Crónica de la entrevista con el alcalde de Ávila, Jesús Manuel Sánchez Cabrera

1
- Publicidad -
Comparte ese artículo

– Alcalde, los alumnos de la Básica y Ejecutiva de la Escuela de Ávila, este año, con la pandemia, lo han pasado muy mal, no han podido disfrutar de la ciudad, de qué forma les puede compensar gratuitamente?; recuerde que son hijos adoptivos de esta ciudad.

– Ves? ¡Otro que me viene a tirar de la chaqueta! Vale, me comprometo a que todos los alumnos policías de la Escuela de Ávila, puedan visitar gratis la Muralla y los distintos monumentos que tenemos en la ciudad.… y ahora mismo llamaré a María, la teniente de alcalde de Turismo…

Con estas palabras, Jesús Manuel Sánchez Cabrera, alcalde de Ávila, se comprometía con h50 para agradecer el compromiso y servicio de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, Fuerzas Armadas y alumnos de la Escuela Nacional de Policía durante la pandemia ofreciendo visitar gratuitamente la muralla de la ciudad y sus momentos. Una propuesta que será elevada próximamente en junta para su aprobación.

Se subió a una silla en una terraza de un restaurante de Ávila, comenzó a hablar a los allí asistentes, y a los 3 meses se convirtió en el alcalde de la ciudad; con un par, y con el partido Por Ávila (XAV), que fuera de esta ciudad probablemente el 95% de la población española no sepa ni de su existencia, pero en la provincia de Ávila todo el mundo lo conoce, y la mayoría lo vota, además.

No es el guion de una película de Berlanga; si fuera así, habría que poner al inicio de la proyección la leyenda “basado en hechos reales”; pues eso es lo que ha ocurrido con Jesús Manuel Sánchez Cabrera; 38 años, cuyo abuelo y padre también fueron “servidores públicos con vocación de servicio” como le gusta decir a su nieto -le cuesta utilizar la palabra “político”-; sus ancestros pueden estar orgullosos de él, les ha superado a todos: es el alcalde de su ciudad, el sueño de todo político.
Hay universidades que se han interesado en realizar estudios sobre este fenómeno, no es de extrañar, es un caso único en España, y si tienes la suerte de poder entrevistarle, te das cuenta que algo hay, tiene magia.

Serafín, que té parece si intentamos entrevistar al alcalde de Ávila, (“éste está loco”, lo sigue pensando, lo sé; pero ya no me lo dice, simplemente se ríe; vale, tira, a ver si lo consigues); puede ser el martes 6 o el viernes 9 a las 12; “el viernes, María, gracias, ahí estaremos”, le digo por teléfono a la jefa de gabinete de la alcaldía, licenciada en Periodismo, un encanto, igual que la amable y servicial secretaria del Ayuntamiento: don Jesús estará allí a esa hora, nos confirma.

Entramos en el Lienzo Norte, donde estábamos citados, un lujo, con la Muralla de Ávila al fondo; quieren presumir y mostrar su mayor tesoro; la entrevista se grabará con ese monumento, al fondo, declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, el recinto amurallado medieval mejor conservado de toda España, y probablemente de toda Europa; lo dicen los expertos.

Son las 11:48 del viernes 9 de abril; hola, gracias por venir a esta ciudad y por la entrevista; no, gracias a Vd. por concedérnosla. Señalando con el dedo, brazo estirado; mira el hueco entre el segundo y tercer torreón de la Muralla; ¿qué ocurrió ahí alcalde? Ahí fue donde dio la misa el papa Juan Pablo II en su visita a la ciudad, un millón de personas; todo esto se llenó de gente; comenta orgulloso; le acompaña su escolta, nos lo presenta a Javi y a mí: encantados.

Mira que corbata traigo, ¿te has fijado?, sonrío, lleva los anagramas de la Policía Nacional; aquí os queremos mucho; lo sé, alcalde, gracias. Chaqueta color claro, no para de sonreír, saluda uno por uno a todos los trabajadores municipales que se encuentra a su paso, los llama por el nombre de pila, alucino, se nota que le tienen aprecio y le respetan, los trata de tú.

Nos ayuda hasta a poner el mobiliario para realizar la entrevista, ¿me va a contestar a todas las preguntas, algunas pueden llegar a ser incómodas? Te contestaré a todas. Lo que no sabe es que la última pregunta lleva trampa incluida. Pues al lio…

Cumplió, 42 minutos de entrevista, que se hicieron muy cortos, contestó a todo; lo que opina de los partidos políticos, su relación con su ex – partido, el PP, que se nota que hay rescoldos; lo que opina de la irrupción de Vox, -conoce, y respeta a Santiago Abascal, coincidió con él en Nuevas Generaciones del PP-, de sus aspiraciones políticas; de su pasión -casi enfermiza- por su ciudad; de su amor incondicional y respeto por las Fuerzas y Cuerpos de seguridad del Estado y las Fuerzas Armadas.

Tiene claro que España tiene que cambiar muchas cosas, es un apasionado del presidente Suarez, presume, porque puede, de que fue en Ávila, en Gredos, la cuna de la actual Constitución.

Pide altura de miras, transmite humildad y cercanía…si yo estuviera en la oposición de la Junta Municipal, estaría preocupado, o cambian mucho las cosas; o tienen alcalde para rato…
¡Ah!, y la última pregunta; un poco encerrona, -picardías que va uno aprendiendo en esto de las entrevistas- la superó, y con sobresaliente; es un crack.

Próxima publicación en h50…

Autor: Javier Rodrigo Ordóñez | Inspector de Policía Nacional. Diplomado universitario, profesor de primaria, especialidad Ciencias Humanas, Universidad de Oviedo.Master, Universidad de Salamanca.
@JaviRodrigo11

1 COMENTARIO

  1. Muy buena la enyrevista al alcalde de Avila en todo..el amor de sud paisanos y la gran estima a las fuerzas de seguridad.😀

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí