De vender una bicicleta a vivir una pesadilla y una estafa de 1500€

0
- Publicidad -
Comparte ese artículo

Nuevamente, y dentro de la gran labor que realizan, el Observatorio de Delitos Informáticos de Canarias -ODIC- alerta en un comunicado de una nueva estafa informática, una estafa que trae de cabeza a un usuario de la conocida web de milanuncios.com.

El protagonista de esta estafa es un hombre residente en el municipio canario de Candelaria, en la Isla de Tenerife, el cual informaba a la ODIC que en el mes de Septiembre había sido estafado a través de internet.

Esta persona puso a la venta una bicicleta en la conocida web de milanuncios.com, una web de la que hasta ese día nunca había hecho uso, y transcurridas un par de semanas recibe un sms indicando que le habían hecho una precarga de 300€.

La víctima procede desde  su móvil a “pinchar” en el enlace que le habían enviado por el sms, la aplicación, teóricamente milanuncios.com, le pide permiso al usuario para actualizarse, accediendo a ello y entrando aparentemente con normalidad a la App.

En el enlace que le enviado por sms, aparece el anuncio de la bicicleta y un formulario pidiéndole los datos de la tarjeta para cobrarle un céntimo de € (para verificar), por lo  que el usuario accede a rellenar los datos, recibiendo un SMS de la pasarela de pago con el código, si bien le extraña que al realizar el trámite le dio error varias veces.

Una vez en su casa, entra en la web del banco para comprobar que le han realizado el ingreso, y observa que no le han ingresado los 300 €, pero si le han cobrado 3 recibos de diferentes importes que ascienden a 1.155 € de una cuenta de Inecobank en Armenia.

El víctima alertada por la estafa decide ir a interponer la denuncia ante la Guardia Civil, y en se intervalo de tiempo, llama a la entidad bancaria para que bloqueen las tarjetas y le asesoren de como proceder en estos casos. Si bien,  en lo que tardo en poner la denuncia, ir al banco a pedir un informe y llamar a Movistar para dar de baja la línea, pasaron tres horas, en las que recibió muchos mensajes SMS, llamadas y Whatsapps, de otros usuarios haciéndoles preguntas e insultándole, y él sin saber porqué.

Al ver que le habían suplantado y que la situación estaba fuera de su control, decide dar de baja la línea de móvil, si bien, al tiempo recibe la factura por parte de la compañía Movistar, reflejando el envío de 787 SMS, con un importe que asciende a 189€, que el usuario nunca envío.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí