Desarticulada en Tarragona una organización criminal especializada en robos de oro y joyas en domicilios

0
- Publicidad -
Comparte ese artículo
La organización contaba con dos personas propietarias de un establecimiento de compraventa de oro donde fundían las joyas y blanqueaban el dinero
Se han intervenido joyas y oro por un valor aproximado de un millón de euros
El total de la operación se ha saldado con seis detenidos, cuatro de ellos relacionados con nueve robos con fuerza en domicilio y los otros dos por receptación

Agentes de la Policía de la Generalitat – Mossos de la Unidad de Investigación de la comisaría de Tarragona detuvieron el pasado 5 de mayo, en Tarragona y Cubelles, seis personas de entre 19 y 50 años, cuatro de nacionalidad croata y dos rusas, como presuntas autoras de un delito de organización criminal. De los seis detenidos hay tres mujeres y un hombre a los que se les atribuyen nueve delitos de robo con fuerza en domicilio y en el resto, un hombre y una mujer, un delito de receptación.

La investigación policial se inició a principios del mes de mayo cuando los Mossos tuvieron conocimiento de una serie de robos en domicilios en todo el territorio tras los cuales había una organización criminal perfectamente conformada.

Los detenidos perpetraron entre los meses de febrero y abril un total de nueve robos con fuerza en inmuebles, algunos de ellos en grado de tentativa.

Concretamente, cometieron tres robos en Tarragona (Tarragona), dos en Balaguer (Noguera), uno en Valls (Tarragona), uno en Solsona (Lleida), uno en Sabadell (Barcelona) y un último en Parets del Vallès (Barcelona oriental).

De la investigación se desprende que los detenidos siempre se desplazaban con el mismo vehículo en todo el territorio.

Normalmente hacían comprobaciones antes de entrar a robar y tocaban el timbre para verificar que no hubiera nadie en el interior. Una vez aseguraban que la casa no estaba habitada utilizaban una escalera telescópica para acceder a las plantas superiores mientras algunos de los miembros vigilaban el entorno.

A medida que iba avanzando la investigación, los mossos relacionaron un matrimonio, propietarios de un establecimiento de compraventa de oro de Tarragona, con los miembros de la organización criminal. Estos fundían el oro proveniente de las joyas sustraídas en los robos y de esta manera evitaban su identificación y no dejaban rastro de la procedencia.

Los agentes comprobaron que los responsables del establecimiento investigado no pedían ningún tipo de documentación a los clientes que les venían oro y joyas incumpliendo completamente la ley. En este sentido, durante la investigación la Unidad Regional de Policía Administrativa de los mozos en el Camp de Tarragona hizo una inspección en el local y levantaron acta por las irregularidades.

Con los miembros del grupo identificados y su actividad ilícita corroborada, los Mossos montaron un dispositivo policial el pasado 5 de mayo en el que se realizaron dos entradas y pesquisas en los domicilios de los detenidos, en Vilaseca (Tarragonès) y Cubelles (Garraf). En el mismo operativo también se hizo la entrada en el establecimiento de compraventa de oro situado en Tarragona.

En el domicilio de Cubelles se detuvo a tres mujeres y un hombre. Allí se intervino la escala telescópica utilizada en los robos, así como herramientas y otros utensilios utilizados por los ladrones. Además, también se encontró documentación, varios móviles, doce piezas de joyería, una balanza de precisión y se intervino el vehículo que utilizaban para desplazarse y cometer los ilícitos.

En el domicilio de Vilaseca se intervino un arma de fuego corta detonadora tipo pistola calibre 9mm, 700 euros en efectivo, 60 piezas de joyería, teléfonos móviles y también se decomisó un vehículo de alta gama.

Finalmente, en el establecimiento de compraventa de oro de Tarragona se detuvo a los propietarios y se decomisaron 13.000 euros en efectivo, 80 piezas de joyería, más de 13 Kg de piezas de oro y dos hornos para deshacer las joyas.

Se calcula que el material intervenido, entre joyas y oro tendría un valor aproximado de un millón de euros.

La investigación continúa abierta y no se descartan más detenciones.

Una de las detenidas quedó en libertad tras declarar en comisaría con la obligatoriedad de presentarse ante la autoridad judicial cuando sea requerida. El resto de detenidos pasaron ayer sábado a disposición judicial ante el juzgado en funciones de guardia de Tarragona.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí