Comparte ese artículo

En  intervención del portavoz de la asociación Policiah50 en el programa de Iker Jiménez durante la madrugada del jueves 25 de febrero de 2021, sobre el tema de los recientes disturbios violentos ocurridos en España, se extrajeron las siguientes conclusiones:

Son muchos los policías heridos en los recientes disturbios de Madrid, Barcelona y otras ciudades, como dato el primer día en Madrid, el servicio de emergencias publica que 55 personas resultaron heridas, de las cuales 35 eran policías, dato muy significativo y que indica el nivel de violencia alcanzado contra la policía.

Se trata de una guerrilla urbana, verdadero terrorismo callejero low-cost, un mínimo esfuerzo origina el caos, conseguir la anarquía de forma organizada. Organizado por grupos violentos

Para estos grupos también es aplicable el concepto terrorismo callejero dado que:

  • Escasos “líderes” con mochila al hombro o riñonera (ya veremos su contenido e importancia) siembran el caos atacando diferentes puntos estratégicos, elegidos.
  • Una masa de jóvenes fanatizados o enfervorizados y llamados a “la movida” a través de redes sociales o por contacto directo, son el elemento de confusión empleado por esos líderes, verdaderos terroristas urbanos.

¿Qué son las Fuerzas del Caos? Exactamente lo contrario a las Fuerzas del Orden y no por otro motivo, reconocen a los agentes del orden como sus enemigos naturales. En el caso de Barcelona se trata de un conglomerado de grupos más que de una organización, aunque todos ellos se asocien bajo una idea tan ambivalente como el “antifascismo”, tal concepto les permite blanquear su verdadera naturaleza como en el caso de los ultra comunistas, a quienes afiliarse al movimiento antifascista, les permite maquillar su vieja doctrina para captar participantes en busca de algo nuevo y de una causa justa. El “antifascismo” no deja de ser una pirueta mental.

Estos grupos no necesariamente comparten motivaciones, pero sus intereses son complementarios y se unen por los agentes del orden como enemigo común, pues la Policía es la última barrera que les impide organizar la anarquía a través del terror como paso previo a imponer su orden totalitario (Una Policía Para el Siglo XXI)

Son grupos que nacieron de diferentes “madres”:

  • Ultras de equipos de futbol, es el caso de los Bukaneros del rayo Vallecano.
  • Zonas con problemas sociales como es el caso del Gamonal.
  • Con motivaciones políticas caso de los CDR o IZQUIERDA CASTELLANA.

No se trata de buscar dirigentes, que los hay, la clave es su financiación o apoyo, es el soporte básico de estos grupos, vean EL CONFIDENCIAL.

Antes se nutrían del futbol y de los propios componentes con cuotas, ahora ha entrado la política en ellos, sobre todos en los más radicales, los CDR y este es el verdadero peligro, su politización.

ORGANIZACIÓN

Para entender su organización podemos recordar a la mafia italiana, formada por clanes familiares, al islamismo radical, formado por individuos y grupos religiosos e insurgentes, y los movimientos neonazis aceleracionistas, formados por individuos y grupos identitarios. En todo caso existen la búsqueda de un refugio identitario (1) la auto radicalización (2) y la integración en grupos y células de referencia (3), la afiliación a una causa superior identificada por un enemigo común (4). El producto final es un fiel reflejo de los “cachorros” de ETA.

Se expone un ejemplo básico y sencillo, fácil de entender, antes:

  1. Los cachorros de ETA actuaban en la calle, fanatizados, terrorismo low-cost
  2. Los terroristas, financiados, pegaban tiros en la nuca.

Ahora:

  1. los cachorros fanatizados por un conglomerado de ideas, supuestamente de izquierdas, “combaten en la calle al fascismo” lanzando piedras o ejerciendo de masa.
  2. Los terroristas o guerrilleros urbanos como les gusta ser llamados, llevan una mochila (con material que se referencia en este artículo), organizan barricadas, asaltan comisarias.

No existe, por tanto, una organización definida, son grupos diseminados por el territorio español, con conexiones entre sí.

Basta observar los carteles que anuncian movilizaciones por la libertad de Hasél:

  • Simbología anarquista y de ultra izquierda
  • Diferentes ciudades a la misma hora y concreción de lugares en cada una. Es interesante apreciar en que ciudades están instalados: Madrid, Barcelona, Granada, Valencia, Bilbao… no existen por ejemplo en Salamanca, Zamora, Ciudad Real… solo en las principales y más pobladas.
  • Demuestra lo antedicho; conexión entre sí, unidos por la descabellada idea de combatir el “fascismo”

Como conclusión; son movimientos radicales, de carácter pasional, con cierta financiación y de bajo nivel cultural (desconocen quienes son Mijaíl Bakunin o Benito Mussolini y en varios reportajes dejan reflejado su nivel).

FORMA DE ACTUAR

Método de guerrilla urbana, utilizan a la masa de congregados para atacar putos estratégicos.

La masa de congregados responde a un perfil más o menos definido:

  • Jóvenes.
  • Se consideran revolucionarios, que deben cambiar la sociedad.
  • Escaso nivel cultural y conocimientos políticos.
  • Muchos acuden por mera movida, otros por pillaje y otros por fracaso escolar
  • Con 4000 euros mensuales no saldrían a la calle, irían al Corte Inglés a comprar ropa o a comer hamburguesas Gourmet en vez de tirar piedras. El problema es que no conocen el valor del esfuerzo ¿fracaso en valores desde la familia?

El pasado jueves en Madrid, mientras los telespectadores veían disturbios desde sus televisiones, la policía apreciaba en la calle dos objetivos en los radicales:

  • Congreso de los Diputados: una foto o pintada en las escaleras hubiera sido su triunfo mediático. Se evitó con en la calle Carretas.
  • Puerta del Sol: lugar estratégico que abriría telediarios, de ser “tomada por los violentos”

En la actuación policial, como en cualquier concentración de masas, se les deja una salida a los radicales para que huyan, ese día era la calle Alcalá que no utilizaron, buscaban el enfrentamiento, ese es el motivo de su existencia; combatir el fascismo, combatir las fuerzas de ocupación, combatir el régimen…. representados en la policía.

Las cargas policiales en Calle Carretas y Puerta del Sol se realizaron para evitar la consecución de estos dos objetivos.

Es curiosa también la imagen de motocicletas tiradas y escaparates rotos en la calle Albufera (Vallecas) la madrugada del viernes, cuando los cachorros volvían a sus casas se dedicaron causar daños. Después de los disturbios en el Centro de Madrid.

Concentración y dispersión, funcionan como una goma elástica. Observando los vídeos, se pueden observar que los agentes del caos actúan como perfiles violentos infiltrados entre manifestantes mientras los convocados están concentrados, a mayor convocatoria, más oportunidades. Tal concentración la aprovechan para pasar desapercibidos porque más que ser violentos, usan la violencia de manera estratégica llegado el momento. Quien busque a violentos es posible que no los encuentre.

En las etapas de concentración los agentes del caos no se comportan de manera llamativa, pero se puede identificar sus intenciones por la equipación (ropa con capucha) y una mochila con el siguiente contenido: mechero, aceleradores del fuego como pastillas para barbacoa, alcohol, gasolina, pastillas de freno con ferodo, guantes tácticos para usar elementos incendiarios, una piqueta para sacar adoquines del suelo y otras herramientas para desmontar el pavimento, y transformarlo en piedras, etc.

¿Pueden registrarse mochilas en la etapa que se está formando la concentración e incautar mecheros o cualesquiera de los elementos anteriores? Eso debe quedar a la discreción de los responsables policiales, pero permitiría tener identificaciones positivas para seguir investigando durante mucho tiempo y la LO 4/2015 lo permite.

Las etapas de dispersión son diferentes, en ellas, normalmente antes y después de la concentración, los agentes del caos se separan del resto de participantes, operan en células o dispersas de manera sincronizada en el tiempo, partiendo de que muchas operaciones lanzadas al mismo tiempo tienen más probabilidades de éxito sobre un escenario amplio posible e incluso sobre escenarios alejados del centro de la ciudad. Tal sería el caso de atacar objetivos estratégicos como comisarías de Policía en la periferia, aprovechando que los recursos policiales están concentrados en el centro, como menciona el artículo del Confidencial cuando habla del Manual Táctico de la Nueva Internacional Negra y su aplicación en el terreno.

Lo anterior no es nuevo, pero cabe recordarlo porque demuestra que los agentes del caos también planifican sus operaciones desde una óptica espaciotemporal, y aplican la lógica de la dispersión y la concentración tanto en el tiempo como en el territorio.

Teniendo claro que las operaciones de insurgencia son sincronizadas en un plazo de tiempo establecido y fuera del núcleo de la manifestación, se entiende que no es eficaz dispersar a los que ya se encuentran dispersos quemando contenedores o saqueando comercios. Lo inteligente para controlar un flujo de personas disperso es concentrarlos como hicieron Los Mossos en muchas ocasiones  de modo que los “chicos de las capuchas” se vean obligados a transformarse de “chicos de las sonrisas” (identificarlos) Además de los callejones, la ciudad ofrece otros cuellos de botella para concentrar a insurgentes, como son las bocas del metro abiertas solo en una entrada, pero sin servicio de trenes para evitar la huida, portales abiertos o locales cuya entrada ya han forzado y de los que no podrán salir sin pasar por un filtro en que podrán ser identificados o detenidos. Concentrarlos está funcionando, porque de hecho lo manifiestan en los canales antifascistas de Telegram con quejas como: “continúan las identificaciones en callejones”.

Al igual que los filtros de pasajeros en un aeropuerto, los filtros permiten conducir flujos de personas elegir quiénes continúan en una primera línea y quienes se quedan para ser identificados en una segunda línea por ser de interés policial de acuerdo con los indicadores estratégicos establecidos para la ocasión.

CONEXIONES

Dos tipos:

  • Utilizan redes sociales para difundir sus ideas, perfiles de “socialización” como Twitter o Facebook. En ellas difunden los bulos, la “política” y combaten el mal, difundiendo su doctrina.
  • Redes como telegram, más seguras para “cosas más serias” y conexiones directas entre los mas implicados.

Es la incautación de dispositivos electrónicos para su análisis forense que permita la recolección de evidencias digitales, o recoger evidencias que los vinculen a sus actos, por ejemplo la toma de muestras de sus manos y ropa para determinar si ha estado en contacto con algún producto iniciador del fuego que se ha identificado en los incendios de contenedores o las difusiones que hayan realizado.

TÉCNICA DEL REALITY-SHOW

Sus logros tienen que difundirlos, evidenciar el caos, no se sienten delincuentes sino revolucionarios por eso:

  • La publicidad a la joven que perdió el ojo (posiblemente formara parte de la masa), por cierto, existen dudas si fue una pelota de foam disparada por los Mossos el origen de la herida. Viendo la imagen; tiene varios cortes o heridas incisas en la frente y cara, más propio de una botella que de una pelota de silicona. Esa foto no está tomada al azar, está dispuesta para difundir.
  • Salir en los medios, es básico para ellos, la revolución se realiza con publicidad. Asumen el rechazo social por los saqueos, forma parte de los “daños colaterales” (¿recordáis a ETA?) y permiten que mas jóvenes se unan a la movida en busca de un botín.

Es curiosa la idea que tratan de difundir a la Policía como opresora cuando, reiteramos,  según la cuenta oficial de emergencias en Madrid del pasado jueves:  Balance #disturbios de Sol. @SAMUR_PC ha atendido a 55 personas heridas, de las cuales 35 son agentes de @policia (tres han sido trasladados a hospital). Los otros 20 son manifestantes o transeúntes que se han visto afectados por los incidentes.

COMO SE COMBATEN
  • Policialmente con las identificaciones, los grupos de información, saber quiénes operan, quienes son.
  • Socialmente con el rechazo y con la cultura social sobre la democracia, el fascismo… saber y conocer nuestra Constitución y quien está al margen. Educar a nuestros hijos y a la juventud en valores
  • Políticamente con falta de apoyo, con el rechazo a la violencia.
  • Mediáticamente denominándolos por su nombre, desenmascarándolos, son delincuentes fanáticos, con programas como este.
  • Judicialmente empezar a entender que son organizaciones delincuenciales y no meros alborotadores.
AMPLIAR EL TEMA

El manual de guerrilla urbana publicado en internet:

  • Buscan zonas amplias, grandes avenidas con facilidad para huir.
  • Guardan en contenedores y lugares estratégicos los materiales a utilizar en los disturbios
  • Convocar a la misma hora y atacar en diferentes lugares para ocupar a la policía.
  • No ir identificado para ganar tiempo y complicar la labor policial.
  • Los periodistas son aliados excepto quienes emitan noticias en contra.

El asalto a la Comisaría de VIC ha supuesto un antes y un después en estos grupos; el enfrentamiento directo y el ataque a objetivos.

Un representante de Mossos llegó a afirmar en medios, que no había visto nada igual, que atacaban a la policía, a sus furgonetas, que cargaban contra ellas… hay un antes y un después.

En Barcelona, han sido algo más violentos por:

  • La propia infraestructura de la ciudad, calles anchas…
  • Experiencia sobre el terreno de los CDR
  • Cierta permisividad política.

De alguna manera los grupos surgen (ya se comentó) de forma diversa: futbol, política y zonas azotadas por crisis.

Colaboración en el presente articulo; UNA POLICIA PARA EL SIGLO XXI.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí