Detenido a un hombre en el distrito valenciano de Russafa tras agredir a otro con unas tijeras y un vaso de cristal

La agresión le provocó un corte profundo en la mano, por el que sangraba abundantemente, siendo asistido in situ por un indicativo sanitario, que posteriormente lo trasladó a un centro hospitalario donde fue intervenido quirúrgicamente

0
agente_policia_nacional_patrulla_h50
Fotografía archivo
- Publicidad -
depol-academia-policia-oposicion-h50
Comparte ese artículo

Agentes de la Policía Nacional han detenido en Valencia a un hombre  de 27 años, como presunto autor de un delito de lesiones, tras agredir con unas tijeras y un vaso de cristal a otro.

Los hechos sucedieron sobre las ocho y media de la tarde del pasado viernes, en una calle del distrito valenciano de Russafa, cuando los agentes que realizaban labores de prevención fueron comisionados por la Sala del 091 para que acudieran al lugar, donde al parecer se estaba produciendo una pelea entre dos personas, portando una de ellas un arma blanca.

Rápidamente, los agentes se dirigieron al lugar observando a su llegada a un hombre sangrando, que presentaba una herida profunda en una de sus manos, por lo que inmediatamente solicitaron la presencia de la asistencia sanitaria que lo trasladó a un centro hospitalario de Valencia. Antes de ser trasladado el hombre les manifestó a los agentes que su agresor era un conocido.

Los agentes tras entrevistarse con varios testigos, averiguaron que momentos antes, dos hombres comenzaron a discutir  y que en un momento dado uno de ellos sacó unas tijeras amenazando e intentando agredir con ellas al otro, el cual corrió hacia un contenedor de obra cercano para coger material y arrojárselo a su agresor. Al parecer, en ese momento, el primero se acercó hasta las mesas de un bar próximo agarrando dos vasos de cristal que lanzó contra la víctima, impactando uno de ellos contra una de sus manos, produciéndole un corte profundo en la mano por el que sangraba abundantemente.

Los agentes tras algunas gestiones, identificaron y detuvieron al agresor como presunto autor de un delito de lesiones.

El arrestado, con numerosos antecedentes policiales, fue puesto en libertad, tras ser oído en declaración, no sin antes ser advertido de la obligación de comparecer ante la autoridad judicial cuando fuera requerido para ello.

La víctima tuvo que ser intervenida quirúrgicamente, quedando ingresada en el hospital varios días.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí