Bilbao se consolida como una de las ciudades más seguras del estado

0
Comparte ese artículo
Se consolida como una de las ciudades más seguras, siendo la más segura en lo que a los delitos más graves se refiere
Condicionado por la situación sanitaria y las medidas establecidas para frenar la incidencia de la pandemia, en 2020 se produjo un descenso del 22,95 % en el número total de infracciones penales con respecto a 2019
Bilbao registró un acusado descenso delictual a partir de marzo, iniciando un leve repunte en mayo y estabilizándose en los últimos meses del año
Prácticamente todos los tipos delictivos experimentaron una caída, que oscila desde decrementos más pequeños, como el 8,61 % en los delitos relacionados con Malos Tratos Habituales en el Ámbito Familiar; hasta reducciones muy acusadas, del 47,11 % en Robos con Fuerza en Domicilios
Bilbao continúa siendo una de las ciudades más seguras del Estado, por sí sola y en sus diferentes Áreas Urbanas Funcionales. Y la más segura si se elimina de la cifra delictual la infracción Hurto
Coordinación y prevención activa continúan siendo las bases de la estrategia conjunta de Policía Municipal de Bilbao y Ertzaintza de cara a consolidar la tendencia delictual a la baja en nuestra ciudad y a aumentar la percepción de seguridad entre la ciudadanía

Bilbao se consolida en 2020 como una de las ciudades más seguras del Estado –por sí sola y en sus diferentes ámbitos poblacionales de referencia–; la más segura si excluimos los hurtos y nos fijamos en los delitos más graves y que mayor alarma social generan.

La tasa delictiva en la ciudad descendió en un 22,95 % con respecto a los datos registrados el año anterior. Pasando de los 28.858 hechos delictivos de los que se tienen constancia en 2019 a los 22.234 producidos en 2020. Así se desprende del análisis de los delitos estratégicos conjunto efectuado por Ertzaintza y Policía Municipal de Bilbao.

Ese análisis indica que, el año pasado, descendieron prácticamente todas las modalidades delictivas en la ciudad, fundamentalmente los Delitos Contra el Patrimonio  y los Delitos Contra las Personas. Un descenso que se produjo, además, en siete de los ocho distritos de la ciudad –salvo Rekalde en el que incrementaron ligeramente–.

2020 se ha caracterizado por no seguir el “patrón delictual tradicional”, en el que los datos se veían influenciados por factores circunstanciales, temporales y ambientales, como los días de la semana, festividades, estaciones o celebración de eventos. Y es que a partir del 14 de marzo, con la aprobación del Estado de Alarma, los cambios experimentados en materia de delitos han sido consecuencia directa de los efectos producidos por la pandemia del COVID-19.

Así, la evolución de los distintos tipos delictivos a lo largo del pasado año ha estado claramente condicionada por la situación sanitaria y por la implementación de las distintas normativas anticovid y sus diferentes actualizaciones, a lo largo de los meses. En este sentido, Bilbao registró un acusado descenso delictual a partir de marzo a consecuencia del confinamiento, iniciando un leve repunte en mayo y estabilizándose en los últimos meses del año.

Durante la temporada de confinamiento los Robos en Vivienda, por ejemplo, cayeron prácticamente a 0 y, en general, las Agresiones y los Robos con Violencia e Intimidación no llegaron a registrar en ningún momento del año valores pre-pandémicos, ni siquiera en los últimos meses, como consecuencia probablemente de la restricción de la vida nocturna en la ciudad.

Delitos Contra las Personas: En lo que se refiere a las tipologías que se encuadran en este apartado, observamos que las infracciones que habitualmente se producen en los domicilios, como es el caso de los Malos Tratos Habituales en el Ámbito Familiar, se han mantenido en el tiempo, registrando un menor descenso, del 8,61 %.

Por el contrario, los casos de Agresiones Sexuales y otras Infracciones contra la Libertad Sexual instruidos han experimentado unos descensos mucho más acusados, del 39,66 % y del 38,66 % respectivamente.

Delitos Contra el Patrimonio: Los Robos con Violencia y/o Intimidación han disminuido en un 40,9 % con respecto a 2019, fruto de las restricciones horarias y de movilidad.

Destaca el importante decremento, del 47,11 %, de los Robos en Domicilios. Los Robos con Fuerza en Comercios han descendido en un 26 %; y, los Hurtos han bajado hasta en un 40,94 %, pasando estos últimos de 15.246 en 2019 a 9.004 en 2020. Descensos influenciados por la restricción horaria y de movilidad, lo cual aumenta exponencialmente las posibilidades de que los autores sean descubiertos.

Delitos Contra la Seguridad Colectiva (Tráfico de Drogas): Los datos arrojados por este tipo de ilícitos son los únicos en los que se ha apreciado un incremento durante los meses de confinamiento y que, en el total del año, han registrado menos variación respecto a 2019 –hablamos de un descenso del 7,41%–. La causa más probable está en la mayor visualización de estos delitos al disminuir e incluso desaparecer la presencia de gente en las calles.

EVOLUCIÓN POR TRIMESTRES

Si se comparan los datos registrados durante el primer trimestre de 2019 y 2020 –en el que las limitaciones derivadas por la pandemia solo influyen en las últimas dos semanas de marzo–, ambos años arrojan cifras muy similares, registrándose un descenso del 2 % en el número de delitos.

El efecto COVID-19 empieza a acusarse desde marzo, mes en el que descienden las cifras de forma pronunciada, no llegando en ningún momento posterior del año a los niveles registrados durante 2019, ni tan siquiera en los meses en los que las medidas se relajaron de alguna manera.

Es en el segundo trimestre del año, coincidiendo con la vigencia de las medidas más estrictas, cuando se registra una disminución del 43 % en el número total de delitos respecto al mismo periodo de 2019.

A partir de ahí, con el final del confinamiento domiciliario y la denominada “nueva normalidad” en el tercer y en el cuarto trimestre se estabiliza el descenso de las infracciones penales, con bajadas respecto al año anterior del 22 % y del 23 %, respectivamente.

DELITOS POR DISTRITOS

El balance por distritos apunta a que los hechos delictivos disminuyeron en 2020 en siete de los ocho distritos de la ciudad.

En los distritos donde más acusado fue ese descenso de la actividad delictual fueron aquellos por donde tradicionalmente más gente transita. En concreto, Distrito 6 Abando (-31 %), Distrito 5 Ibaiondo (-29%) y Distrito 8 Basurtu-Zorrotza (-25,3 %).

En el Distrito 4 Begoña la caida fue del 17.8 %, en el Distrito 3 Otxarkoaga-Txurdinaga del 11 %, en el Distrito 2 Uribarri del 5,1 %, y en el Distrito 1 Deustu del 2,6 %.

Solo el Distrito 7, Rekalde, experimentó una ligera subida, del 3,2 %, con respecto a 2019.

ÁREAS URBANAS FUNCIONALES

Bilbao sigue situándose como la ciudad más segura de Euskadi y una de las más seguras del Estado, por sí sola y en los diferentes ámbitos poblacionales –las llamadas Áreas Urbanas Funcionales (AUFs)– analizados.

Para efectuar un análisis fiel a la realidad de la actualidad delictiva del municipio y comparar datos entre unas ciudades y otras, se toman como referencia las áreas metropolitanas de cada una. Teniendo en cuenta esto, se realizan tres clasificaciones de AUFs según el volumen de población: más de 1 millón, 500.000 y 300.000 habitantes, respectivamente. Y, en cada una de ellas, se diferencian el Total de Delitos Conocidos y el Total de Delitos Sin Hurtos, para tener además una visión más nítida de la evolución de los denominados Delitos Estratégicos.

Profundizando en la comparativa con el resto de AUFs, Bilbao se posiciona siempre en el mejor puesto en lo que hace referencia a los delitos más graves y que mayor alarma social generan, es decir, Delitos Sin Hurtos. Y únicamente abandona este puesto al compararse con municipios de menor población y atendiendo al total de delitos, pero siempre manteniéndose entre los tres primeros puestos.

En lo que se refiere a Áreas Urbanas de más de un millón de habitantes, Bilbao ha continuado la tendencia de años anteriores ocupando el primer puesto, tanto en Delitos Sin Hurtos como en Delitos Con Hurtos. Disminuyendo incluso su tasa delictual en este último supuesto, pasando de 22,09 en 2019 a un valor de 16,52 delitos por cada 1.000 habitantes.

Respecto a las Áreas Urbanas de más de 500.000 habitantes y, sobre la cifra de delitos totales, Bilbao y su entorno mejoran, ascendiendo del cuarto al segundo puesto. El balance, si dejamos al margen los hurtos, coloca a nuestra ciudad y su AUF en el primer lugar.

Por último, en las AUF de más de 300.000 habitantes, Bilbao se encontraba en el puesto número 7 en 2019, tomando como referencia la cifra de delitos totales. Clasificación en la que asciende al tercer lugar en 2020, mientras que Donostia ocupa el séptimo puesto, Vitoria-Gasteiz el puesto 19 e Iruñea el 14.

Si nos atenemos a los Delitos Sin Hurtos, Bilbao continúa siendo la ciudad más segura del Estado en este rango poblacional.

ESTRATEGIA CONJUNTA: PREVENCIÓN, COORDINACIÓN, INFORMACIÓN Y ANÁLISIS

La estrategia conjunta de Ertzaintza y Policía Municipal de Bilbao se establece en base a dos premisas fundamentales: la coordinación policial y la prevención de delitos.

Seguir reforzando el trabajo de patrullas tanto en coche como a pie en los barrios para incrementar la percepción de seguridad de la ciudadanía y atender a las necesidades de las y los vecinos en materia de seguridad, así como realizar un mejor aprovechamiento de los recursos humanos, técnicos y materiales han sido y siguen siendo algunos de los principales objetivos de ambos cuerpos.

Estar dónde y cuándo se necesite, readecuando los efectivos policiales en el día a día, a través del refuerzo de la colaboración para coordinar las labores de asistencia, investigación y patrullaje forman parte, asimismo, de la estrategia policial. Una coordinación y adaptación que ha sido más necesaria que nunca en 2020, ya que durante el año pasado tanto Ertzaintza como Policía Municipal de Bilbao se han visto obligadas a interiorizar, instrumentalizar y velar por el cumplimiento de una normativa en continua evolución.

La prevención activa de delitos, desde actuaciones visibles a pie de calle y desde la interlocución con la ciudadanía, es otra de las cuestiones en las que se ha incidido. Cabe destacar que, en 2020, culminó la puesta en marcha de los catorce Talleres de Barrio en materia de seguridad en la Villa. Un compromiso enmarcado en el Pacto por la Seguridad de Bilbao, suscrito y respaldado de forma unánime por todos los partidos políticos con representación en el Ayuntamiento.

Esa prevención activa se ve respaldada en una inteligencia e investigación criminal eficaces. Ejemplo de ello son las cifras de detenidos e investigados puestos a disposición de la Autoridad Judicial. En este punto, las cifras de 2020 se sitúan ligeramente por debajo de los de 2019. En concreto el año pasado, Ertzaintza y Policía Municipal detuvieron a 2.718 personas en Bilbao, por las 2.782 que fueron detenidas en la ciudad a lo largo de 2019.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí