Denuncian el excesivo rigor disciplinario con el que someten a los guardias civiles en la provincia de Alicante

En varias sentencias ganadas por los servicios jurídicos de la AUGC, queda de manifiesto que la Guardia Civil vulnera continuamente el principio de legalidad-tipicidad así como el de presunción de inocencia de los agentes que son sancionados disciplinariamente.

0
guardia civil desahuciado lanzarote
- Publicidad -
Comparte ese artículo

Desde la Asociación Unificada de Guardias Civiles en Alicante quieren mostrar ante la opinión pública el excesivo rigor disciplinario, con el que día tras día someten a los guardias civiles de la provincia y que, de no ser por la efectividad de sus servicios jurídicos que, en la gran mayoría de los casos logran revertir las consecuencias de esos expedientes, provocarían graves perjuicios a sus afiliados y afiliadas.

AUGC, en un comunicado, deja patente que en los últimos días, han sido notificadas varias sentencias a algunos de los afiliados a su asociación en los que queda patente el uso arbitrario y con la dureza que la cúpula de mando somete a los agentes frente a conductas que, si bien en ocasiones pudieran ser reprochables, no son merecedoras del castigo impuesto, además de vulnerar el principio de legalidad-tipicidad, así como el de la presunción de inocencia y así lo reconocen las diversas sentencias del Tribunal Militar Central que a diario son notificadas.

Prueba de ello, pueden citar las últimas cuatro sentencias que dicho Tribunal ha notificado a afiliados de la AUGC en Alicante en las que, por ejemplo en una de ellas, fue impuesta una sanción por falta grave y que tras estimar el recurso del agente fue rebajada a falta leve cumpliendo tan sólo dos días de suspensión de funciones y pérdida de haberes, en otro caso se le impuso a un agente dos faltas disciplinarias, una de ellas grave y otra leve, y que tras ser estimado el recurso se anuló la falta grave por considerar que la conducta sancionada estaba cubierta por lo que en términos jurídicos se denomina “autoencubrimiento impune”, siendo sancionado únicamente por la falta leve.

Otro agente que fue sancionado por una falta grave a la pérdida de siete días de haberes y suspensión de funciones, finalmente cumplió una falta leve con un sólo día de suspensión de funciones y pérdida de haberes y otro agente, al que se le sancionó con una falta grave a la pérdida de cinco días de haberes y suspensión de funciones finalmente le fue anulada dicha sanción, siéndole impuesta una simple reprensión.

En todas ellas, el alto Tribunal deja patente que se vulneraron los principios básicos de legalidad y presunción de inocencia, y ordena a la Guardia Civil que, le sean reintegrados a los agentes, las retribuciones detraídas o en su caso, la diferencia retributiva entre la sanción revocada y la que realmente se han impuesto con sus intereses legales correspondientes, así como de sus historiales profesionales se efectúen los cambios oportunos para eliminar de ellos las sanciones indebidamente impuestas.

Desde la Junta Directiva Provincial de AUGC Alicante, quieren felicitar a su letrado D. Alberto Manuel Mollá Díez por el gran trabajo que está realizando en favor de sus afiliados, consiguiendo día tras día nuevos logros que demuestran la fortaleza de la Asociación Unificada de Guardias Civiles y la importancia de tener los mejores servicios jurídicos, servicios que marcan la diferencia con el resto de organizaciones.

Al mismo tiempo lamentan que nadie ponga fin a las “demasiadas” resoluciones sancionadoras erróneas de la Dirección General de la Guardia Civil, que nos obligan a defender a sus  afiliados y afiliadas a golpe de sentencia, con la pérdida de tiempo y dinero que ello conlleva. Tiempo y dinero que, en definitiva, va en detrimento de una mejor atención a los ciudadanos.

De hecho, en el último informe del Grupo de Estados Contra la Corrupción (GRECO), órgano del Consejo de Europa, se refleja el elevado número de sanciones disciplinarias que se imponen en la Guardia Civil, entre el año 2006 y 2016 fueron 4.794 sanciones por faltas graves y muy graves, mientras que en la Policía Nacional durante el periodo de 2006 a 2015 hubo 1.659 sanciones, por lo que dicho órgano recomienda revisar el régimen disciplinario de la Guardia Civil para reforzar su transparencia, objetividad y proporcionalidad.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí