Día 21 de mayo y hasta el año que viene

0
- Publicidad -
Comparte ese artículo
Ya pasó el día de la seguridad privada. Aplausos, palmaditas en el hombro y hasta el año que viene
Duele ver los perfiles en redes sociales de instituciones no hacer referencia a este día. Ya sin hablar del Ministerio del Interior que ni está ni se le espera

Un acto descafeinado dada la situación sanitaria que estamos viviendo, igual que comprensible. Hemos pasado el día 21 de mayo sin pena ni gloria. Una celebración que debería convertirse en un día de felicidad para un colectivo que tiene dos cientos seis años de vida. Ahí es nada.

Doscientos seis años que han pasado por penas y glorias, años mejores y años peores. Un acto donde héroes anónimos que deberían ser recordados. Grandes hazañas y algunas dolorosas como el 11M, 17A, pandemia del Covid19… luchas incansables y poco valoradas.

No quiero entrar en el eterno debate de las condiciones laborables a los que nos vemos sometidos, ni tampoco al salario, ni a las largas jornadas de trabajo o incluso a la jornada muchas veces tirados en una garita y gracias. Hoy quiero hacer este artículo de otro modo. Quiero hacerlo por justicia a la labor de estos más de dos cientos años de labor al ciudadano. Por qué creo en lo que hacemos en nuestra labor, un papel fundamental de una sociedad cada vez con más necesidades individualistas, donde otros no llegan entramos nosotros, donde nosotros no llegamos entran otros. Por eso pienso que es de justicia hacerlo.

Quiero ser optimista y quiero ser positivo. líneas de trabajo y unión entre lo privada y lo público. como el plan Red Azul de la Policía Nacional o el programa Coopera de la Guardia Civil, son signos de esfuerzo y unión para dar un buen servicio al ciudadano y a sus derechos fundamentales. Como no es otra cosa que la seguridad.

Para acabar quiero agradecer quien dio la vida por este juramento, un juramento que no es oficial (ya que se nos despojo de ese derecho) pero si en cada uno de nosotros. Un juramento que a pesar de las circunstancias seguimos al pie del cañón. Un juramento de dar nuestra vida por salvaguardar la de los demás. Un juramento poco agradecido y desde mi puto de vista injusto. Pero un juramento, al fin y al cabo.

V__SEGURIDAD

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí