Comparte ese artículo

Se desconoce el número exacto de policías nacionales que padecen el coronavirus.

Oficialmente se habla de una cifra cercana a los 1000 policías, sin embargo, fuentes no oficiales especifican que la cifra de los que padecen sintomatología puede superar los 10000.

Protocolos poco precisos y falta de test

La queja es que, ante los síntomas, es cierto que les permiten estar en sus casas, sin embargo, cuando estos dejan de estar presentes o son menos evidentes deben volver a su trabajo, sin poder realizar el test.

El peligro de contagio entre sus propios compañeros es evidente.

Muchos funcionarios de policía han acudido a clínicas privadas donde les hacen “ofertas” en la realización de los test, que llegan a pagar de su bolsillo o en el mejor de los casos, mediante las tarjetas de algunas aseguradoras (casos de MUFACE).

Es el caso de una clínica en Madrid, con ofertas especiales para los policias.

Los precios oscilan entre 40 y 70 euros. Lo hacen de forma presencial o adquiriendo los test.

Preocupación por las familias

A pesar de que el gobierno no acabe de reconocerlo, son funcionarios de alto riesgo de contagio.

Su mayor preocupación es llegar a casa y contagiar a sus propias familias.

“Entro por el garaje, me desnudo, me baño, la ropa la lavo aparte…. Tengo miedo por mis hijos y aún no me han facilitado ningún test”, es el testimonio de un policía del grupo de estupefacientes de una capital de provincia.

2 COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí