

       Arcos de entrada con controles permanentes y cámaras de seguridad que rodean el edificio, la visibilidad es total.

       Chalecos y armas largas para los compañeros que realizan sus turnos de vigilancia, rotando por los diferentes puestos de servicio.

                                          

Lo más importante en un dispositivo de este calibre es la naturalidad con la que realizan su trabajo los policías. La imagen y la sensación de tranquilidad, sin caer en excesos, hacen de esta Institución un referente en planes de seguridad.

Educación y elegancia en cada uno de los compañeros de servicio que encontramos en nuestra visita.

Agradecimiento especial por el trato y la amabilidad de la Comisaria e Inspector Jefe encargados y máximos responsables de este dispositivo.

Un ejemplo policial

 

Editorial: POLICÍA H50

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí