ADUANAS. La piel del cazador | Entrevista a un agente del Servicio de Vigilancia Aduanera

0
entrevista-agente-vigilancia-aduanera_h50
- Publicidad -
Comparte ese artículo
amara_martín_vázquez_h50_flor_de_hielo_policia
ADUANAS. La piel del cazador es un cortometraje que nos desvela cómo realiza su trabajo una “tripulación de presa”, un grupo policial operativo compuesto por Agentes Marítimos del Servicio de Vigilancia Aduanera español.
Estos agentes se convierten en brazo ejecutor y responsables de llevar a cabo los abordajes y acciones necesarias para reprimir y combatir la lacra del narcotráfico en nuestro país, siendo el escudo humano encargado de impedir que estas sustancias atraviesen y penetren en nuestras costas.
Descubriremos desde dentro quiénes son, cómo piensan y cómo actúan para hacer frente a esta guerra silenciosa y constante llevada a cabo en uno de los medios más hostiles, el mar.

Eres agente del Servicio de Vigilancia Aduanera, ¿antes de pertenecer a Aduanas a qué te dedicabas? ¿Puedes contarnos quién eres y por qué motivo decidiste cambiar de uniforme?

Mi nombre es M de M, ciudadano español que decidió orientar su vida profesional hacia los cuerpos armados del Estado y que, hoy por hoy, es un Agente Marítimo más de los muchos que componemos el cuerpo de Vigilancia Aduanera.

Antes de entrar a formar parte de Vigilancia Aduanera fui militar profesional en las Fuerzas Armadas.

El motivo principal por el cual cambié de uniforme fue que a lo largo de mi paso por la Armada tuve la oportunidad de participar en dos operaciones antidroga en el océano Atlántico, una como apoyo al G.E.O. y otra junto a la Guardia Civil en el patrullero de altura ¨Centinela¨. Ambas experiencias fueron igual de enriquecedoras y despertaron en mí un gran interés por saber más sobre este tipo de operaciones, llegando a la conclusión de que era Vigilancia Aduanera uno de los cuerpos que tenían esta competencia de manera directa.

Te mentiría si dijera que decidí entrar por vocación al cuerpo desde muy joven, no es así, no tengo familia en él ni conocía a nadie que estuviera dentro, pero sí creo que es uno de esos descubrimientos que se hacen a lo largo de la vida profesional y que resultan ser igual de potentes y motivadores.

He visto que estás haciendo un cortometraje sobre vuestro trabajo, qué es Aduanas desde dentro, qué hay más allá de las persecuciones, como es vivir el día a día cuando os adentráis en el mar, miedos, estrés… podéis desconectar cuando salís del servicio y volvéis a casa con la familia.

El cortometraje ADUANAS. La Piel del Cazador pretende arrojar algo de luz sobre nuestro trabajo, dar a conocer un poco más cuál es nuestra labor dentro de la lucha contra el narcotráfico por mar y describir los factores y situaciones que rodean y forman a una tripulación de presa.

Seguramente, un alto porcentaje de las personas que conocen de nuestra existencia lo han hecho porque han visto esa última fotografía de prensa que muestra una aprehensión de droga junto al logo de la AEAT o porque les ha llegado el video de una persecución de alguna de nuestras patrulleras. Sin duda alguna, han visto operatividad y resultados. El cortometraje pretende mostrar lo que hay antes, durante y después, las sensaciones y emociones, cómo las gestionamos y la fusión del lado más humano con el lado más operativo desde dentro, vistiendo el uniforme.

Más allá de las persecuciones y de lo que llega al exterior, hay personas, personas con un alto valor humano y profesional. Profesionales preocupados por mejorar constantemente, procedentes de distintos lugares, con historias muy diferentes que una vez a bordo, consiguen formar un solo bloque, un bloque sin grietas, algo esencial para llevar a cabo nuestras misiones.

¿El mar? El mar es nuestra casa, nuestro medio, esencia de nuestra especialidad. Somos conscientes de lo que supone estar aquí, por eso realizamos nuestra labor con el máximo de los respetos hacia él. Un error en el terreno puede suponer un desenlace fatal e irreversible, en nuestro caso, el terreno se mueve, es hostil e imprevisible.

Claro que hay miedo, estrés, fatiga, frustración. Lo más importante es aprender a gestionar todas esas emociones. El miedo puede conseguir que una persona se bloquee por completo ante un peligro o puede servir como herramienta clave para mantener un estado de alerta proporcional a la situación en la que nos encontramos. Nosotros nos encargamos de hacer que funcione como lo segundo.

No debemos olvidar que en determinadas situaciones donde la adrenalina consigue enmascarar muchas emociones, no solo somos responsables de nuestra vida, sino de la de nuestro binomio y la de los componentes de nuestra tripulación.

Desde mi punto de vista, es esencial desconectar y dejar toda esta carga emocional en el puesto de trabajo, pero a veces es algo que resulta imposible, sobre todo cuando tu tripulación lo ha dado absolutamente todo y el objetivo a cumplir se ha frustrado.

He visto una imagen de ti a través de tus publicaciones y son las ganas de aportar cosas nuevas, una visión de Aduanas nunca vista, en qué momento la idea se forma en tu cabeza, la posibilidad de dar una imagen exclusiva del cuerpo y transmitirlo a los demás, de esos sentimientos que la sociedad desconoce, qué muchos desconocen el trabajazo que hacéis todos los días oculto porque no hay medios de comunicación que se preocupe de estar ahí …

En repetidas ocasiones, mis compañeros y yo, justo antes de llegar a un objetivo, todos situados en la proa de la patrullera y preparados para un posible abordaje, comentábamos; Lástima que nadie pueda ver lo que estamos viendo en este preciso momento. Puede sonar poético, pero incluso en esos instantes de incertidumbre, tensión y de estrés, se producen imágenes sorprendentes. Ver cómo te acercas de manera silenciosa a las coordenadas donde se encuentran cinco gomas abarloadas, que se percaten de tu presencia, se separen a gran velocidad y comience una persecución en conjunto con nuestros medios aéreos, es algo que queda grabado.

Después de meditarlo, llegamos a la conclusión de que era algo posible. Teníamos las herramientas y los conocimientos necesarios para llevar a cabo el rodaje, estamos en el lugar indicado para hacerlo y la historia a contar ya estaba escrita.

El cortometraje no pretende representar a todo el colectivo de Vigilancia Aduanera, existen muchos destinos con características únicas adaptadas al tipo de contrabando de la zona en la que se encuentren, pero lo que sí pretende es dar una visión generalizada del trabajo que se realiza a bordo, siendo muy fiel a lo que vivimos en nuestra base.

Creo que el cortometraje puede cumplir dos funciones igual de importantes según mi criterio. La primera, sin duda alguna, es dar a conocer algo más esta profesión y darle la importancia que se merece. De ahí nace el eslogan que acompaña a La Piel del Cazador (creando imágenes a la altura del escudo que representamos).

 La segunda, como no podía ser de otra forma, es despertar interés entre los que aún no nos han descubierto, mostrar una idea general de lo que somos, tanto en los buenos momentos, como en los no tan buenos. De este modo podría servir como llamada a futuros compañeros o simplemente poder enseñar una porción de lo que me hubiera gustado ver cuando opositaba al cuerpo con muy poca información.

Con tu cortometraje intentas hacer un reclamo, una llamada de atención, ¿un mensaje de SOCORRO?

No, en absoluto, no es ningún reclamo ni ninguna llamada de socorro. Tal vez la pretensión está más enfocada en realzar los valores, capacidades, actitud y aptitud del personal, de los hombres y mujeres que forman este cuerpo y que entregan lo mejor de sí mismos para cumplir con su deber.

Está claro que ni la voluntad del personal, el espíritu de servicio ni sus ganas de trabajar van a dar más caballos de potencia a nuestras máquinas ni aumentarán la autonomía de nuestros helicópteros, pero nos sorprendería saber en qué porcentaje y me atrevo a decir que, en uno bastante alto, algunas cosas que parecen casi imposibles, se logran gracias a la valía de estas personas. Estamos y lo seguiremos haciendo, con o sin apoyo de los medios, como hasta ahora.

 Y sí, se alcanzan gomas, y sí, son aprehendidas junto a sus tripulantes y su mercancía.

” Tripulación de presa” quién compone este grupo policial operativo? ¿Cuántos miembros vais en las embarcaciones? ¿Cómo se prepara un operativo?

La Tripulación de presa es el grupo operativo formado por hombres y mujeres de Vigilancia Aduanera dentro de las tripulaciones de cada embarcación. Este equipo es el encargado de llevar a cabo los reconocimientos, abordajes y acciones necesarias en un operativo. Está compuesto por nuestros agentes, pilotos y mecánicos en el caso que fuera necesario.

El número de componentes puede variar adaptándose a las características y circunstancias concretas de la misión a cumplir y de la embarcación en la que se encuentren. No es lo mismo un abordaje desde la cubierta de nuestras ¨Rodman 101¨ con capacidad para dieciséis tripulantes, que un desembarco a bordo de una de nuestras embarcaciones auxiliares, por poner un ejemplo.

Los operativos pueden nacer de diferentes formas. Desde investigaciones judicializadas que acaban con una orden de abordaje hasta por la acción de nuestras patrullas sobre el terreno. Es parte de nuestro trabajo realizar reconocimientos a las embarcaciones que transitan nuestras aguas y de ahí, que un registro acabe con un positivo en tráfico de sustancias ilícitas.

Cuantos años lleváis reclamando más medios humanos y materiales para hacer frente al tráfico de drogas? ¿Qué cantidad de toneladas se incautan al año? Las drogas son muy rentables para muchos, todos hablan de una lacra para los que os dedicáis a detener el acto delictivo, resulta que tenemos aviones de combate, barcos de la Armada, un submarino, un gran ejército y no hay medios , ni material, ni presupuestos, ni forma alguna para luchar contra el narcotráfico que llega a nuestras costas, me da por pensar que hay muchos que se benefician desde éste gran negocio y lo que menos interés tienen es justamente de que se acabe, qué piensas sobre ello?

Creo que lo más sensato por mi parte es reconocer y saber identificar en qué eslabón nos encontramos. Nosotros ejecutamos órdenes y nos encargamos de hacerlo de la mejor manera posible, con los medios técnicos y humanos con los que dispongamos en ese momento.

Entrar en si existe o no, un posible interés oculto es algo que se escapa totalmente de mi visión. Además, considero que no se conseguiría nada palpable imaginando como podría ser nuestro trabajo con un material que de momento no existe dentro de nuestras dotaciones. Tenemos lo que tenemos, nos familiarizamos con ello y lo utilizamos de la mejor forma posible.

Algo positivo a mencionar al respecto es el gran número de operaciones que se llevan a cabo en conjunto con la Armada, Guardia Civil o Policía Nacional y que la mayoría se resuelven con muy buenos resultados.

El Gobierno de España pone a disposición del ciudadano la información referente a las cantidades de droga incautadas anualmente, algo que es accesible para todo el mundo.

¿Cuál es la imagen que se muestra en los informativos en apenas dos minutos?

Detrás de ese breve instante en el que se menciona el resultado de una operación en las noticias se puede ocultar una larga investigación, un adiestramiento que comienza en la academia de la Policía Nacional en Ávila en el momento del ingreso y que debe continuar en los diferentes destinos. Unos cursos de manejo de armas e intervención en conjunto con la Infantería de Marina además de otros relacionados con la supervivencia en la mar, por citar algunos.

No debemos olvidar que nuestro puesto combina un trabajo puramente policial con unas caracterícticas adaptadas al mundo náutico. De ahí la importancia de adiestrarnos para saber qué puesto desempeñar en un posible abandono de buque, qué hacer en caso de tener que extinguir un incendio a bordo, saber cómo responder y solventar una vía de agua en una embarcación aprehendida o realizar un rescate de hombre al agua.

De primera mano sabemos lo que ocurre después de llevar casi dos horas de persecución en malas condiciones de mar, ver cómo revientan los motores de una goma teniendo que realizar labores de contraincendio y acabar rescatando a sus tripulantes hasta ponerles a salvo. Indudablemente no podríamos estar tan orgullosos de la rápida intervención y respuesta de la tripulación si no existiera un trabajo de adiestramiento previo ante estas posibles situaciones.

Como buenos profesionales que sois deberíais tener todos los medios necesarios de última generación para trabajar, hemos visto que es una quimera, una ilusión de la imaginación, pero resulta llamativo que los delincuentes si tengan esas tecnologías, ¿no sé pueden utilizar los motores de esas embarcaciones ilegales y modificar las vuestras? Quién diseña vuestros barcos debería innovar en mejoras, ¿no?

Sería lo ideal y lo óptimo disponer de la última tecnología y equipamiento para realizar nuestra labor, nosotros y toda la Administración en general, sobre todo en lo que respecta a esta modalidad de narcotráfico por mar, por sus características. Lo cierto es que, aunque hoy por hoy, pudiésemos disponer de los últimos avances tecnológicos, es algo que nos permitiría estar en igualdad de condiciones durante un corto a medio periodo de tiempo.

Luchar contra algo que está en constante evolución y que cuenta con el respaldo de una potente financiación obliga a cualquier organismo público a someterse a una actualización constante. De igual forma, esta supuesta ¨desventaja¨ tecnológica, no nos deja fuera de juego y así queda demostrado.

Sobre la última noticia, el Ministerio del Interior declarará Zona de Especial Singularidad el Campo de Gilbratar este mismo año, ¿esto es un triunfo o tendréis que esperar a verlo cumplido para comprobar si es verdad la palabra dada? Crees que lo que se debería es extender a otros puntos conflictivos donde los narcos campan a sus anchas?

Creo que es muy necesario que exista una homogeneización de conceptos e ideas a todos los niveles. A igual trabajo y competencias en una zona concreta, igual consideración, sin más.

Nuestros compañeros no reclaman algo que sobrepase lo normal o lo evidente, simplemente exigen jugar en las mismas condiciones que el resto de colectivos. El sobresfuerzo llevado a cabo en una zona tan deprimida socialmente como Algeciras debería ser compensado.

Llegados a ese punto y en el caso de llegar a lograrse, estoy seguro de que todos lo veríamos como un logro común, venga de la base o lugar que venga se trataría de un logro, un logro para compañeros del cuerpo, con lo cual, un logro para todos.

Respecto a que pueda ser extensible a otras zonas, sí, por supuesto. Como comenté anteriormente, este es un negocio que está en constante evolución, lo que haría perfectamente posible que una zona en la que hoy por hoy exista poca o nula actividad, mañana, se transforme en una zona sensible y cambie totalmente las necesidades del servicio, viéndonos obligados a desplegar más medios personales y materiales.

Aquí finaliza nuestra entrevista con nuestro Agente de Aduanas M de M (@aduanaslapieldelcazador ) espero que sea un rotundo éxito tu cortometraje La Piel del Cazador y yo como siempre intentando dar visibilidad a las cosas interesantes, a los proyectos que merecen toda mi atención y dar luz y apoyo incondicional, sabes que puedes contar conmigo y todo el Servicio de Vigilancia Aduanera para contar vuestra verdad cuando queráis, gracias por confiar en mi y dejar que participe en un trocito de tu historia.

h50 publica este artículo realizado por la mujer que se encuentra detrás del perfil de Instagram @laflordehielo. Una guerrera, escritora y defensora de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad y Fuerzas Armadas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí