Comparte ese artículo

Estimada Ministra de Trabajo y Economía Social Dña. Yolanda Díaz:

Me dirijo a usted en calidad de ciudadano, de Soldado y de Presidente de una Asociación Militar Profesional.

En primer caso me gustaría felicitarla por la labor que está realizando en defensa de los trabajadores y por las medidas adoptadas para protegerles, pero se da el caso que en estas medidas quedan excluidos todos los militares de Tropa y Marinería con compromiso de larga duración, lo que viene siendo, temporales.

Nuestros ceses no tienen nada que ver con el Covid19, no podemos decir que somos interinos, ni siquiera podemos decir que somos funcionarios, ya que después de más de 20 años de servicio ni esa consideración se tiene con nosotros, pero queda latente que somos temporales, hasta el punto de que sin estudio alguno que lo abale somos desechados únicamente por el mero hecho de cumplir 45 años, el tema de la igualdad como puede usted ver esta bastante alejado de las Fuerzas Armadas cuando nos regimos por dos leyes distintas.

Entendiendo que no es competencia suya esos términos, no me enrollare mucho en los mismos, y me centrare en lo que si la compete a usted, si es que podemos ser considerados trabajadores públicos, que visto lo visto ya lo dudo también, más bien en nuestro caso podríamos considerarnos números que pueden ser desechados cual juguete roto cuando llega su hora de caducidad.

En la web de La Moncloa a día viernes 27 de marzo de 2020, podemos advertir:

– Interrupción del cómputo de la duración máxima de los contratos temporales. La suspensión de los contratos temporales, incluidos los formativos, de relevo e interinidad, supondrá la interrupción del cómputo, tanto de la duración de estos contratos como de los periodos de referencia equivalentes al periodo suspendido en cada una de estas modalidades contractuales.

No veo que se excluya a ningún colectivo en este punto, pero por el contrario nuestros ceses siguen sucediendo, hasta el punto de que el Cabo Vera, por poner un ejemplo, el día anterior a la publicación de estas medidas se encontraba en Pontevedra desinfectando un centro de drogodependientes, y al día siguiente se vestía con su uniforme de paseo modalidad A para ser cesado en sus funciones, momento justo en el que España más necesita de sus Soldados.

Hablan de formar un escudo social para los trabajadores, pero ese escudo no se aplica a los que son el escudo frente a la Pandemia, los miembros de las Fuerzas Armadas, a los que se recurre como última opción, pero que de un día para otro, parecen ser no válidos.

¿Quién protege a estos que nos protegen? ¿Por qué quienes están dispuestos hasta el último día exponiéndose ellos y a sus familias se le deja fuera de las medidas laborales de protección al trabajador?

Desde la humildad del Soldado le pido que se replantee nuestra situación, no pedimos más que nadie, simplemente lo mismo.

Atentamente, Jenner López Escudero, Cabo temporal y Presidente de #45SinDespidos

Madrid a 29 de marzo de 2020

2 COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí